3 ideas para decorar la sala de estudio de tus hijos

Óscar Dorado · 18 diciembre, 2018
Una sala de estudio debe ser un lugar donde los niños puedan concentrarse. También debería inspirarlos y motivarlos a estudiar. Descubre en este artículo algunas ideas para decorar una sala de estudio.

Para crear la sala de estudio de los niños es importante hacer un espacio que invite a la concentración y motive a los niños cuando llega el momento de ponerse a hacer los deberes o estudiar. Si estás pensando en crear o en redorar este espacio, en este artículo te daremos algunas ideas. ¡Toma nota!

Primeros pasos

Antes de nada tienes que evaluar el espacio disponible y las necesidades de tus hijos.

Si tienes opción de elegir, opta por una habitación en un lugar tranquilo de la casa, lejos de donde veis la televisión así como de otros lugares ruidosos como la cocina.

No olvides que la sala de estudio es el espacio donde el pequeño debe poder concentrarse sin ningún tipo de distracción que pueda alterar el estudio. Tampoco pases por alto que el objetivo principal de decorar la sala de estudio de tus hijos es crear un espacio estimulante y libre de distracciones. Por este motivo, no lo recargues ni lo llenes de colores, como te contamos a continuación.

ideas-para-decorar-la-sala-de-estudio-ninos

3 ideas para decorar la sala de estudio de tus hijos

1. Muebles

La primera de las ideas para decorar la sala de estudio de tus hijos es que la habitación no disponga de muchos muebles. Solamente debes tener aquellos indispensables para que los niños puedan estudiar y depositar los distintos elementos utilizados, como cuadernos o lápices. En este sentido, lo básico sería: estantería, escritorio, papelera y silla.

Si tienes dos hijos y dispones de espacio es aconsejable elegir un despacho en forma de “L” para que los dos puedan tener suficiente terreno para estudiar. Si por el contrario la zona de estudio es la misma que de juegos y de dormir, intenta hacer una distribución que separe los diferentes ambientes. No necesariamente tienen que ser distintos espacios delimitados por paredes.

sala-de-estudios-de-los-ninos

La silla, fundamental

Y lo más importante es la elección de una silla que puede seguir el estilo de la decoración general de la sala de tu hijo. Sea cual sea el modelo, asegúrate de que la silla sea de buena calidad y cómoda. Tu hijo o hija estará allí por largos periodos de tiempo y debe estar cómodo. Por eso, debería ser regulable y de un material no demasiado duro, con el respaldo recto y que le permita apoyar la cabeza completamente. 

Como último consejo, si estás decorando una sala de estudio infantil no debes incluir el vidrio en la elección de los elementos decorativos, ya que esto representa un peligro.

2. Temas y colores

La elección del color en la decoración de la sala de estudio de tus hijos es muy importante para crear el ambiente y la atmósfera de la sala. De hecho, es posible crear un tema divertido que anime a tus hijos a pasar más tiempo.

Los colores suaves son una buena elección porque tienen un efecto sobre los niveles de estrés, además de mejorar la concentración y reducir la fatiga.

Además, es recomendable añadir algunos artículos personales de cada niño, como su color favorito o toques personales en la pared con fotos, dibujos… Los niños son muy receptivos al color y si utilizas su color favorito seguramente esto atraerá su atención y mantendrá su interés.

3. Iluminación

Por último, te recordamos que la iluminación es un elemento esencial en la sala de estudio de los niños, no solo decorativo sino plenamente funcional. Se trata de iluminar el área de trabajo.

Una sala de estudio oscura hará que el niño quiera dormir y una iluminación demasiado agresiva podría molestar. Encuentra el término medio. 

Durante el día puedes contar con la luz natural para iluminar el espacio de trabajo de tu hijo. El mejor lugar para instalar el escritorio es probablemente en aquella habitación que incluya una ventana grande y que reciba mucha iluminación natural. Por supuesto, pon la mesa orientada frente a la ventana, nunca dándole la espalda.

Para acabar, no olvides que a la hora decorar la sala de estudio de tus hijos debes tener en cuenta sus opiniones y hacerles partícipes en la mayor medida posible de la elección.