Cómo hablar con los niños sobre los extraños

Hablar con los niños sobre los extraños no siempre es fácil, pero es imprescindible que entiendan la diferencia entre ser amable con otros y estar a salvo. No todas las personas parecen lo que son ni otras son lo que parecen. Es muy importante que todos los padres del mundo puedan tener este tipo de conversaciones con sus hijos, porque de esta manera les estarán ayudando a estar a salvo en posibles circunstancias en el futuro.

Hay cuatro palabras con las que muchos padres han crecido: ‘No hables con extraños’. Desgraciadamente hay casos de niños secuestrados y esto aterroriza a muchos padres y madres de todo el mundo.

Los niños tienden a hablar con cualquiera y aunque es bueno que sean amables, es necesario cuidar el aspecto de que sean tan abiertos con cualquier persona. Es necesario enseñar a los niños el equilibrio entre ser amable y descubrir el peligro para ponerse a salvo.

Elige tus palabras con cuidado

Los expertos dicen que es mejor no usar la palabra ‘extraño’ cuando se habla de este tema con los hijos. Hay adultos de todo tipo (familiares, conocidos y desconocidos) que intentan engañar a los niños para llevar a cabo sus ideas macabras. Por eso, es importante que los niños sepan que no solo los extraños pueden ser personas de las que deban desconfiar en un momento determinado.

extraños 3

Este tipo de personas malvadas no asustan al principio porque empiezan siendo amables e inusualmente encantadores. Es muy fácil secuestrar a un niño con un simple juguete o una golosina. Para que te asegures de que tu hijo sabe qué tiene que hacer, deberás hacerle preguntas del tipo: ‘¿Qué pasa si un adulto te ofrece dulces o juguetes? ¿Qué pasa si un hombre te dice que le ayudes a encontrar a su perrito perdido?’.

La educación es el mejor amigo. Una persona educada es respetada en todas partes. La educación supera la belleza y la juventud

-Chanakya-

Tendrás que esperar a que te responda y después explicarle que igual que no se acaricia a un perro que no se conoce, nunca se debe hablar con personas que conocemos.

Únicamente podrán hacerlo cuando estén con papá, mamá o cualquier otro adulto en el que realmente se confía. Y si es un adulto en el que se confía quien actúa extraño, deberá avisar inmediatamente a mamá o a papá.

Si tu hijo te pregunta por qué no puede coger el caramelo o el juguete o ayudar a encontrar el perrito perdido, no digas frases del tipo: ‘Porque te pueden secuestrar’. Es mejor usar frases del tipo: ‘Aunque la mayoría de personas son buenas, hay algunas personas que no lo son y no saben mantener a los niños seguros’. Además, es importante que tus hijos sepan que nunca deben ir a ninguna parte sin tu permiso o consentimiento.

Planifica con anticipación

Utiliza el juego de roles para que tu hijo aprenda lo que tiene que hacer o decir y que al mismo tiempo sea algo discreto y divertido.

Es necesario tener presente que en ocasiones los niños deberán acudir a adultos para pedir ayuda, entonces es necesario repasar las diferentes situaciones que se pueden dar. Dile a tu hijo que si, por ejemplo, se pierde en un lugar público, primero tendrá que hablar con algún empleado de alguna tienda o buscar a una madre con hijos.

extraños 2

Enséñale a confiar en sus instintos

Es necesario enseñar a los niños a confiar también en sus instintos con cualquier persona. La mayoría de abusos sexuales ocurren con adultos que el niño ya conoce, por lo que es tremendamente importante que sepa diferenciar lo correcto de lo incorrecto.

Se le puede decir cosas como: ‘Si empiezas a sentirte extraño, te duele el estómago, debes escuchar lo que tus instintos te dicen. Aléjate de quien te hace sentir mal y ve a un adulto de confianza de inmediato’.

Es buena idea tener una lista de reglas en la nevera para que los niños vean y aprendan, que incluyan reglas como por ejemplo: ‘En esta familia no se guardan secretos, si alguien dice que guardes un secreto debes decirlo rápidamente a mamá o a papá’.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar