5 claves para que tu hijo disfrute con las matemáticas

Todos los niños son diferentes y sus gustos también, y cuando se trata de materias escolares, se manifiestan emociones encontradas: les puede apasionar las matemáticas o llegar a odiarlas. ¿Cómo infundir en tu hijo el amor por las matemáticas?

Motiva a tu hijo al gusto y la dedicación de lo que no le atrae enseñándole con entusiasmo y con una actitud positiva. Debes tener en cuenta que ahora hay nuevos métodos para enseñar matemáticas, totalmente diferentes a los que se usaban cuando tú ibas a la escuela.

No seas muy formal con el pequeño al enseñarle matemáticas, deja a un lado los cuadernos de ejercicios y las fichas ilustrativas, lo más seguro es que tu hijo aprenda con esos métodos en unos años, cuando vaya a la escuela.

El odio a las matemáticas puede ser inofensivo ya que se da por algunas razones como: frustración, estrés o dificultad en la materia.

Los niños piensan que las matemáticas son para genios, algunos no ven la importancia que tiene el saber matemático para desenvolverse en la vida y los maestros o padres no utilizan medios cotidianos para acercar a sus alumnos o hijos a que se interesen por esta materia.

El día a día de nuestros hijos y las matemáticas

matemáticas 2

Los niños no ven mucha relación entre lo que aprenden en la escuela y su entorno porque los conocimientos que les enseñan son aprendizajes para un futuro. Las matemáticas no pueden competir con el atractivo de un partido de fútbol, de un videojuego o de pintar, actividades que además requieren menos esfuerzo.

Le puedes pedir a tu hijo que te ayude a medir los ingredientes que utilizarás para hacer la cena, así aprenderá matemáticas de forma divertida.

Explícale que los doctores, los arquitectos y los astronautas usan las matemáticas en sus trabajos, que entienda que las matemáticas le ayudará a desarrollar buenas habilidades para resolver problemas.

Enseñarles matemáticas no es algo que puedas hacer de un día para otro, esta habilidad se va construyendo poco a poco pues esta materia requiere mucha concentración y una dedicación considerable de tiempo por parte de los padres, maestros y alumnos,. No olvides que el maestro más importante en la vida de tu hijo eres tú.

5 claves para que tu hijo disfrute con las matemáticas

Seguidamente tenemos algunas recomendaciones para que tu hijo se interese por las matemáticas:

  • Promueve actividades interactivas, puedes darles objetos pequeños para que los usen contando y resolviendo problemas, también podrían usar sus dedos
  • Con juegos mejora la experiencia de aprendizaje. Enséñale conceptos, no dejes que nada más memoricen todo, asegúrate de que tu hijo entienda
  • Fomenta su motivación diariamente, a un paso constante, ayúdale una vez al día al menos 2 veces a la semana para que tenga los conceptos frescos. Al final del día, deberías premiarlo de alguna manera, ya sea dándole un regalo o un abrazo diciéndole qué tan inteligente es. Esto le dará confianza y lo hará cada día mejor
  • Sé paciente y nunca vayas más rápido de lo que tu hijo puede aprender, pero tampoco vayas demasiado lento. Si repasas mucho el mismo tema, se aburrirá muy rápido
  • No te enojes si se equivoca, el que piense de una forma lógica es mucho más importante a que te den la respuesta correcta.

Ayudar a los chicos a mejorar su habilidad númerica

matemáticas 1

Comienza jugando con él; hazle preguntas, identificando formas, “¿cuántos triángulos ves en ese dibujo de la casa?”. Notar patrones: “si el dibujo tiene un círculo azul, después un círculo rojo y luego un círculo azul, ¿qué color sigue?”. Hacer comparaciones: “¿cuál calcetín es grande y cuál chico?”. Desarrollar esas habilidades a edad temprana les dará confianza y motivación.

En las compras motívalo a participar, calcula los precios frente a tu hijo

Mientras juega con sus amigos y te pide galletas por ejemplo, le puedes plantear lo siguiente: “Quedan cuatro galletas, si te doy una a ti y otra a tu amigo, ¿cuántas quedarán para papá y para mí?”. Dale tiempo para que te responda y no te preocupes si no te contesta correctamente.

Los juegos de mesa son una excelente opción, pueden usar dos dados en lugar de uno para practicar las sumas

A medida que los niños crezcan pueden usar dinero en los juegos como el Monopoli, le ayudará a aprender a sumar y a restar. Siempre de una forma divertida y agradable, así lograras su gusto por las matemáticas.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar