Una noticia inesperada: ¡Tendrás gemelos!

Adrianazul · 20 noviembre, 2015

La primera impresión para los que estamos afuera de la situación es que el amor y la felicidad será doble, pero la verdad es que enterarte de que tendrás gemelos, es, sin duda una noticia inesperada.

Consejos para asimilar la noticia

Creo que el primer consejo es cultivar la paciencia, la necesitarás por dos. El segundo es buscar ayuda para atender la casa y los niños y el tercero es informarte y educarte para el futuro.

Los embarazos gemelares son cada vez menos raros,  según la experiencia de las doctoras Ana Llorente de la Fuente y Carmen Rosa Pallás Alonso, quienes trabajan en el departamento de Pediatría del Hospital Doce de Octubre, en Madrid.

Al recibir la noticia es natural que sientas alegría y también miedo y preocupación. No te sientas mal por esa mezcla de sentimientos, es normal, pues seguramente tus planes y esquemas cambiaron drásticamente.

Esa sensación la irás superando a medida que aprendes sobre la experiencia de tener gemelos.

Con el tiempo, apuntan las especialistas, surgirán nuevas dudas: ¿Será un problema económico?, ¿Cambiará nuestra relación de pareja?, ¿Podré seguir prestando la atención que necesitan mis otros hijos?”.

Por eso es importante aprovechar los meses del embarazo para preparar los apoyos necesarios para cuando nazcan los gemelos.

Cuidar de dos o más bebés a la vez es una tarea agotadora y  larga,  por eso es importante  buscar y planear cierta ayuda “extra”  por parte del padre,  familiares o alguien que se ocupe de las tareas  domésticas.  Una madre fatigada no solo no disfrutará de la crianza  de  sus bebés, sino que no se sentirá capaz de afrontar la situación y esto puede llevarla a la depresión.

-Asociación Española de Pediatría-

A Mom and Her Twin Girls

Síntomas durante el embarazo de gemelos

Ana Llorente de la Fuente y Carmen Rosa Pallás Alonso escribieron una guia en la que explican que ciertos síntomas y signos que se dan de forma más acusada en las gestaciones gemelares.

Uno de ellos se llama hiperemesis gravídica, es decir, los clásicos vómitos matutinos de la embarazada, que en este caso pueden ser más frecuentes, numerosos y prolongados.

Esto se produce porque la hormona que fabrica la placenta,  al fabricarse por duplicado puede dar síntomas más acusados.

Otro problema que se da con más frecuencia, explican ambas especialistas, es la preeclampsia, una enfermedad producida por el embarazo.

Durante la preeclampsia, de algún modo, el feto afecta la tensión arterial de la madre hasta límites en los que puede poner en peligro la vida de ambos.

La preeclampsia muchas veces se controla con tratamiento médico, pero en algunos pocos casos obliga a terminar la gestación de forma prematura.

También ocurren presentaciones anómalas, es decir, que los fetos no se colocan en vertical y “de cabeza”, sino en transversal (atravesados) o en oblicua o de nalgas, todas estas posturas todas ellas que pueden dificultar la extracción y obligar a cambiar también el modo de parto.

Además, el segundo gemelo suele pasarlo peor durante el parto, porque para él es más largo.

Todos estos son motivos que hacen que a veces los obstetras tengan que optar por realizar una cesárea y por eso es más frecuente la realización de cesáreas en embarazos gemelares que en los simples.

Pero seguramente lo que más preocupa a los padres es la amenaza de parto prematuro, ya que puede que conozcan o hayan oído hablar de algún caso en que esto ha ocurrido.

Una gestación llega a término cuando el parto se produce entre la 37 semana cumplida y la 41 semana. Todo parto que se produce por tanto antes de la 37 semana es prematuro.

Aunque estos síntomas son expuestos por dos especialistas, esto no quiere decir que necesariamente los vayas a padecer; no obstante no está demás saber.

188813693_8c7ab10f69_o

Alimentar a gemelos

La leche materna es la mejor manera de nutrición para un niño, la más completa, la más higiénica y la más barata.

Ésta es perfecta para el completo desarrollo del bebé y además le aporta defensas que él todavía no puede fabricar y que lo protegen de algunas infecciones.

Es probable que te preocupe el hecho de que si produirás suficiente leche para los dos. En general el problema de la alimentación con leche materna es el tiempo y no la cantidad de leche producida por la madre.

Si tienes un buen estado de salud, producirás leche suficiente para ambos. Toma en cuenta este dato: Cuanto mejor sea la succión, mayor será la producción de leche.

Para ahorrar tiempo lo mejor es aprender a amamantar a ambos a la vez. Al principio puedes ponerlos por separado, hasta que succionen adecuadamente, y entonces intentar sentarse con los bebés apoyados sobre unas almohadas en las rodillas o sobre el regazo, y poner a cada uno en un pecho.

Hay muchas posturas en las que puedes amamantar a ambos bebés, tendrás que encontrar la más cómoda, con paciencia y probando distintas opciones en general se consigue.