El derecho de visita de los abuelos con sus nietos

1 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Los abuelos tienen un papel muy importante en el núcleo familiar, sobre todo con los nietos. Entre los derechos que se han ido generando para esta figura familiar está el derecho de visita de los abuelos con sus nietos. ¿Cómo se gestiona?

El papel tradicional de los abuelos en la familia está cambiando. En muchos casos, hacerse cargo del cuidado diario de los nietos y asistirlos económicamente es su nueva realidad, pero también quieren pasar un tiempo diferente con los nietos.

El hecho de compartir viajes y juegos con sus nietos es uno de los proyectos preferidos de los abuelos, pero todo puede verse frustrado si los padres no permiten el contacto. Sobre todo, esto sucede en supuestos de divorcios de los padres.

Precisamente en estos casos es muy importante fortalecer los vínculos familiares de los niños. A continuación, analizaremos el derecho de visita de los abuelos a sus nietos y cómo reclamarlo.

¿Existe el derecho de visita de los abuelos?

Cuando se han creado fuertes lazos de afectividad entre abuelos y nietos, la ruptura de este vínculo a causa de la disolución de la pareja de sus padres puede ser especialmente traumática para los niños.

Hasta la reforma del Código Civil del año 2003, los abuelos eran muy poco tenidos en cuenta por la normativa. Solamente existía una referencia al derecho de visitas de parientes o allegados, categoría que incluía abuelos, tíos, primos y otros familiares.Abuelos contándole un cuento a su nieto durante su derecho de visita.

Poco a poco, numerosos pronunciamientos de las audiencias provinciales llevaron a la idea de reforzar el protagonismo de los abuelos. La reforma del Código Civil reconoció el papel fundamental de los abuelos en la cohesión familiar y la estabilidad emocional de los niños.

También se ha ido estableciendo que no pueden impedirse sin justa causa las relaciones del menor con sus hermanos, abuelos y otros parientes y allegados.

De esta manera, queda consagrado del derecho de visita de los abuelos a los nietos, en el marco de un régimen establecido por la decisión judicial y con el derecho de los menores a ser oídos.

Cómo reclamar el régimen de visitas a los nietos

La mayoría de los casos de alejamiento de los abuelos de sus nietos se da en los divorcios conflictivos. Intervienen muchos factores, especialmente el deterioro o enfriamiento de las relaciones familiares a partir de la separación. La situación se agrava cuando uno de los padres (por ejemplo, en casos de violencia), tiene restringido o suspendido el régimen de visitas a los hijos.

Cuando un abuelo siente que se está vulnerando su derecho a disfrutar de sus nietos, debe interponer una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia competente, solicitando un régimen de visitas.

La experiencia indica que, aunque es un tema controvertido, la mayoría de las veces, los juzgados conceden la petición del abuelo, procurando la protección del interés de los niños.

El procedimiento consiste en el análisis de cada caso en concreto, apoyándose en informes psicosociales y la audiencia del menor en el caso de que sea mayor de 12 años. Todo finaliza con la resolución judicial que otorga o deniega el régimen de visitas. En el caso de una decisión positiva, fija también el régimen idóneo para el caso.

Los abuelos deben saber que su derecho de visita a los nietos no puede equipararse con el régimen de visitas del padre que no tiene la custodia. Es decir, que la cantidad de días, las fechas de visita o la pernocta en casa de los abuelos tienen sus limitaciones.Nieta le da un beso a su abuelo.

Por otra parte, si existen restricciones a alguno de los padres, el régimen de visitas de los abuelos no puede representar la infracción de dicha restricción. Por ejemplo, cuando un padre que tiene restringidas las visitas a sus hijos quiera aprovechar la visita de los niños a sus propios padres para verlos.

Conclusiones

El primer elemento a tener en cuenta es que el régimen de visita a los nietos debe ser reclamado por los abuelos en forma judicial, excepto que se llegue a un acuerdo o conciliación entre las partes.

Los abuelos deben saber que un régimen otorgado en forma judicial puede ser más o menos restringido. Deben estar preparados para modalidades que tengan en cuenta múltiples factores, como los regímenes de los padres, edad de los nietos, edad de los abuelos, vinculación anterior, entre otras.

Como aplicaciones del derecho de visita de los abuelos con los nietos tenemos:

  • Régimen amplio: un fin de semana por mes, dos días en Navidad, dos días en Semana Santa y una semana en verano.
  • Régimen restringido: algunas horas en un fin de semana, dos días en Navidad, dos días en Semana Santa y dos días en verano, sin pernocta.