El sexo durante el embarazo, ¡disfrútalo y practícalo!

Que estés embarazada no significa que debas dejar de lado tu vida y sobre todo los placeres en torno a esta. El sexo durante el embarazado es recomendable. ¡Disfrútalo y practícalo!

A pesar de los cambios físicos y hormonales que se experimentan durante las etapas de la concepción y la variedad de mitos sobre si es recomendable tener sexo, expertos y médicos recomiendan que se practique con normalidad y sólo se consideren cuidados extras si el embarazo es de alto riesgo o existe en la pareja alguna condición médica de importancia para prescindir de la intimidad mientras se desarrolla el embarazo.

Hacer el amor con tu pareja permitirá la segregación de oxitocina “la hormona del amor”, lo que aumentará tu relajación y buen humor. Así que a practicar, las bondades de tener sexo además incluyen aumento de la autoestima. La mujer se sentirá deseada y por tanto, eso incrementará su seguridad, importante en un momento en que los cambios corporales la pueden estar afectando.

Durante el sexo el bebé no es lastimado, el cuello del útero está cubierto con una membrana gruesa y aunque el orgasmo produce pequeñas contracciones del útero no tiene mayor incidencia en el bebé. Además el amor que la pareja se transmite en ese momento es favorable para el buen desarrollo del feto.

Deseo sexual durante el embarazo

ab0fce39c283e445318ace285bbf6ef4

En los primeros meses con las nauseas y las molestias típicas de ese período la mujer, por lo general, ve disminuido su deseo sexual. Sin embargo, es recomendable hablar con la pareja para que conozca cuál es el sentir y el porqué de esa ausencia de deseo. Cuida el afecto.

En los últimos meses, de nuevo el deseo se ve afectado por el agotamiento, la ansiedad por la proximidad del parto y los kilos de más.

Hay mujeres que, por el contrario, reportan un incremento en su deseo, quieren con más intensidad y frecuencia tener relaciones sexuales, dicen que sienten más placer y orgasmos.

Cuidado con las infecciones sexuales

Durante el embarazo la mujer tiende a contagiarse con más facilidad de infecciones urinarias o molestias en los genitales. Para evitar esto debe prestar más atención a su higiene y pedirle lo mismo a su pareja. Si por alguna razón siente alguna molestia acude al médico.

De igual manera, si no cuenta con una pareja estable o no conoce el estado de salud de una posible pareja sexual es mejor que se abstenga podría poner en riesgo no sólo su salud, sino la del bebé.

9f8fc07fd3074bd1da2656d67ebb03d7

Posturas que puedes hacer

Durante el embarazo algunas posturas pasan a ser incomodas. El tamaño de la barriga impide que por ejemplo el misionero ya no sea una opción.

Se sugiere, entonces, usar la creatividad para buscar nuevas maneras de amarse. Juegos sexuales, sexo oral e incrementar el juego previo. Incorporar nuevas posturas.

  • Toma el control colocándote sobre tu pareja, así llevarás el ritmo. Es una postura que te permite posar la barriga sobre el abdomen de tu pareja y moverte con suavidad.
  • De lado es otra forma de sentir placer. Colócate de lado, espalda a tu pareja. En esta postura no hay mucho riesgo de molestia en la barriga. Una variación de esta postura es colocándote en el llamado “cuatro”, apoyada sobre manos y rodillas sobre la cama o de pie con las manos apoyadas sobre la pared.
  • No olvides disfrutar del sexo ni pierdas la sensualidad. Incorpora juguetes, lencería y todas aquellas cosas que hacen más gratificante y placentera la intimidad con tu pareja.
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar