Cómo conectar con tus hijos mediante el juego

Adrianazul · 7 octubre, 2015

 

Hay una regla de oro para conectar con tus hijos mediante el juego: Respetar las reglas del niño, es su juego, manda él. Esto, en la experiencia de Diomar Romero, madre de una niña de 5 años y de un adolescente de 15 años de edad es crucial y es tan importante como involucrarse realmente en la actividad lúdica. “¡Jugar sin estructuras es una bendición para la mente de un adulto!”, dice.

Importancia del juego

El  juego  es  una  actividad  imprescindible para el desarrollo y la formación del  niño, asegura la mayoría de los textos de pedagogía, entre ellos el titulado Einstein no memorizó, aprendió jugando. Diomar Romero expresa que éste es una especie de verbo para los infantes, lo conceptualiza así porque su hija le dice: Quiero jugar a bañarme, quiero jugar a comer, quiero jugar a dormir…

“Jugar es esencial. Lo  es  tanto  que  debería ser  normal  que  el  pediatra nos  preguntara  datos  sobre  las horas de juego de nuestro hijo, porque de la  calidad y cantidad de las horas de juego del niño se derivarán en conocimientos, aptitudes y habilidades sociales necesarias para la vida  adulta”, explica la psicóloga Rosa Jove en su libro Ni berrinches ni rabietas.

Romero está de acuerdo con ello y recomienda echarse en el suelo para jugar con los niños, desconectar el celular y entregarse enteramente a la actividad lúdica.

La madre de dos hijos explica que a través de estas estrategias puede conseguir información de sus hijos, lo cual de otra manera sería más difícil.

“Mi hija me dice que quiere jugar a Mario Bross, eso significa que yo debo hacer la voz de Mario y en ocasiones aprovecho esa oportunidad para preguntarle cómo le fue en el colegio, cómo se siente“, cuenta la madre, quien recomienda respetar las reglas del niño y renunciar a imponer las tuyas, pues se trata de juegos desestructurados e imaginativos, sin objetivo definido, sin  premios.

Ese canal de comunicación libre, como lo califica esta madre, sirve también para enseñar a su hijo: Mientras se baña le explico las partes del cuerpo o mientras come le dijo para qué sirve cada cubierto.

No obstante sé sutil. Una pedagoga entrevistada en el programa Redes, de Eduardo Punset, titulado No me molestes mamá, estoy aprendiendo, advierte: El juego es mágico si el niño se da cuenta de que el adulto está sacando algún provecho, el encanto desaparece y se acaba el juego.

shutterstock_231659683

Juega de verdad

“Cuando juegues con tus hijos es necesario que estés involucrado, que estés allí, si no es así lo notarán y es muy probable que te llamen la atención o que se ofendan. Además, hacerlo es un regalo para ti como mamá, no es un favorcito que le estás haciendo al niño”, afrima Romero.

¡Juega de verdad, ahí está el secreto! Esos ratos, resalta esta madre, te brindan la posibilidad de reírte de cosas sencillas y de disfrutar: ¡Jugar libremente es una bendición para la mente de un adulto!

Recuerda que el tiempo que compartes con tu hijo es una de las mejores maneras de establecer vínculos o conexiones estables, íntimas y duraderas, si estas se estrechan por medio de ratos de juego de seguro serán un recuerdo grato.

shutterstock_90689167

Conecta con tus hijos con el videojuego

Los videojuegos ofrecen opciones para que toda la familia participe, argumenta el conferencista y escritor estadounidense Marc Prensky, quien afirma que estos dispositivos implican emocionalmente a los niños porque los motivan a conseguir objetivos, les invitan cooperar y los enseñan a asumir riesgos.

“Estas plataformas consiguen los padres, los abuelos y los niños participen en un mismo juego, cada quien con su nivel  y sus habilidades”, razona Prensky, un reconocido visionario educativo que defiende el uso de videojuegos para mejorar la educación.