7 curiosidades sobre el embarazo que quizás te sorprenderán

Todos los embarazos son diferentes, pero tienen algo en común: siempre resultan fascinantes a pesar de lo normal que son. Alrededor de las embarazadas rondan un sinfín de mitos que sugieren que prestemos muchas atención; al respecto, muchos creen saber todo, pero podemos estar equivocados en la mayoría de las cosas que pensamos.

Son innumerables los datos que pueden llegar a sorprendernos sobre el embarazo, aunque unos más conocidos que otros, siempre habrá algo que ni siquiera imaginábamos.

Toda la información sobre el proceso de gestación es variada, puede ser parte de un grupo de creencias populares o producto de investigaciones científicas, creerlo o no, depende de la opinión personal de quien la recibe.

Es posible  que nosotras hayamos sobrevivido el embarazo sin que nos sucedan cosas extrañas, pero no quiere decir que eso no exista; por ejemplo, una mujer es capaz de producir y expulsar leche mucho antes de dar a luz o puede quedar embarazada cuando ya lo está. Aunque estas cosas quizá no sean muy comunes, pueden suceder, son naturales y están probadas científicamente.

9d2ece0312b29d1c7c638bb6965203aa

Algunas curiosidades son un tanto más extravagantes e inimaginables que otras, es probable que a muchas de nosotras nos haya pasado y otras estemos en desacuerdo.

También podemos hablar de casos que podemos imaginarnos sin que no los cuenten, por ejemplo que el estrés es capaz de causar grandes daños en la conducta del niño. En cualquier caso, vamos a disfrutar estas siete curiosidades sobre el embarazo.

  • Los antojos y las náuseas pueden estar asociadas con el desarrollo olfativo de la mujer durante el embarazo. Se ha demostrado que el sentido del olfato se sensibiliza mucho en esta etapa, por eso muchas embarazadas son especialmente irritables por algunos olores o estar plenamente cautivadas por otros, aun sin que estos sean muy fuertes.
  • Uno de los rasgos que más se destaca en el físico de la embarazada (aparte de sus curvas) es el cabello, se cree que es la mejor etapa para lucir una melena saludable, radiante y vigorosa. Esto viene dado por la estimulación hormonal, por eso, esta cualidad puede cambiar drásticamente después del parto y también es posible que no le suceda a todas, sino al contrario, existen muchos casos de pérdida de cabello en esta etapa
  • Aunque parezcan muy quietos dentro del útero, en realidad los bebés pueden realizar muchas cosas mientras estás en este. Por ejemplo, existen evidencias de que pueden tener hipo, bostezar, chuparse el dedo, rotar e incluso soñar; se imaginan ¿Qué puede soñar el bebé dentro del útero?
19fc7d02650f0ba2581d38c1e25e8563
Imagen cortesía de sergioyclara.com
  • Una mujer podría sufrir contracciones mucho después del parto, incluso podrían presentarse cuando la madre sostiene al bebé y pueden mantenerse de manera intermitente durante días. Esto se debe a una acción refleja del cuerpo humano, especialmente porque la zona donde se localizó el dolor, continúa contraída.
  • De acuerdo a la intensidad de las nauseas se puede identificar si el embarazo es de una niña o de un niño. Según los resultados de algunos estudios, los embarazos de muñeres pueden provocar nauseas más intensas que cuando son varones
  • Durante el embarazo el pie de la mujer puede crecer como consecuencia de la estimulación de la hormona relaxina, la cual tiene como función permitir la expansión de la cavidad uterina y del canal vaginal durante el parto. Según estudios, al menos siete de cada diez mujeres experimente este cambio, porque son los ligamentos de los pies los más afectados por este hecho
  • El corazón del bebé es uno de los principales órganos en desarrollarse, desde las primeras semanas, es posible escuchar sus latidos a través de las ecografías. Es uno de los momentos más hermosos de este proceso y sucede en un periodo aproximado de seis semanas después de realizada la fecundación; además de provocar una hermosa sensación, permite a los especialistas conocer el buen estado del feto.

 

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar