Cuando me siento sola, recuerdo que para ti lo soy todo - Eres Mamá

Cuando me siento sola, recuerdo que para ti lo soy todo

me siento sola 1

Sí, es cierto que a veces me siento sola. Sin embargo, la verdad es que en esos momentos tengo una gran y hermosa vía de escape. Eres tú, hijo de mi corazón, en quien pienso para salir de toda tempestad emocional. Porque me rescatas día a día de cada malestar que pueda llegar a experimentar.

Es que me salvas de toda agonía sentimental, reconfortas mi alma herida. Cuando me siento sola, simplemente pienso en ti. Me limito a recordar algo que me inyecta vida, me contagia alegría y llena mi corazón de felicidad. Simplemente me alcanza con pensar que para ti lo soy todo.

Entonces, sabiendo que soy el mundo por el que tu vida gira, nace una energía impensada en mí. Nace y crece con virulencia una fuerza que siquiera sabía que existía. Sale de mi ser una valentía inimaginable y realmente incalculable, solo por ti.

No obstante, debo reconocer que, así como tú sientes que soy todo para ti, yo siento que eres mi ciega razón de vivir. Aquella capaz de robarme las más bonitas sonrisas, de llenarme de orgullo y admiración. Solo pensarte da satisfacción, y tu esencia gratifica.

Cuando me siento sola, te llamo en mis pensamientos

me siento sola 3

Puede que a veces me sienta sola, batallando en absoluta soledad. El secreto para afrontar estos sentimientos que afloran, es pensar en esa persona que me cambió la vida. Por eso mismo, mi mejor táctica es llamarte en mis pensamientos.

La estrategia básicamente consiste en entender lo importante que puedo resultar en tu vida. La falta que te haría si algún día no me tuvieras presente. El modo en que, sin darme cuenta, me he convertido en un modelo a seguir, en tu ejemplo.

A modo de tutor de árbol, marco tu dirección, trazo ese camino que debes seguir. Sin embargo, tu crianza también se trata de entregarte libertad y de dotarte de independencia y autonomía. Por eso mismo, desde pequeño, te ofrezco un mapa para que finalmente seas tú quien delinee su propia ruta.

Cuando me siento sola elijo pensar en todos aquellos bonitos momentos que compartimos juntos. Con una sonrisa enorme, vienen a mi mente momentos dulces y brillantes. Repaso una y otra vez anécdotas que quedarán por siempre guardadas en mi memoria.

Tu esencia, mi compañía aun en tu ausencia

me siento sola 2

Tu esencia y tu aura me acompañan en todo momento. Aun en tu ausencia, mi mente te mantiene más presente que nunca. Es que no alcanza solo con el espasmo de verte, mi amor crea réplicas en mi imaginación que me mantienen atada a tu recuerdo a cada momento.

Porque cuando aparece la más bonita sonrisa en mi rostro, sé que estás por aparecer en mi cabeza. Tu suave perfume que me indica que estamos más vivos que nunca irrumpe. Comienzo a sentir tu tierna y dulce voz, a escuchar esas inocentes carcajadas que son la razón para salir adelante día a día.

Miles de momentos gratos copan mi mente. Llegan las remembranzas de tu crecimiento, de tu evolución. Cada uno de tus logros y triunfos comienzan a desfilar por mi cerebro. Mi admiración se acrecienta segundo por segundo. Los latidos de mi corazón se aceleran de la emoción.

Y es allí donde comienzo a verme a mí misma. Mi lugar, siempre a tu lado. Inquebrantable, incondicional. En las buenas o en las malas, allí dispuesta en todo momento a brindarte mi afecto. Ayudándote a crecer, a confiar en ti mismo.

Precisamente ahí entiendo que, quizás tal vez, no esté tan sola. Que tengo un hermoso motivo por el que vivir cada día al máximo. El antídoto a mis tristezas. Aquel pequeño ser para el cual lo soy todo, y que me necesita para seguir transitando este camino que llamamos vida.