9 tips para usar el sacaleche

Adrianazul 29 julio, 2017

Amamantar a tu bebé es un acto íntimo, muy cálido y hermoso. Todo este ambiente interviene en la salida de la leche, la cual está influida por unas hormonas muy relacionadas con lo emocional. Por eso, usar algo que nos recuerde a nuestro bebé cuando usamos el sacaleche es uno de los tips que puedes implementar para que la leche fluya más fácilmente.

Muchas madres llevan consigo la foto de su bebé, alguna prenda que huela a su niño, o si la extracción se hace fuera de casa lo llaman para oírle la voz. Eso ocurre porque la leche saldrá más fácilmente si estimulan la mente con recuerdos del bebé o se escucha una grabación.

Y aunque tener un recuerdo del bebé es una estrategia muy efectiva para estimular el flujo de leche, lo principal para hacer un uso correcto y eficiente del sacaleche es estar relajada.

La lactancia es el vínculo de amor que vuelve sanos, fuertes y felices a nuestros hijos

-Anónimo-

Para muchas mujeres esto es obvio, pero a veces lo evidente es lo primero que pasa desapercibido, así que siempre es bueno que recuerdes que para usar este artefacto es más que necesario que estés relajada, sino no lograrás mucho.

Así que si estás fuera de casa y vas a extraer leche de tus pechos trata de no pensar en todo lo que tienes que hacer en casa ni en la última reunión de trabajo. Más bien, trata de ir a un lugar tranquilo y cómodo donde puedas extraerte leche, donde puedas relajarte y pensar en tu bebé.

sacaleche 2

 

Usar el sacaleche mientras amamantas es efectivo

Si  vas a usar el sacaleche en casa, hay algunos tips que pueden ayudar a relajarte un poco más y a hacer la experiencia menos dolorosa. Puedes aplicarte calor en el pecho, antes y durante la sesión de extracción de leche con el tiraleche; el calor ayuda a dilatar los conductos por donde sale la leche y facilita su extracción.

No obstante, si el pecho está muy lleno, tenso y doloroso, además del calor es conveniente aplicar la técnica llamada “presión inversa suavizante” antes de comenzar la extracción.

También es recomendable masajear el pecho antes de usar el sacaleche. Antes de la extracción de leche dale a tus pechos suaves sacudidas, y durante la extracción con algunos masajes de compresiones.

De igual manera es recomendable separar el pecho del sacaleches de vez en cuando, y “agitarlo” suavemente, así cuando  el aparato vuelva a succionar, la leche saldrá más fácilmente.

Otro truco es usar el sacaleche mientras estás amamantando a tu bebé. En ese momento puedes aprovechar el reflejo de eyección que estimula el bebé mientras está tomando teta y aprovechar el otro pecho para ir llenando el envase en el que vas a almacenar la leche. Recuerda que nada ni nadie saca la leche como un bebé, por eso es más sencillo usar el sacaleche cuando el niño está mamando uno de tus pechos.

El estrés puede inhibir la salida de la leche, por lo que es bueno que cuando uses el sacaleche estés además de tranquila, entretenida en una actividad placentera.

Muchas mujeres se entretienen leyendo, viendo la tele o conversando con una amiga mientras se extraen leche de sus pechos. Ese estado de relajación te ayuda a vaciar completamente el pecho.

De hecho uno de los tips para usar el sacaleche es extraerse de nuevo leche en el primer pecho, cuando vacías el segundo es posible que salga un poco más de leche, aunque previamente ya lo hayas vaciado.

Es muy importante vaciar los pechos al máximo, debido a que la leche del final contiene más grasa y si no se extrae disminuye la producción. También debes tener en cuenta que mientras más veces extraigas leche, más producirás, pues lo único que aumenta la producción de la leche es el vaciado periódico de los pechos.

sacaleche 3

La práctica hace al maestro

El uso del sacaleche requiere experiencia, la cual acumularás a través de la paciencia y la práctica. Así que cuanto más practiques, más fácil y rápido te resultará, no te desesperes al principio no es tan sencillo usar este aparato, sin embargo, como ya sabes la práctica hace al maestro.

Recuerda que no existen fórmulas mágicas ni soluciones perfectas, algunos tips funcionan con algunas mujeres a la perfección y otros no tanto.

Lo ideal es que tú encuentres lo que mejor te encaja en tu día y según ello establecer tus horarios y rutinas, pues tampoco existe el momento ideal para usar el sacaleche. Hay madres que prefieren extraerse leche en la mañana, otras en las noches; cada quien tiene que probar cuál es su momento.

Te puede gustar