El sexteo, esa peligrosa moda

Puede que hayas escuchado que el sexteo (o sexting) es muy común entre los jóvenes, y tal vez te preguntes si tu hijo o su hija sería capaz de hacer algo así. ¿Cómo puedes abordar el asunto? Antes de responder la pregunta, veamos por qué sextean algunos jóvenes y por qué debería preocuparte.

¿Qué es el sexteo? ¿Qué tiene de malo? ¿Cómo puedes advertirles a tus hijos? Muchos padres se preguntan acerca del sexteo, esa peligrosa moda entre los jóvenes de hoy en día.

El sexteo

El sexteo (o sexting) es la práctica de enviar por celular mensajes, fotos o vídeos eróticos o de claro contenido sexual. La mayoría de los jóvenes de hoy tienen celulares inteligentes, y se ha creado la moda de tener fotos de su pareja en poses provocativas o desnudas para demostrarle a los demás que disfruta de una vida sexual.

Las Causas

  • Algunos adolescentes envían mensajes sexuales para coquetear con la persona que les gusta.
  • Hay chicas que envían fotos de ellas desnudas debido a que se sienten presionadas por un muchacho.
  • Puede que un chico reenvíe una foto explícita de una chica para entretener a sus amigos o para vengarse de ella por terminar con él.
  • Ya recibieron una foto explícita y se sienten obligados a “devolver el favor”.
  • Es “sexo seguro” porque las jovencitas no quedan embarazadas ni se contagien de ninguna enfermedad.
notebook-1064660_640

Los Peligros

  • Puedes arruinar tu reputación para siempre o la de otra persona. Recuerda que lo que se sube en Internet se queda allí para siempre.
  • Aunque pienses que se la envías a una sola persona esta la puede reenviar a todos sus amigos. Tal vez tu ex pareja por venganza termina enviándola a todo el mundo ya sea por facebook u otras redes sociales.
  • En algunos países se considera un delito pagado con cárcel con cargos por abuso de menores y distribución de pornografía infantil.

“El sexteo, es una peligrosa moda es algo sucio y vergonzoso. Enviar y ver mensajes de ese tipo te rebaja. Me siento sucia y mal conmigo misma”

comentario por una joven que se dejó convencer por su novio. 

 

Sugerencias para evitar el sexteo

  • Nunca te tomes ni envíes una foto que no quisieras que tus padres vieran.
  • Hazte a la idea de que cualquier cosa que envíes la verá todo el mundo, aunque tú hayas pedido que no se reenvíe.
  • Antes de borrar un mensaje, foto o vídeo de claro contenido sexual, cuéntaselo a un adulto, tal vez a uno de tus padres o a un maestro.
  • No cedas ante la presión de grupo. Sé Firme.
gossip-532012_640

Consejos para los Padres

  • Ponle reglas claras. Es cierto que no podrás controlar totalmente lo que tu hijo o hija hace con el teléfono, pero sí podrás ponerle reglas y explicarle las consecuencias de romperlas. Recuerda también que como padre tienes derecho a supervisar el uso que le da a su teléfono.
  • Ayúdalo a entender la gravedad del problema. Puedes decirle: “La gente dice muchas cosas acerca del sexteo. ¿Para ti qué es eso?” “¿Qué tipos de fotos dirías que son inapropiadas?” “En algunos lugares, la ley castiga a los menores que envían fotos sexuales a otros menores. ¿Crees que están exagerando?” “¿Crees que el sexteo es inmoral?” Escucha sus opiniones y ayúdalo a pensar en las consecuencias.
  • Presenta situaciones imaginarias. Si tienes una hija, podrías decirle algo como: “Imagínate que un chico está presionando a una chica para que le envíe una foto de ella desnuda. ¿Qué debería hacer ella? ¿Hacerle caso para no perder su amistad? ¿No hacer lo que dice, pero seguir coqueteando con él? ¿Terminar la relación? ¿Hablar con un adulto?” Ayúdale a reflexionar en el asunto.
  • Apela a su sentido del bien y del mal. Pregúntale: “¿Es importante tener una buena reputación? ¿Por qué cosas quieres ser conocido? ¿Cómo te sentirías si humillas a alguien enviando alguna foto inapropiada de él? ¿Cómo te sentirías si haces lo correcto?”
  • Pon el ejemplo. Los padres tienen que poner el ejemplo y evitar las imágenes y los sitios de Internet inmorales o ilegales.

El sexteo, es una peligrosa moda que hoy en día inunda la mente de los jóvenes pero no solo está en riesgo la reputación sino también la libertad, y es que en muchos países es considerado un delito. No pierdas tus valores por seguir la corriente de los demás.

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar