Sensología para niños, ¿qué es?

Mónica Heras Berigüete · 28 febrero, 2019
La sensología para niños trabaja con las emociones no verbalizables, generando un nuevo tipo de inteligencia más holísitica. ¿Quieres saber más?

La sensología para niños fue creada por Carles Bayod, pedagogo y Doctor de la Universidad de Barcelona, y autor de Juguemos a sentir. Se define como la ciencia de transmitir las sensaciones no verbalizables.

Gracias a la sensología, conseguimos que nuestros hijos sean más conscientes del mundo que los rodea y puedan reaccionar de una forma más asertiva ante los estímulos que reciben del exterior. En definitiva, desarrolla un nuevo tipo de inteligencia capaz de mejorar la autoestima y la forma en la que nos relacionamos con los demás.

Sensología en niños. Qué es y cómo puede ayudarlos

La importancia de saber trasmitir emociones es enorme, y poder trabajarla desde edades tempranas va a dar como resultado individuos con un mejor desarrollo social. La sensología nos da herramientas que nos ayudan a fijar esas sensaciones para luego recurrir a ellas cuando las necesitemos e, incluso, renovarlas.

Para que los niños puedan potenciar su creatividad y relacionar los nuevos conocimientos que adquieren en su día a día y con su lado artístico, se basa en los sentimientos que esto les genera. Es una técnica que trabaja con los dos hemisferios cerebrales: el de las emociones y el del lenguaje.

Sensología para niños a través del juego

Esta  ciencia considera que lo más importante en la educación de los niños, es el conocimiento profundo de sí mismos como seres únicos. Para conseguirlo, existen seis niveles de aprendizaje para potenciar la totalidad de su cerebro mediante el juego.Sensología para niños.

1. Sentir y expresar los sentimientos

Lo primero es que los niños aprendan a sentir y a expresar lo que sienten relacionando sus emociones. Se trata de potenciar su sensibilidad y la creatividad. Bayod lo llama “gimnasia de las sensaciones”.

2. Sentirse y expresarse a sí mismos

En esta etapa ya son capaces de diferenciar lo que sienten sobre sí mismos, en lo físico y en lo mental.

3. Sentir a los demás y empatizar con ellos

En este nivel, los niños aprenden a sentir y a expresar a través del otro. Cómo sienten y cómo se relacionan con las personas que los rodean.

4. Sentir el entorno e integrarse

Aquí descubren el sentido de la estética y la función de este cuarto nivel es que aprendan a relacionarse con el entorno.

5. Descubrir las asignaturas e integrarlas en sí mismos

Ahora sí, ya son capaces de integrar lo que aprenden en el colegio a su mondo personal. Esto hará que su rendimiento sea mayor. Paralelamente, las relaciones emocionales serán muy positivas.

6. Sentir el arte y expresarse a través de él

Este nivel está dedicado al arte, así como a los mecanismos de percepción y expresión y cómo son capaces de entenderlo durante la infancia.

Jugando se aprende

Todo aprendizaje debe hacerse desde un punto de vista lúdico. En el caso de la sensología, se proponen actividades que provoquen estímulos y respuestas a partir de sensaciones. Carles Bayod, ha creado un catálogo de sensojuegos que buscan trabajar en los diferentes aspectos de la vida. En ellos, utiliza las dos partes del cerebro: la verbal (izquierda) y la sensológica (derecha).

Según su autor, esta selección de sensojuegos abarca lo lúdico, lo didáctico, lo puramente pedagógico, la conciencia social, la sensoterapia y nuevas técnicas para el análisis y la creatividad empresarial que podríamos llamar un senso-marketing. Estos sensojuegos generan sinestesias y desarrollan la capacidad holística y estratégica del cerebro que le permite trabajar a más velocidad y con mayor efectividad.¿Qué es la sensología para niños?

¿Qué cualidades tienen los sensojuegos?

  • Obligan a que el jugador interaccione con los compañeros verbalmente y use estrategias.
  • Desarrollan una parte del cerebro humano no estimulada habitualmente.
  • Construyen la “inteligencia sensológica”.
  • Se adaptan a cada jugador y a su personalidad, por lo que son siempre cambiantes.
  • Son aptos para cualquier edad, clase social o tipos de interés.
  • Existe un catálogo de más de cincuenta sensojuegos.
  • Se basan en las vivencias de lo cotidiano, lo que uno vive sin darse cuenta que lo vive.
  • Se adaptan a cualquier época y tipos de material.

Existen sensojuegos de sociedad, educativos, artísticos, terapéuticos, para empresas, para catadores, de consulta universal… Cada línea de juego está compuesta de varios sensojuegos.

En definitiva, con la sensología para niños nos encontramos ante una herramienta novedosa que nos abre un nuevo campo y el desarrollo de una inteligencia sensorial aplicada a la vida práctica que se ve reflejada en la forma en la que aprendemos y nos relacionamos.

  • Bautista Vallejo, J. M. (2001). Criterios didácticos en el diseño de materiales y juegos en Educación Infantil y Primaria. Agora Digital.
  • Bayod Serafini, C. (1999) El Arte de Sentir. Barcelona: Editorial INDIGO.
  • Bayod Serafini, C. (2008) Sensoterapia. Barcelona: Editorial VEDRÀ.
  • Cardona, O. G. (2002). Tendencias educativas para el siglo XXI. Revista Electrónica de Tecnología Educativa.