¿Qué usos tiene la fit ball durante el embarazo?

Fernando Clementin 15 abril, 2018
La fit ball se ha convertido en la opción elegida por muchas mujeres en los meses previos al nacimiento de su bebé. ¿Por qué es tan buena durante el embarazo? Aquí te damos algunos detalles al respecto.

Los ejercicios con la fit ball durante el embarazo presentan grandes ventajas para la futura mamá. Contribuyen a su bienestar en diferentes sentidos; además de trabajar el físico, se produce un espacio de diálogo y contención en el que la mujer gana tranquilidad de cara al parto.

Al pensar en un grupo de mujeres embarazadas haciendo ejercicio, de seguro lo primero que se nos viene a la cabeza son las fit ball o pelotas de pilates. Y esto no es ninguna casualidad.

Sus comprobados beneficios para esta etapa la convirtieron en la opción elegida por muchas mujeres en los meses previos al alumbramiento.

Del mismo modo, también se aconsejan estos trabajos para el posparto y el resto de la vida. ¿Por qué es tan buena? Te lo contamos a continuación.

Beneficios de usar la fit ball durante el embarazo

Fortalece varios grupos musculares

Los ejercicios con fit ball durante el embarazo permiten desarrollar el suelo pélvico, algo fundamental para las mujeres antes del parto. Estos músculos son sometidos a grandes exigencias en el momento del nacimiento del pequeño.

Asimismo, también son ideales para ejercitar los músculos de la espalda. Estos son los responsables de soportar el peso extra que la barriga significa. Por eso, ayudan considerablemente a prevenir dolores muy comunes durante la gestación.

Diálogo con otras embarazadas

Las clases de gimnasia con pelota muchas veces sirven como un espacio de desahogo y comprensión. Las mujeres próximas a dar a luz se reúnen, comparten sus síntomas, experiencias, miedos e ilusiones de cara a este gran momento. De hecho, la socialización con otras futuras mamás puede contribuir en gran medida a perder el miedo de cara al parto.

Mejora la flexibilidad

El cuerpo de la mujer sufre muchos cambios durante el embarazo. Muchos de ellos conducen a una merma en la movilidad; afortunadamente, esta puede reducirse gracias a los trabajos con las fit ball. Estos trabajos también contribuyen a una recuperación más efectiva luego de dar a luz.

Siempre es mejor tener compañía al hacer ejercicios con fit ball durante el embarazo.

Elimina el estrés

Muchos ejercicios con la fit ball durante el embarazo consisten en dominar las técnicas de respiración. Esto, además de ser de mucha utilidad cuando se tienen las contracciones previas al parto, también contribuye a reducir el estrés y la ansiedad; estos dos síntomas son característicos de esta etapa, cargada de cambios hormonales.

“Los ejercicios con fit ball permiten desarrollar el suelo pélvico, un conjunto de músculos que es sometido a grandes exigencias en el momento del nacimiento del pequeño”.

Ejercicios con fit ball durante el embarazo

Abdominales con fit ball: estos son recomendables para el inicio del embarazo. Consisten en tumbarse sobre la pelota apoyando la espalda baja y hacer abdominales lentos con los pies en el piso y las rodillas a 90°.

Rotación de la pelvis: para realizarlo, hay que sentarse sobre la pelota mirando al frente. Luego, se debe hacer una rotación de aproximadamente 45° —o más, según el estado de la embarazada— hacia un lado. Posteriormente, se vuelve al centro y se repite el ejercicio para el otro costado.

Una variante de este trabajo es con los brazos estirados hacia adelante a la altura del pecho. Para que sea más fácil hacerlo, puedes tomar una toalla con las manos y mantenerla estirada.

Ejercicio de abdomen: este trabajo requiere que la mujer se siente sobre la pelota, con las piernas a 90°. Deberá llevar el abdomen hacia adelante y hacia atrás ejerciendo un movimiento con su cola, de manera que su pecho y su barriga se acerquen y alejen sucesivamente.

Rotación completa: este ejercicio consiste en ejecutar una rotación completa de cintura mientras se está sentada en la pelota. Para realizarlo, las piernas tienen que estar a 90° y deben ejercer de sostén mientras se hacen los movimientos con la cadera. Estos deben hacerse suavemente y con cuidado.

Saltos leves sobre la pelota: este tipo de trabajos suelen hacerse en los últimos meses del embarazo, cuando la barriga imposibilita otros ejercicios. Son muy efectivos para combatir la incontinencia urinaria.

Son sumamente sencillos; tan solo hay que sentarse sobre la pelota y dar leves saltos sobre ella. Los brazos deben permanecer relajados y la respiración debe ser controlada a consciencia.

Existen diversos ejercicios con fit ball durante el embarazo que tienen grandes beneficios para las mujeres y sus bebés.

Precauciones

En última instancia, es necesario apuntar que hay ciertos recaudos a tomar antes de iniciarse en los ejercicios con fit ball durante el embarazo.

Estos tienen que ver, en primer lugar, con la compañía. Nunca entrenes sola, procura tener a alguien que te corrija las posturas mal hechas y, fundamentalmente, que esté a disposición en caso de que surja algún problema.

Por otro lado, finalmente, también tienes que tener la aprobación de tu médico para hacer estos ejercicios; preferiblemente, un profesional debe guiar tu progreso en cada uno de ellos.

Por supuesto, no es prudente que te ejercites si tienes sangrado o si no te sientes de ánimo para hacerlo. En esos casos, limítate a hacer reposo hasta que te mejores.

Te puede gustar