Consejos para decorar la habitación del niño - Eres Mamá

Consejos para decorar la habitación del niño

Cuando un bebé va a nacer provoca alegrías en toda la casa. Mamá y el resto de la familia quieren que todo esté más bonito, más limpio y ordenado. El cuarto del futuro hijo que ni se diga: sus juguetes, cuna, ropitas… todo se tiene tan impecable como si el recién nacido fuera a pararse en la puerta de su habitación y decir: Vaya, ¡qué bonito cuarto me han preparado!

Lo cierto es que se hacen malabares por decorar, lo mejor posible, el cuartito más cálido en materia emocional, que por mucho tiempo va a haber en la casa.

Hoy te traemos algunas ideas para decorar la habitación de tu hijo, ese que está por nacer, o el que ya llena tus años de alegría.

El color de la habitación

Más allá de si será niña o niño, el color que se elija para pintar las paredes de la habitación del niño debe transmitir paz, seguridad, confianza, suavidad, amor… por eso, aun cuando quieras optar por poner figuritas y muñequitos por todos lados, al color del fondo debes prestarle la importancia que tiene.

Los colores llamados “pastel” son perfectos para darle un tono agradable a la habitación del bebé. Ellos exhiben una amplia gama de tonalidades entre las que se encuentran el celeste, beige, amarillo, verde, rosa, salmón… cualquiera de los que te mencionamos y muchos otros que no están en la lista, puede ser perfecto.

Ahora bien, si te gusta mezclar las tonalidades en una misma habitación quizás te sea funcional pintar tres paredes de un color y una cuarta de otro que bien contraste con el primero o le pegue, según tu gusto.

Igual también puedes dejar dos paredes de una misma tonalidad y pintar otras dos de cualquier otra.

La decoración del cuarto  2La decoración del cuarto  2

La decoración para ahorrar en espacio

Otro punto que debes tener en cuenta es el espacio. Sobre todo, los cuartitos pequeños necesitan de “cada cosa en su lugar” para mantener el orden, el equilibrio y no causarte estrés.

Si ese es el caso de tu vivienda opta por no sobrecargar de colores el ambiente, porque eso te provocará el caos.

Compra el mobiliario de un mismo color; blanco, preferiblemente, de esa manera te dará la sensación de que el espacio no es tan reducido y que cada mueble se encuentra dónde debe.

Para ayudarte a aprovechar el espacio te recomendamos comprar útiles y elementos decorativos que puedan sujetarse de la pared para así liberar el piso y dejar lugar por donde transitar. Dentro de este grupo puedes incluir:

  • Si en tu país no se usa calefacción, ni el aire acondicionado, o tu economía no alcanza para pagar esas cuentas y te refrescas con ventiladores, compra aquellos que se sujeten en el techo o los que puedan asirse a la pared
  • En algunas culturas se usa mucho la pañalera: una especie de jaba grande hecha de tela que se cuelga y dentro de la cual se colocan los pañales, toallitas y culeros del bebé. Las pañaleras son muy útiles para tener los paños a la mano. Como se sujetan a la pared no estorban el paso, y encima pueden adornarse con cintas y encajes para usarse también como parte de la decoración
  • Todas las mesitas que puedas te vendría bien tenerlas sujetas a la pared a cierta altura del piso
  • Coloca un estante o vigas asidas a las paredes en donde situar todos los peluches y muñecos. Hay quien gusta de poner las vigas alrededor de toda la habitación y así usar los juguetes como elementos decorativos.

dormitoriobebepanoramicaestilopialr_5204

Decora la habitación del niño promoviendo el reciclaje

Reciclar es darle una segunda oportunidad, un valor extra a un objeto o material que quizás fue construido y hecho para darle un fin muy ajeno al que vas a ofrecerle en esta segunda etapa. Es retrasar el final de la vida útil de un elemento y dotarlo de características extras para que sirva en otros menesteres.

Reciclar puede ser una manera de decorar el cuartito de tu pequeño dotándolo de diseños y confecciones creados por tus propias manos. Algo así, te creará una satisfacción personal más grande que si contrataras a un experto de la decoración para ambientarlo.

Mira qué materiales que ya no uses puedan servirte para darle un toque personal a la habitación de tu bebé.