Biberón de plástico o de vidrio: ¿cuál elegir?

Te contamos todo lo que debes saber para elegir entre un biberón de plástico o uno de vidrio. Sigue leyendo.
Biberón de plástico o de vidrio: ¿cuál elegir?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 16 noviembre, 2021.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

Cada vez más padres se preguntan si es mejor alimentar a los pequeños con un biberón de plástico o con uno de vidrio. Es que el mercado infantil ofrece un sinnúmero de opciones para escoger y esto puede confundir a los primerizos.

Hoy en día estos utensilios no se usan solo cuando se opta por la lactancia con leche de fórmula. Cuando se lleva adelante la lactancia materna, los biberones también pueden ser necesarios para la vuelta al trabajo materno o ante las dificultades en el acople boca-pezón.

Por lo tanto, más allá del tipo de leche, la compra de un biberón puede ser necesaria. Y conocer mejor las opciones, les permitirá a los padres tomar mejores decisiones sobre la alimentación de su pequeño.

Características de los biberones

Antes de optar por un biberón de plástico o de vidrio, debes conocer las características que los diferencian. Entre sus cualidades distintivas, destacamos las siguientes:

  • Peso: los biberones fabricados con plástico son más livianos y fáciles de manejar. En cambio, los confeccionados con vidrio son bastante más pesados.
  • Resistencia: un biberón de vidrio resiste a los arañazos y a las fuentes de calor. Por su parte, el plástico puede sufrir rasgaduras donde se acumulan gérmenes y desprender toxinas al calentarse.
  • Color: el biberón de plástico y el de vidrio se caracterizan por ser transparentes, aunque los primeros suelen tener una tonalidad más opaca. Es común que con el tiempo el plástico se oscurezca y se tiña con algunos alimentos.
  • Olor: el plástico puede absorber olores, en cambio el vidrio no.
  • Roturas: el biberón de plástico se puede considerar irrompible. El de vidrio es bastante frágil y si se cae, lo más probable es que se rompa. Esto aumenta el riesgo de cortes y lastimaduras.
  • Desgaste: el plástico se deteriora con el uso, sobre todo al someterlo a fuentes de calor como la esterilización. El vidrio, por el contrario, no se desgasta ni se modifica con las temperaturas.
  • Mantenimiento: tanto el biberón de plástico como el de vidrio pueden requerir sustituciones frecuentes. Los de plástico necesitan recambiarse al cabo de un tiempo debido al deterioro del uso diario. Los de vidrio suelen romperse por accidente con mayor frecuencia.
  • Impacto ambiental: el vidrio se considera un material mucho más respetuoso con el medio ambiente que el plástico.
  • Tamaño: tanto el biberón de plástico como el de vidrio se encuentran en diferentes tamaños. Desde mamaderas pequeñas de 60 o 90 mililitros para las primeras semanas, hasta otras de 150 y 300 mililitros para cuando el niño crece.
Bebé comiendo solo un biberón.

Diferencias entre el biberón de plástico y el de vidrio

Como has visto, existen diferencias notables entre un biberón de plástico y uno de vidrio. La elección de uno o del otro será en función de las necesidades de tu niño, su edad y tus propias preferencias.

A continuación, te mencionaremos las características destacables de cada uno de estos materiales.

El biberón de plástico

Este material se caracteriza por ser liviano, transportable y resistente a los golpes y a las caídas. Por esta razón, es la opción más conveniente a la hora de movilizarse o cuando el pequeño ya manipula la mamadera por sí mismo.

En la actualidad, la mayoría de los biberones de plástico están confeccionados con materiales seguros y aptos para la alimentación de los lactantes. De todos modos, el tiempo de uso y la temperatura de la esterilización los desgastan poco a poco.

Es común que el color de la mamadera se torne más opaco, que adquiera cierto olor y que sufra rasgaduras. En ellas proliferan los gérmenes y por eso se insiste en el hecho de mantener estos recipientes bien limpios.

Lo ideal es no introducirlos al microondas para evitar su deterioro y para prolongar su vida útil.

Un aspecto importante a considerar

A la hora de elegir un biberón de plástico, debes saber que existen normativas para la fabricación de estos utensilios. Por ejemplo, la prohibición del uso del bisfenol A (BPA) entre sus componentes.

Este químico se utiliza habitualmente para la confección de distintos plásticos. Sin embargo, la acumulación de esta sustancia en el organismo de los bebés puede resultar bastante perjudicial. Entre algunas de las enfermedades relacionadas al BPA se han descrito trastornos metabólicos, hormonales, hepáticos e incluso, tumorales.

