Estores decorativos infantiles: ideas, tipos y cómo elegirlos

Hoy te presentamos algunas recomendaciones para que aprendas a escoger el mejor estor para tu hijo y remodeles su dormitorio de una manera práctica y hermosa.
Estores decorativos infantiles: ideas, tipos y cómo elegirlos
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 22 septiembre, 2022

No hay razón alguna para que la habitación de nuestros pequeños sea aburrida o le falte color. Los estores decorativos infantiles son una idea perfecta no solo para controlar la luz que entra en el cuarto, sino también para aportar un toque estético que tus hijos amarán. Sigue leyendo y aprende cómo elegirlos y sacarles el máximo provecho.

Dejando a un lado las aparatosas cortinas que pueden causar accidentes con los niños pequeños, los estores decorativos infantiles son ideales para vestir las ventanas de una manera alegre y sofisticada. Afortunadamente, existen múltiples estilos y diseños personalizados que pueden hacer que la habitación de tu hijo se convierta en su lugar favorito.

4 consejos para elegir los mejores estores decorativos infantiles

Proteger las ventanas es algo que puede solucionarse con una simple cortina. No obstante, a la hora de comprar en línea estores para habitación infantil, es necesario informarnos lo más que podamos para tomar la mejor decisión. De esta forma no solo adquiriremos un producto de calidad, sino que haremos que los niños se sientan más a gusto en su dormitorio.

Estas son algunas recomendaciones para tener en cuenta.

1. Escoge el tipo más adecuado

Elige el tipo de estore perfecto para el cuarto de tu niño y considera todas las especificaciones técnicas para que se ajusten a tus necesidades.

Los estores son opciones perfectas cuando se cuenta con puertas corredizas o ventanas dentro de la habitación de nuestros pequeños. Sin embargo, en el mercado existe una gran variedad de modelos y es importante elegir el más indicado. Entre ellos se encuentran enrollables, plegables, paquetos, cortos, largos, opacos, traslúcidos, estampados o de colores.

Los estores plegables son aquellos que contienen varias varillas dispuestas horizontalmente que hacen que del tejido se doble en forma de abanico cuando se sube o se baja. Mientras que los enrollables disponen de un mecanismo que hacen que la tela se enrolle sobre sí misma en un tubo central. Entre esos dos tipos podemos encontrar:

  • Estores traslúcidos: dejan pasar gran parte de la luz exterior y cumplen un papel similar a los visillos de tela fina. Es ideal para aprovechar la iluminación natural.
  • Estores opacos: a diferencia de los anteriores, este tipo de estores no permite el paso de luz. Sin embargo, pueden estamparse con algún diseño para servir como decoración.
  • Estores día y noche: es un modelo que funciona con base en la sobreposición de bandas de tela o fibras de vidrio traslúcidas y opacas que regulan la entrada de la luz.
  • Estores con tejido screen: están elaborados con un material que permite que puedas observar afuera desde las habitaciones, pero desde el exterior se conserva la privacidad.

2. Selecciona el estampado adecuado

Luego de que hayas elegido el tipo de estor que quieres para la habitación de tu hijo, es hora de escoger el diseño. Desde la psicología del color una alternativa segura es elegir un tono suave que aporte seguridad y calma, como el azul o el verde. Incluso, un estampado infantil, como patrones de animales, geométricos o florales son una gran idea. Puesto que son opciones que suelen ser muy estéticas y gustarles a los pequeños durante varios años.

Otra alternativa es mandar a estampar en el estor su dibujo animado favorito. Elección que le brindará mucha personalidad a la habitación y, lo más importante, hará feliz a tu hijo. Sin embargo, ten en cuenta que las modas pasan y los niños crecen, por lo que es probable que en un par de años o meses ya no le guste más. Así que opta por la decisión más acertada y piensa en el futuro.

3. Toma las medidas de la ventana

Con el fin de obtener un resultado prolijo es indispensable medir la ventana y decidir si queremos instalar el estor en la pared o en el techo. Por lo que es muy importante tomar las medidas correctas, tanto de largo como de ancho y, si escogimos un modelo opaco, dejar un pequeño margen a los lados de la ventana para que no entre la luz.

Recuerda que, si la habitación de tu hijo es grande y cuenta con ventanales, lo más recomendado es utilizar estores hasta el suelo y complementarlos con cortinas traslúcidas o visillos. En estos casos los fondos enteros o estampados sutiles son la mejor elección. Y si el cuarto es pequeño, elige estores cortos y sencillos para no sobrecargar el espacio.

4. Mándalos a realizar e instálalos

Los estores deben realizarse a la medida de la ventana para que cubran perfectamente el marco y no dejen pasar la luz.

Una vez tengas claro el tipo de estor que deseas, el color y las medidas necesarias, puedes encontrar en Internet páginas especializadas que se dedican a la personalización de estos objetos decorativos.

A tan solo unos clics podrás registrar tu información y tus medidas y en un par de días recibirás todo lo necesario para instalar el estor infantil. Así que solo sigue las instrucciones del fabricante y disfruta con tu hijo de inolvidables tardes de juego en su habitación.

Los estores decorativos infantiles son prácticos y hermosos

Remodelar el dormitorio de los niños no es una tarea que deba complicarse de más. Con ayuda de elementos prácticos y estéticos se puede crear un lugar acogedor y que refleje la personalidad de los pequeños. Así que recuerda que los estores infantiles no solo ayudan a mejorar el control de la iluminación y la ventilación, sino que también visten las ventanas de una forma vistosa y original.

Te podría interesar...
La decoración del cuarto de tu hijo, ¿es importante?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La decoración del cuarto de tu hijo, ¿es importante?

La decoración del cuarto de tu hijo es importante ya que él debe formar e identificar su propio espacio para estar,descansar, crear, jugar,dormir y...