Beneficios de las rutas a pie en familia

Naí Botello · 22 noviembre, 2018
El senderismo es una actividad ideal para compartir junto a los miembros de la familia, pues se adapta a todas las condiciones físicas de sus miembros. ¿Cuáles son las ventajas de esta disciplina?

Durante los últimos años, se ha hablado con frecuencia de los beneficios de las rutas a pie en familia. Es que sin duda la vida tan ajetreada tanto de los padres como de los niños en muchas ocasiones impide que se pueda compartir un buen rato en familia o dejar a un lado el sedentarismo.

Si deseas conectar con la naturaleza, construir hermosos recuerdos y que todos los miembros de la familia se ejerciten, no dejes de leer este interesante artículo sobre el senderismo que te traemos a continuación.

En qué consisten las rutas a pie en familia

Las rutas a pie, también llamadas senderismo o hiking, son un tipo de actividad física que tiene como objetivo acercar a las personas a la naturaleza al realizar caminatas por rutas acondicionadas en parques nacionales, senderos o áreas verdes.

Esta actividad es completamente segura; a diferencia del excursionismo, en el que se recorren parajes aislados que presenten una dificultad al transitar, las rutas a pie se distinguen por contar con balizaje. En otras palabras, se trata de senderos acondicionados para el tránsito de las familias y peatones, que incluyen caminos en piedra, señalética, seguridad por guardabosques y casillas de atención a los ciudadanos.

Consejos prácticos para realizar esta actividad

Una de las mayores ventajas de realizar senderismo es que esta actividad no se considera un deporte competitivo. Por lo tanto, su nivel de esfuerzo quedará a discreción de los miembros de la familia que lo practiquen; ellos mismos deciden el tiempo de duración de la actividad y el tipo de ruta que desean transitar.

De cualquier forma, se deben tomar ciertas consideraciones para que la actividad sea completamente placentera y se aprovechen al máximo sus beneficios.

Uso del calzado adecuado

El primer consejo se dirige a la elección del calzado, pues serán nuestros pies los que se verán más comprometidos al realizar una ruta a pie. En principio, asegúrate de que ninguno de los miembros de la familia tenga problemas en los pies como callos, ampollas o uñas encarnadas.

Luego, elige un calzado deportivo cómodo y, en lo posible, que sea especializado para caminar. También pueden ser botas de excursión que sean frescas y permitan la ventilación dentro del zapato, y que a la vez brinden seguridad y estabilidad.

Hidratación

Todos los miembros de la familia deberán contar con su propio termo con agua fresca. Pueden optar por utilizar cada uno un pequeño morral en el que se incluya su botella de agua, una pequeña toalla para el sudor, aperitivos saludables o frutas frescas, un par de medias de repuesto y una franela limpia, en caso de que el día sea caluroso.

Protección de la piel

Es importante utilizar protector solar factor 50 para la cara y el cuerpo, el cual debe retocarse cada hora. Asimismo, se recomienda utilizar gorras o sombreros.

“Las rutas a pie en familia tienen como objetivo acercar a las personas a la naturaleza mediante caminatas por rutas acondicionadas en parques nacionales, senderos o áreas verdes”

Beneficios de las rutas a pie en familia

Las bondades de las rutas a pie en familia son diversas. A continuación, vamos a clasificarlas para hablar de cada una de ellas.

Beneficios para la salud

Esta actividad resulta muy ventajosa para la salud, pues además de que puede ser practicada sin importar la edad y la condición física, ayuda de inmediato a combatir el sedentarismo, con lo que mejora el sistema circulatorio.

En ese sentido, el senderismo fortalece el corazón, mantiene la presión arterial en óptimo estado y tonifica los músculos de la parte inferior del cuerpo, como los cuádriceps, el femoral y los glúteos.

Por otra parte, realizar rutas a pie ayuda a quemar calorías y, en consecuencia, reduce los niveles de obesidad. Gracias a la agradable sensación que produce al estar al aire libre, estimula a los pequeños a querer hacer ejercicios.

ruta de montaña con niños

Beneficios a nivel emocional

Realizar senderismo proporciona de inmediato una relajación para la mente, por lo que mejora el estado anímico y disminuye los niveles de estrés. De hecho, caminar ayuda a reducir los niveles de cortisol, que es la hormona vinculada con el estrés, y eleva la serotonina, la hormona vinculada al placer y el bienestar.

Por otra parte, practicar esta actividad en familia ayuda a elevar y consolidar los lazos afectivos. En estos ratos, además, se crearán bellos recuerdos que perdurarán para siempre.

Como recomendación final, ten presente que, para realizar esta actividad, deberás elegir las zonas recomendadas por los guardabosques. Del mismo modo, procura hacerlo siempre en las fechas del año que estén permitidas para el tránsito de familias.