5 recomendaciones para disfrutar de unas vacaciones en la playa con los niños

Si pronto viajarás con tus pequeños a la playa, debes tener en cuenta varios aspectos para hacer que todos disfruten de la experiencia y puedas cuidar de la seguridad de tus niños.
5 recomendaciones para disfrutar de unas vacaciones en la playa con los niños

Escrito por Laura Zamora

Última actualización: 24 agosto, 2023

Vivir unas vacaciones en la playa con los hijos es una idea excelente para disfrutar de la magia del mar, estrechar lazos familiares y crear recuerdos que vivirán por siempre en la memoria. Sin embargo, viajar con niños requiere de algunas precauciones para velar por su bienestar y seguridad. Sigue leyendo y descubre algunas recomendaciones de gran ayuda.

La brisa marina, la arena entre los dedos y las risas de los niños son los ingredientes perfectos de unas vacaciones inolvidables. Durante estas escapadas, es esencial aprovechar al máximo cada instante y garantizar que todos los miembros de la familia gocen de una experiencia enriquecedora. ¡Prepárate para planificar actividades emocionantes y capturar momentos imborrables!



Consejos para vivir unas vacaciones memorables en la playa con los hijos

Para los niños, la playa es un paraíso de aventuras por descubrir y para los papás es una oportunidad de desconectar de la rutina, en compañía de sus seres queridos. Y sin importar el destino playero al que te dirijas con tu familia, las siguientes recomendaciones te pueden ayudar a preparar lo necesario para divertirte con tus hijos en el mar.

1. Planea un itinerario de actividades variado

La clave para unas vacaciones exitosas en la playa con tus hijos radica en la planificación cuidadosa de actividades divertidas y emocionantes. Al crear un itinerario lleno de experiencias variadas, aseguras que cada miembro de la familia tenga la posibilidad de entretenerse al máximo.

Estos son algunos planes divertidos para realizar en la playa:

  • Actividades acuáticas: nadar, hacer snorkel, paseos en bote o, incluso, clases de surf para los más aventureros. Múltiples opciones harán que cada día sea diferente y emocionante. Procura elegir planes adecuados para todas las edades.
  • Exploración de la naturaleza: aprovecha la belleza natural de la playa para explorar la vida marina y la flora local con tus pequeños. Una gran idea es organizar caminatas costeras para descubrir conchas, cangrejos y aves.
  • Juegos de playa: bajo la cálida brisa veraniega, no hay nada como un buen juego de playa, como atrapar la pelota, voleibol o frisbee en la arena. Estas dinámicas no solo son divertidas, sino que también fomentan el trabajo en equipo y la actividad física.
  • Salidas a parques locales: busca si hay parques cercanos que ofrezcan actividades para niños. Estas excursiones pueden ser una forma divertida de variar la rutina de la playa y conocer nuevas áreas.

2. Captura momentos únicos e irrepetibles

Utiliza la cámara de tu teléfono y toma hermosas postales para crear un álbum de tu viaje.

Las vacaciones en la playa están llenas de momentos únicos y especiales, más aún cuando se trata de la primera vez de los hijos en el mar. Así que prepara tu cámara o teléfono para capturar toda la experiencia. Tomar fotos te permitirá tener recuerdos fotográficos para revivir cada sonrisa, cada abrazo y cada atardecer mágico en familia, en los años venideros.

No necesitas una cámara profesional para tomar fotos memorables. Incluso un teléfono móvil moderno puede capturar imágenes de alta calidad. Pero es necesario tener suficiente espacio de almacenamiento y una batería cargada.

Las fotografías más auténticas a menudo surgen en los momentos espontáneos. Captura a tus hijos mientras juegan en la arena, se zambullen en las olas o comparten risas. Además, aprovecha los atardeceres y utiliza el temporizador para que todos puedan estar en las fotos.

3. Protege la piel de tus hijos con protector solar

Ir a la playa puede ser sinónimo de dolorosas quemaduras si no se protege la piel de los niños.

Aplicar protector solar con un SPF 50+ es indispensable para evitar quemaduras solares. Y ya que el entorno es húmedo, lo más aconsejable es adquirir una fórmula resistente al agua. Ten presente que la piel de niños y adultos puede ser muy sensible a los rayos solares, así que la precaución es necesaria para que disfruten de todas las vacaciones.

Aplica una cantidad generosa de protector solar, al menos 15-30 minutos antes de salir al sol y vuelve aplicar cada dos horas y después de nadar o sudar. Asegúrate de cubrir todas las áreas expuestas, incluyendo la cara, los brazos, las piernas y los pies. No olvides las partes olvidadas, como las orejas, el cuello, la parte posterior de las piernas y la línea del cabello.

4. Cuida de la seguridad de los niños en la playa

Cuando disfrutas del sol, la arena y el mar con tus hijos, es crucial tomar algunas precauciones para que todos estén protegidos. Mantén una vigilancia constante sobre tus pequeños; mientras juegan en el agua y la arena. Las corrientes marinas pueden ser peligrosas y los niños pueden alejarse con rapidez.

Recuerda que en climas cálidos tus hijos deben estar bien hidratados durante todo el día. Lleva suficiente agua y haz que beban cada par de horas, más cuando están activos bajo el sol. A su vez, carga un kit de primeros auxilios y coloca alguna forma de identificación en tus pequeños, como una pulsera con tu número de teléfono, en caso de que se separen de ti en la playa.

5. Organiza la estancia de manera flexible

Cuando se trata de disfrutar de unas vacaciones en la playa con tus hijos, la organización del tiempo es esencial para que todos tengan la oportunidad de relajarse, explorar y pasar un buen momento. Pero, aunque es importante tener una idea general de las actividades que deseas realizar, ten flexibilidad en tu horario.  

Aprovecha temprano por la mañana y las tardes para actividades de mayor movimiento, como nadar, construir castillos de arena y jugar en la playa. Las temperaturas suelen ser más agradables y la luz es ideal para las fotos. Asimismo, incorpora tiempo para siestas y descansos bajo la sombrilla durante las horas de mayor calor. Esto permite recargar energías para el resto del día y evitar el agotamiento.

Disfruta al máximo de las vacaciones en la playa con tus hijos

Los viajes al mar son una ocasión única para fortalecer los lazos familiares y crear recuerdos inolvidables con tus hijos. Y desde la organización del tiempo, hasta la priorización de la seguridad, cada aspecto contribuye a una experiencia positiva y enriquecedora. 

Así que prepara tus sombrillas, lleva tus trajes de baño y no olvides aplicar protector solar. ¡Que las olas, la arena y el sol sean el escenario de momentos especiales con toda tu familia!


Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.