6 consejos para mejorar la actitud de tu hijo adolescente

16 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Aunque es normal que durante la adolescencia se manifieste una mala actitud, existen una serie de estrategias que pueden ayudar a sobrellevar esta etapa de la vida de forma saludable.

El hecho de que tu hijo manifieste una mala actitud durante la adolescencia es bastante común. A pesar de que este mal comportamiento tarde o temprano acabará desapareciendo una vez que termine esta etapa, en este artículo descubrirás algunos consejos para manejar y mejorar la actitud de tu hijo adolescente.

¿Cómo mejorar la actitud de tu hijo adolescente?

1. Establecer reglas conjuntamente

Las reglas familiares ayudan a mantener el equilibrio en el hogar a la vez que fomentan la autorresponsabilidad y el respeto, y la empatía hacia los demás. Asimismo, el hecho de que todos los miembros familiares participen en la elaboración de las reglas consigue que todos se sientan realmente implicados.

Por ejemplo, si establecéis conjuntamente en familia que debéis trataros y hablaros con respeto, puedes recurrir a esta norma si en una discusión tu hijo comienza a mantener un comportamiento irrespetuoso y, así, recordarle que él participó y aceptó esa norma familiar.

2. No califiques negativamente a tu hijo

Atendiendo a las teorías del Etiquetado Social y el Efecto Pigmalión, si un niño o un adolescente recibe constantemente calificaciones como «eres un vago», terminará por acabar asumiendo que, efectivamente, lo es y actuará en consecuencia.Padre intentando hablar con su hija adolescente para mejorar su actitud.

Procura centrarte en su comportamiento y dile a tu hijo cómo te hace sentir: «me molesta que te comportes así»; » me entristece que no te esfuerces lo suficiente».

3. Elogia a tu hijo para reforzar su comportamiento positivo

Evidentemente, los padres no pueden pasar por alto que sus hijos manifiesten un mal comportamiento. Sin embargo, si los hijos notan que sus padres le prestan atención únicamente cuando se portan mal, es muy probable que repitan este comportamiento.

Por ello, resulta necesario que los padres elogien a sus hijos con cierta frecuencia. Al elogiar a tu hijo cada vez que manifiesta una actitud positiva, le estás reforzando a que repita ese buen comportamiento.

4. Escuchar sus preocupaciones es una forma de mejorar la actitud de tu hijo adolescente

Restar importancia a los problemas que le preocupan a tu hijo adolescente es un error muy común a día de hoy. Por lo general, los problemas de los adolescentes pueden parecernos de escasa importancia y es probable que los padres los acaben trivializando.

Procura escuchar a tu hijo cuando necesite compartir contigo sus problemas y preocupaciones, y evita minimizar su importancia o desviar el tema a otra cuestión. En muchas ocasiones, simplemente el hecho de dejarles hablar sobre el tema e intentar empatizar con ellos puede aliviarles profundamente.

5. Comunícate de forma asertiva para mejorar la actitud de tu hijo adolescente

Para el profesor Preston Ni, resulta crucial saber utilizar una comunicación asertiva a la hora de tratar con adolescentes difíciles. Para ello, debes fortalecer tu posición como padre o madre utilizando habilidades como la negociación o cómo decir «no» de forma diplomática.

De esta forma, no solo lograrás reducir la resistencia y mejorar la actitud de tu hijo adolescente, sino que, además, estarás siendo un modelo a seguir fantástico de conducta asertiva.Madre intentando hablar con su hija adolescente para mejorar su actitud.

6. Comparte tus sentimientos con tu hijo

En muchas ocasiones, una mala actitud proviene del estrés y la frustración que pueda sentir tu hijo al no saber cómo gestionarlos ni expresarlos. Del mismo modo que los padres quieren que sus hijos expresen sus emociones y sentimientos, ellos también necesitan lo mismo de sus padres.

Si como madre le expresas a tus hijos tus emociones, ellos confiarán más en ti y se sentirán más seguros al hablar de ellos mismos. Y, en definitiva, ¿si no les enseñamos a expresarse nosotros, cómo van a aprender a hacerlo ellos?

«Los buenos hábitos formados en la juventud marcan toda la diferencia».

-Aristóteles-

Concluyendo, durante la adolescencia es inevitable que tus hijos manifiesten profundos cambios de humor y, en definitiva, una mala actitud. Sin embargo, si utilizas una comunicación asertiva, estableces normas familiares y consolidas una relación de confianza con tu hijo, entre otros, conseguirás sobrellevar esta complicada etapa de la vida de la forma más saludable.

  • Ni, P. (s.f.). How to communicate effectively and handle difficult teenagers. Communication coaching.