El uso de las tecnologías para el aprendizaje infantil

Gladys · 23 mayo, 2017

Móviles, videojuegos y laptops en manos de niños de dos años funcionan. Ellos  manejan con seguridad estos dispositivos mientras deslizan intuitivamente sus deditos por las pantallas táctiles. Tan pequeñitos y parece que dominan el uso de las tecnologías.     

Más grandes nadan como “pato en el agua” en la nube y no es de extrañar porque, en este siglo de la tecnología, lo niños nacen “con la tablet bajo el brazo”. Ya lo determinó un estudio de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil de la Universidad de Wisconsin (EEUU) en 2013: “los niños entre dos y tres años son más propensos a responder a pantallas táctiles que a las que no requieren de interacción como la televisión”.

Según la profesora Heather Kirkorian, responsable de la citada investigación, los dispositivos táctiles pueden tener un uso potencial para la educación de los bebés. “Los niños que están interactuando con la pantalla aprenden a un ritmo más acelerado”, afirmó la especialista quien apuesta  al uso de las tecnologías para el aprendizaje infantil.

Herramienta para el aprendizaje

En muchas escuelas españolas, utilizan iPads para facilitar el aprendizaje del alumnado desde la edad preescolar. Estos niños hacen uso de aplicaciones educativas y programas para realizar operaciones de cálculo, resolver problemas matemáticos; estudiar geometría, el cuerpo humano, inglés, francés, el abecedario; aprender a leer y a colorear.

No se trata de emplear la tecnología solamente para el aprendizaje, la diversión ayuda al niño a desarrollar destrezas. Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, los juegos de video desarrollan el pensamiento crítico y mejoran la memoria. En el plano físico, favorecen la motricidad de las manos. Debes tener en cuenta que hay que dosificar el tiempo de juego, de lo contrario se puede afectar el rendimiento académico.

La fundación norteamericana Kaiser Family Foundation encontró que los niños en edad escolar pasan un promedio de 7 horas y media al día delante del televisor, un ordenador, un teléfono inteligente u otro dispositivo digital.

Incluso los bebés están frente al televisor unas dos horas al día, a pesar de que los médicos recomiendan que los niños menores de dos años no estén delante de los aparatos electrónicos.

Recomendaciones para tu pequeño televidente- cibernauta

Televisión e Internet son los medios de comunicación más utilizados por nuestros hijos; por ende, debemos supervisar su uso. La Asociación de Pediatría en Japón determinó que los niños, que están muchas horas frente a una pantalla, son proclives a padecer déficit de atención además de afectar su desarrollo cognitivo. Por tanto:

  • Niños de 2 años no deberían ver más de 2 horas de televisión.
  • La computadora debería estar en una sala común para la familia.
  • Los padres deben participar con sus hijos en las actividades que realizan por Internet.
  • Se deben establecer horarios que se dedicarán para el ocio y para el aprendizaje.
  • Advertir a los niños del peligro de compartir sus datos en Internet como números telefónicos y direcciones.
  • Los padres deben ser quienes inscriban a sus hijos en las redes sociales y aplicar restricciones para que no puedan contactar a desconocidos.  

Una gran aliada

La tecnología estimula el desarrollo intelectual de nuestros hijos,  siempre y cuando su uso esté supervisado. Es nuestro deber alternar la actividad académica y recreativa con algún deporte porque aprenderán a socializar. Y si bien la tecnología, como tal, no educa, si nos ayuda a buscar alternativas a través de las múltiples aplicaciones disponibles.   

En 2011, en el marco de la XXI Conferencia Iberoamericana de Educación, los ministros  iberoamericanos reunidos Asunción, República del Paraguay, el 26 de septiembre de 2011, reiteraron la importancia del uso de las tecnologías para el aprendizaje infantil con la iniciativa “Luces para aprender”.

Según fuentes su“objetivo es llevar electricidad a través de paneles solares y dotar de computadores y de conexión a internet a todas las escuelas iberoamericanas que aún no la tienen, cuidando al mismo tiempo la formación de los maestros”.  

Los ministros de educación se comprometieron a fortalecer y promover la actividad de la Red Latinoamericana de Portales Educativos (RELPE) y desarrollar proyectos regionales que apunten al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) “como herramienta para lograr una educación de calidad para todos y la integración plena de docentes, estudiantes y sus familias en la Sociedad de la Información y el Conocimiento”.

La tecnología en los niños posee múltiples bondades hoy en día; como mami es tu deber equilibrarle a tu hijo el uso de esta maravillosa herramienta.