En la Unión Europea está prohibido el uso y la venta de biberones que contienen BPA. Por eso, para comprobar la calidad de la mamadera que vas a comprar es necesario observar dos aspectos:

  • El etiquetado: si aparece la leyenda “UNE-EN14350” en el empaque quiere decir que cumple con la normativa europea.
  • Su parte inferior: allí se encuentra un triángulo con un número. Lo ideal es evitar los que poseen el número 3, 6 y 7 o las letras PC, pues pueden contener BPA. Los que poseen el número 1, 2, 4 o 5 son seguros.

El biberón de vidrio

El biberón de vidrio suele recomendarse por ser uno de los más fáciles de limpiar y de esterilizar. Las características del material evitan que queden gérmenes adheridos a las paredes del recipiente.

Por ende, los biberones de vidrio se consideran más seguros para la salud del bebé en cuanto al riesgo de infecciones.

Además, el desgaste de este material es casi nulo: no cambia con el tiempo, no se tiñe, no adquiere ningún olor ni sabor y no se deteriora con la temperatura. Esto lo vuelve apto para calentar directamente en el microondas, ya que no elimina ningún tóxico con el calor.

Finalmente, es un material transparente, duro, impermeable, no es poroso y tiene una gran resistencia a los arañazos. Estas características le proporcionan una gran durabilidad, a menos que se caiga y se rompa.

De todos modos, el vidrio es un material más amigable con el medio ambiente y en el caso de roturas, se puede reciclar.

Una de las desventajas que posee es su peso, lo que puede ser un problema a la hora de transportarlos.

Otro inconveniente es su fragilidad, por lo que no es un objeto recomendable para que manipule el niño por sí solo.

Una elección personal…

Como has comprobado, elegir un biberón de plástico o de vidrio depende en gran medida de las preferencias y las necesidades de cada familia. Cada uno de los materiales tiene sus ventajas y sus desventajas, pero responden mejor a las distintas situaciones.

Las mamaderas de cristal pueden ser útiles para los primeros meses del bebé. Pero a la hora de usarlo fuera de la casa o cuando el bebé quiere manipular su biberón, los de plásticos resultan más ligeros y seguros.

Para optar por un biberón de plástico o de vidrio lo mejor es pensar en los momentos en que se utilizará la mamadera, la edad del niño y las preferencias familiares. Ambas opciones tienen sus beneficios y tú y tu bebé podrán encontrar el que mejor se adapte a sus propias necesidades.

Te podría interesar...
Cómo preparar, limpiar y esterilizar el biberón paso a paso
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo preparar, limpiar y esterilizar el biberón paso a paso

El biberón cada vez se utiliza menos, pero hay que cumplir unas normas de higiene para evitar infecciones por bacterias.



  • Cerpa Sáenz, E. J. (2019). Determinación de bisfenol a en mamilas y biberones comercializados en la ciudad de Cartagena de indias utilizando cromatografía de gases acoplado a espectrometría de masas (GC/MS) (Doctoral dissertation, Universidad de Cartagena).
  • Siddique, S., Zhang, G., Coleman, K., & Kubwabo, C. (2021). Investigation of the migration of bisphenols from baby bottles and sippy cups. Current Research in Food Science, 4, 619-626.
  • Ortega-García, J. A., Aguilar-Ros, E., Ares-Segura, S., Agüera-Arenas, J. J., Pernas-Barahona, A., de Pipaón, M. S., ... & i Tortajada, J. F. (2021, April). Exposiciones laborales, dieta y envasado: recomendaciones para reducir los contaminantes medioambientales en la lactancia materna. In Anales de Pediatría (Vol. 94, No. 4, pp. 261-e1). Elsevier Doyma.
  • Sinuco, D., Castillo, E., Rodríguez, R., & Durán, C. (2019). Migración específica de bisfenol a (BPA) en biberones fabricados en Colombia. Informador Tecnico, 83(2), 30-34.
  • Martínez, A. P. G. (2020). ¿ Y tú, das pecho o biberón? Narrativas, identidad de género y lactancia materna. Desacatos: Revista de Ciencias Sociales, (63), 104-121.
  • Torres Sánchez, M., Santacruz Guerra, M., & Rendón Rojas, C. M. (2018). Análisis de la toxicidad del Bisfenol A en la salud humana: Una aproximación conceptual (Doctoral dissertation, Corporación Universitaria Lasallista).
  • Barasona, M. I. (2018). Estudio de los efectos del bisfenol A como disruptor endocrino en la regulación iónica en zebrafish (Danio rerio), a través del estudio de células adenohipofisarias y branquiales.
  • Beal, J. A. (2018). Baby bottles and bisphenol A (BPA): still a parental concern. MCN: The American Journal of Maternal/Child Nursing, 43(6), 349.