5 recomendaciones para ayudar al bebé que no duerme

La mayoría de los bebés duermen como angelitos. Incluso se cree que no es necesario dormirlos, sino que ellos están “programados” para dormir sin complicaciones. Sin embargo, no todo el tiempo es fácil; algunos bebés no duermen el tiempo que necesitan. Para los padres del bebé que no duerme, hemos compilado algunas recomendaciones de los expertos.

Puede ser frustrante y agotador que el pequeño no termine de dormirse. Los bebés no duermen por diversas razones, pero no lo hacen por gusto. Si el bebé no duerme es porque no puede, pues en la mayoría de los casos están tan agotados como nosotros.

Uno de los principales enemigos del descanso en los padres del recién nacido, es sin duda la falta de sueño. Dormir preocupados porque el niño esté bien es agotador, pero que el bebé se despierte varias veces durante la noche es mucho peor.

No obstante, el bebé se despierta porque no podemos enseñarle nuestras rutinas de sueño de un día para otro.

Consejos para ayudar a un bebé que no duerme

La autora del libro “Soluciones dulces para dormir” (Gentle Sleep Solutions), Andrea Grace, afirma que sí es posible enseñar a dormir al bebé. Grace nos ofrece algunas recomendaciones para ayudar al bebé que no duerme, a continuación te mostramos de qué se trata.

Comprende que su tiempo de sueño es diferente al tuyo

bebé que no duerme 1

A medida que el bebé crece, este comienza a adaptarse a nuestra rutina. Sin embargo, en sus primeros días su manera de dormir y conciliar el sueño es muy diferente a la de los adultos. Por ejemplo, si acostumbramos a no tomar la siesta para no desvelarnos por la noche, con el bebé puede ser diferente.

Cuando se trata de bebés, quizá “abusar” de la siesta puede ser beneficioso. Cuenta Andrea Grace que según la edad del bebé, a este podría favorecerle unas horas de sueño durante el día para que esté más somnoliento al llegar la noche.

No obstante, antes de tomar esta iniciativa, es recomendable observar si a tu bebé le conviene esta estrategia. Todos los bebés son diferentes, además, cuando son más grandes su ritmo cambia. Una siesta prolongada puede ayudar al bebé a dormir por las noches, pero podría ser diferente con tu bebé.

La solución puede ser, dejarlo tomar la siesta en la mañana o a tempranas horas de la tarde. Que esté cansado pero no estresado cuando toque dormir, y mucho menos, recién levantado de la siesta.

Déjalo dormir en su cuna

Imaginamos que este punto no es del todo aprobado por la mayoría, pero no hablamos de dormir en su cuna en otra habitación. Por mucho que nos parezca desalmado, al bebé no le pasará nada por dormir en su cuna, para eso la compramos, ¿no? Evitemos que se quede dormido en nuestros brazos.

“Si se quedan dormidos en tus brazos y se despiertan en un sitio diferente, eso puede alarmarles”

-Andrea Grace-

Si queremos evitar que los niños se despierten sobresaltados por la noche, es preferible que le evitemos estos choques. Cuando se queda dormido junto a nosotros y lo cambiamos de lugar despertará sintiéndose inseguro. Es normal que se despierte una o más veces durante la noche, pero es conveniente que no despierte con estrés.

Además, explica la experta que captar su atención cantándole o leyendo un cuento, a veces los desvía de su intención de dormir. Por lo tanto, cabe observar si notamos al bebé más activo cuando distraemos de esta manera. A algunos niños puede funcionarles, pero quizá al nuestro lo está perjudicando.

 

Acude a ellos si están llorando

bebé que no duerme 2

No es la costumbre de muchos, pero algunos padres consideran que es conveniente dejarlos llorar solos hasta que se duermen. La experta afirma que esto es innecesario, además de doloroso y casi imposible de cumplir para la mayoría de los progenitores.

“Si tu bebé llora es porque algo le angustia, así que no le dejes solo. Si se queja un poco no pasa nada, pero si llora desconsoladamente, callará antes si nota tu presencia”

-Andrea Grace-

Grace explica que un pequeño sollozo o queja podemos dejarlo pasar, pero si se despierta llorando desconsolado es preciso acudir a él. Lo que queremos evitar es su angustia, sin embargo, también es necesario evitar que sus berrinches nocturnos se vuelvan costumbre. Déjalo desenvolverse solo y calmarse por su cuenta, siempre y cuando no sea un llanto desesperado y estemos cerca suyo.

Evalúa si es bueno para todos que duerma contigo

Dormir o no en nuestra cama con el bebé es una decisión personal. Sin embargo, a veces es conveniente observar si nuestra decisión está beneficiando el sueño de tu pequeño. Quizá nuestros propios hábitos de sueño pueden estar afectando al bebé si duerme contigo. Por ejemplo, si debemos levantarnos temprano es difícil conseguir que él siga durmiendo más tarde sin ti.

La especialista tampoco recomienda que lo pasemos a nuestra cama cuando despierta, pues estamos estimulándolo para que vuelva a hacerlo. Es importante que frente a los niños seamos consecuentes con nuestras decisiones.

Para ayudar al bebé que no duerme el ingrediente más importante es la paciencia. Además del amor, es recomendable la firmeza con que aplicamos nuestras estrategias para cumplir este objetivo. La recomendación es que intentes hacer cambios, sigue otras recomendaciones, solicita ayuda de los expertos y de otras madres.

No hay derecho a darnos por vencidas, sin hacer esfuerzos para que el bebé y tú duerman mejor. Enseñarlo a dormir sí se puede, no desesperes.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar