¿Qué significa ser una madre consciente?

Llevar a cabo una crianza consciente implica cuidar mucho nuestros actos y palabras. Por eso, te daremos ciertas claves que facilitan esta tarea.

Ser una madre consciente implica comprender que nuestros hijos no son de nuestra propiedad. Son un regalo y nuestra misión es guiar sus pasos.

No eres de mi propiedad

Como madres, no debemos actuar de forma automática, sino cuidar las palabras y acciones que les dirigimos a nuestros hijos.

Cuidar mis actos cotidianos

Es importante proporcionar al niño un espacio en casa que sienta como propio y parte de nuestra misión es respetar este espacio seguro para él.

Respetar su intimidad

Como guías de vida, hay que dar lo mejor de nosotras, sabiendo que esto no implica sacrificios inhumanos ni abandonarnos como mujeres.

Dar lo mejor de mí

Así pues, ser una madre consciente, significa cuidarnos y proporcionarnos una vida plena para dar lo mejor de nosotras a nuestros hijos.

También, podemos potenciar nuestras habilidades de crianza teniendo en cuenta la importancia de respetar a los niños: