Educación en casa: los tiempos difíciles son tiempos de aprendizaje y crecimiento

04 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
En tiempos difíciles en los que la educación tiene que ser en casa, no queda más remedio que estar a la altura y saber que también son tiempos de crecimiento.

Estamos ante tiempos complicados; la educación en casa se ha hecho una realidad para millones de familias con hijos y hay que estar a la altura para que los niños no pierdan aprendizaje durante el confinamiento que nos toca vivir por el virus COVID-19. Pero, sobre todo, para que cuando pasen de curso puedan hacerlo en condiciones óptimas en cuanto a su conocimiento.

Este cambio repentino de roles de asesor educativo y ayudante para que los niños se conviertan en su principal fuente de aprendizaje es complicado. Por supuesto, aprenderán de muchas fuentes, muchas de ellas en internet. Hay que adecuar el tiempo de pantalla, que los niños escriban, que lean… Y el tiempo en familia con todo lo demás de cada hogar.

Educación en casa: tiempos difíciles, tiempos de crecimiento

Los padres están haciendo malabares para poder aprender cómo llevar lo mejor posible esta situación de educación en casa durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus. Los que no saben, aprenden nuevas tecnologías, compaginan con el trabajo o con la búsqueda del mismo, el cuidado de la familia y el cuidado de un hogar.

Este es un momento para trabajar con tus hijos, independientemente de su edad, para tener diálogos abiertos y honestos sobre todo; desde los últimos detalles del coronavirus hasta cómo el no estar en la escuela está afectando sus vidas y la tuya.

La educación en casa: la escuela y tus hijos

La mayoría de las escuelas y los maestros están trabajando arduamente para continuar educando a los niños desde casa, aunque esos esfuerzos, probablemente, dependan de los recursos disponibles a través del colegio de los hijos. Algunos evolucionarán rápidamente y liderarán el esfuerzo, otros, quizás sin culpa propia, y más bien por falta de recursos, no podrán ayudar tanto a los padres.

Padre con su hija llevando a cabo una educación en casa.

Si tienes dudas de cualquier tipo en cuanto a la educación en casa en tiempos difíciles, no dudes en ponerte en contacto con el tutor de tus hijos para que pueda orientarte de la mejor manera posible. Tendréis que adaptar la escuela a vuestras vivencias diarias en casa.

Si, por el contrario, no recibes ayuda de la escuela y tienes que poner todo de tu parte para que tu hijo pueda seguir el ritmo académico, no te preocupes si las cosas no salen según lo planeado cada día.

Es más importante que los niños sepan que son importantes para ti y que estás ahí para ellos, que haces las cosas lo mejor que puedes con los recursos y el tiempo del que dispones. Será necesario que tengas en cuenta estos puntos:

  • Organización y programación de las tareas diarias.
  • Ser flexible en el horario aunque se tenga uno fijado.
  • Hacer las cosas juntos.
  • Administrar el tiempo de pantalla.
  • Leer cada día libros.
  • Escribir cada día en papel.
  • Hacer descansos.
  • Enseñar a tus hijos también a hacer las cosas diarias en casa.

Las tareas son importantes, pero la salud emocional de tu hijo también lo es.

Apuesta por el interés y el crecimiento en la educación en casa

Cuando los niños se ven obligados a aprender fuera de sus propias áreas de interés, puede ser una lucha académica. Entonces, averigua qué preguntas tienen tus hijos primero, sobre el mundo, sobre arte o música, insectos, serpientes o cosas lindas y peludas. Permíteles hacer la pregunta y luego aceptarla y ayudarle a buscar esa información que quieren saber.

Para los niños que aprenden lo que quieren aprender, es un juego de pelota completamente diferente que termina con menos quejas, menos peleas y más aprendizaje.

Padres pasando un rato en familia con sus hijos y llevando a cabo una educación en casa.

Cuando están comprometidos, los niños se autodirigen y se motivan a sí mismos, pero depende de los padres darles esa oportunidad; hay que intentar inspirarlos y darles estructura para ayudarlos en su camino de aprendizaje autodidacta.

Además de ser una valiosa experiencia educativa, involucrarse en un tema de su elección también puede aumentar la autoestima de tu hijo; ofrecerle un marco para la autodisciplina y la capacidad de superar los desafíos de aprendizaje por su cuenta con la satisfacción que conlleva convertirse conocedor de un tema.

Por definición, la elección del tema aquí depende de la escuela, pero también de tu hijo. Siéntete libre de hacer una lluvia de ideas con él, proponer una lista de preguntas y temas… Puedes dirigir su aprendizaje; simplemente, no intentes ser el propietario.

Crecimiento familiar y unión emocional

Todos y cada uno de nosotros estamos lidiando con la ansiedad y la preocupación por muchas áreas diferentes de la vida en este momento. Educar a tus hijos en casa durante los cierres escolares causados por el coronavirus del año escolar 2020 no debería ser una de ellas.

Sí, los miembros de la familia se turnarán para poder llegar a todo, incluidos los padres. Solo tienes que asegurarte de conectar con tus hijos y adoptar un enfoque flexible para el aprendizaje. Es un poco difícil apreciarlo en este momento, pero para muchas familias esta es una oportunidad rara y estelar de conocerse realmente de manera más honesta y profunda.