Consejos para la higiene bucal de tus hijos

La higiene bucal de los pequeños de la casa, debe iniciarse desde el instante que nacen, ya que una excelente higiene bucal, junto a los hábitos de limpieza correctos, permitirá que cuide responsablemente de su sonrisa por el resto de su vida.

La Academia de Odontología General indica que el cuidado e higiene de la boca debe empezarse una vez el niño deja de lactar, aproximadamente a los cuatro meses de edad, donde inicia a ingerir alimentos sólidos.

Es conveniente que los pequeños de la casa, limpien sus dientes mínimo dos veces al día, incorporando a nuestra rutina del día a día el hábito de cepillar los dientes con educación  antes de desayunar, antes de irse a dormir y de comer golosinas.

Los padres debemos enseñar a nuestros hijos a cepillar sus dientes, con responsabilidad pero siempre con un toque de gracia, como si fuese un juego para que se adapten con confianza, sin temor y rechazo a esta nueva experiencia.

Es recomendable iniciar el proceso de la higiene dental como si fuese un juego, puedes inventar un baile o cantar la canción del doctor muelitas, mientras le enseñas la importancia de cepillarse, para evitar que los enemigos de los dientes como son las bacterias y caries ataquen sus dientes.

Para evitar esa visita molesta al dentista, te brindo unos simples consejos que pronto te ayudarán a sonreír de orgullo por esa higiene bucal adecuada que el asegurará un sonrisa hermosa y sana a tu pequeño.

Higiene Bucal desde recién nacido

Higiene bucal para tus pequeños 1

Los bebes no tienen dientes hasta los cinco u ocho meses de vida, por lo que es importante establecer un higiene de las encías, por lo que se recomienda utilizar un trapito de gasa o algodón con movimientos circulares en las encías, lengua y cachetes para retirar toda la placa y bacterias que se acumulan en la boca.

Es importante que apenas brote el primer diente de tu pequeño, lo lleves a consulta con un médico dentista para que realice la primera evaluación, para constatar que todo está en orden y su vez crear ese primer vínculo con la higiene dental que tu hijo desarrollará durante su vida.

En la medida de tus posibilidad, evita el uso constante del chupón, utilízalo únicamente cuando percibas que tu pequeño sufre de comezón en las encías, pero no lo establezcas como un hábito diario, ya que puede ocasionar problemas a nivel del paladar y el desarrollo correcto del hueso de los maxilares, convirtiéndose en un dolor de cabeza futuro.

Otro consejo de vital importancia y que seguro agradecerás es que recuerdes no permitir que tus hijos vayan a la cama luego de beber su biberón de jugo o leche, lo último que debe tomar tu pequeño antes de ir a la camita debe ser agua para que su boca se mantenga limpia y no se generen esas molestas placas y caries por culpa del biberón.

Higiene para los primeros dientes de leche

Higiene bucal para tus pequeños 3

Es recomendable que después de cada comida se cepillen los dientes, en el caso de los niños de 5 meses a 12 meses, se recomienda lavar los dientes con un trapito de gasa o algodón, con agua únicamente, a partir del año es necesario empezar a utilizar un pequeño cepillo dental, que sea especial para bebés y a partir de los 2 años se puede ir agregando un poco de crema dental.

A nivel comercial podrás encontrar diversas marcas, sabores, y colores que serán llamativos para tus niños, pero recuerda que lo mejor es utilizar cremas dentales exclusivas para niños, aquellas que son fabricadas con ingredientes naturales y sin flúor.

Es necesario que siempre leas la composición y los consejos sobre cómo utilizar el producto, para verificar que indiquen que puede ser ingerida sin problema por parte de los bebes, recuerda que ellos no saben escupir y por curiosidad es probable que se traguen la pasta, para conocer su sabor, por lo que se recomienda colocar poca cantidad en el cepillo.

Ten presente que aunque sean dientes de leche siempre deben evaluarse y aplicar tratamiento ante la presencia de caries, puestos son la ruta principal de los dientes permanentes.

Tips Generales

  • No es recomendable cepillar los dientes con cepillos que tengan cerdas extremadamente fuertes o rígidas, por desgastan el esmalte de los dientes y maltratan las encías.
  •  Recuerda que cada tres (3) meses es necesario cambiar el cepillo de dientes, para que el cuidado de la dentadura funcione.
  • Enseña de forma adecuada a tu pequeño a limpiar sus dientes, no olvides que debe limpiar los dientes frontales, superiores, inferiores y traseros, tres veces al día o después de cada comida.
  • Ayuda a complementar la limpieza de los dientes de tu pequeño, utilizando hilo dental desde los 4 años, o enjuague bucal, a partir de los 6 años.
  • Vigila su alimentación, recuerda que los alimentos con altos índices de azúcar pueden producir caries y problemas de salud de importancia.
  • Es de vital importancia que no olvides cada 6 meses visitar al dentista.

Ten presente que es nuestra responsabilidad enseñar a nuestros hijos a crear hábitos de higiene bucal que le permitirán mantener su salud en óptimas condiciones. Ofrece a tus pequeños la alegría de sentirse sanos, seguros y felices.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar