Consejos para fortalecer la confianza del bebé

Fortalecer la confianza del bebé es muy importante. Por eso, madre y padre deben trabajar en ello desde la más corta edad. Se trata, nada más ni nada menos, que de una inversión a futuro. Ahora bien, ¿cómo trabajar en ello?

Pues, en primera instancia, debes comenzar a construir tanto la confianza del bebé como su autoestima. Eso se comienza a trabajar a partir de los seis meses aproximadamente. Luego, la idea es contribuir a su refuerzo diariamente.

En este artículo de Eres Mamá, te brindamos algunos últiles tips para fomentar la confianza y autoestima del bebé. No te pierdas un solo detalle y toma nota de algo que agradecerás a medida que tu hijo vaya creciendo.

La importancia de fomentar la confianza del bebé

A partir del año, los bebés se sienten profundamente atraídos por el mundo exterior. Tal es así que, obnubilados ante lo que los rodea, desean explorarlo. Por supuesto, a su manera. Andar descalzo, llevarse objetos a la boca, someter todo al tacto son algunas de sus formas favoritas.

Durante esa misión infantil tan expeditiva, el rol de los padres resulta de vital importancia. Madre y padre deben cuidar y guiar al niño en este maravilloso camino.

cumpleaños 1

La base de estos tipos de aprendizaje consiste en la estimulación. Está de más afirmar que esta debe ser positiva. Con paciencia y mucho amor, debemos empujar al niño a que se anime a probar. Sembrar temores, forzar a hacer aquello que no quiere e incluso herir al niño puede ser contraproducente.

No olvides jamás celebrar y compartir cada uno de sus pequeños logros. No importa qué tan grandes o chicos puedan llegar a ser sus descubrimientos. Lo que cuenta es valorar cada una de sus conquistas. Él siente que ganó mucho, y seguramente así sea.

Trabaja la confianza del bebé

  • “Mereces lo que sueñas”. Haz saber a tu hijo que puede lograr todo aquello que se proponga. Paralelamente puedes fomentar también la idea del esfuerzo y la dedicación en pos de lograr determinadas metas.
  • “¡Eres tan brillante!”. Destaca y subraya todas y cada una de sus cualidades. Asumiendo estas aptitudes y destrezas, comenzará a creer en sí mismo. En consecuencia, la confianza en él aumentará considerablemente.
  • “¡Eres un campeón!”. Demuéstrale cuán bien puede hacer las cosas y todo lo bonito que puede lograr. Remarca sus virtudes e intenta corregir sus errores de manera asertiva, sin herir. Pues no olvides que de lo que más se aprende es, paradójicamente, de los yerros.                                                                                                               Baño del bebé
  • Stop ansiedad. Si transmites este sentimiento a tu hijo, las consecuencias serán realmente nefastas. Nada bueno se puede hacer con temor. Con angustia y ansiedad, menos. Por eso evita que tú y tu pequeño experimenten algunos de estos sentimientos ya que puede ser riesgoso. De ese modo paralizas al niño y bloqueas su experimentación. Con esto, anulas descubrimientos y aprendizajes.
  • ¿Un mundo ideal? Lo esencial no es mostrarle un mundo perfecto e ideal pero sí basta con ser realistas con cierto tacto. Quiere decir esto que como madre es tu misión brindarle seguridad al niño. Entonces, debes ser capaz de ofrecerle a la criatura una percepción positiva y tranquilizadora sobre el mundo que habita.
  • Mucho cuidado con los juicios de valor. Nunca olvides ni pases por alto los comentarios que esbozas delante de tu hijo. Un descuido con tus palabras puede salirte demasiado caro. Pues no es para menos si consideramos que la autoestima del bebé se forma mediante los juicios de valor que haces. Incluso aquellos dichos proferidos por otras personas pueden marcar al niño. Controla este aspecto siempre, pero especialmente durante los primeros años de vida del menor.
Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar