El primer día del ciclo escolar

La vuelta a clases no es un día más en el año: es el comienzo de una nueva etapa para los escolares y para sus familias.
El primer día del ciclo escolar
Irene Nora Melamed

Escrito y verificado por la médica Irene Nora Melamed el 22 septiembre, 2021.

Última actualización: 22 septiembre, 2021

Útiles, equipos de gimnasia, libros y mochilas son parte del paisaje en las zonas comerciales, cuando se acerca el primer día del ciclo escolar.

Para algunos, representa el comienzo de una gran etapa y para otros, la culminación de un ciclo como estudiante. Pero en ambos casos, es un día que deja una huella importante en sus vidas.

¿Qué representa el inicio del ciclo escolar?

El primer día del ciclo escolar no es cualquier día del año, sino que es el día en el que se produce un enorme giro en las rutinas de los niños y de sus familias. Además, es una fecha en la que se renuevan muchos proyectos.

Si la jornada del ciclo escolar es por la mañana, el despertador debe sonar muy temprano y es esencial planificar con antelación este posible cambio en los horarios.

En cambio, si el horario escolar es por la tarde, la comida del mediodía debe adelantarse o pensar en armar viandas.

Cuando son varios los hijos en casa, la situación puede complicarse aún más y requiere de una mayor organización. Si hay preadolescentes o adolescentes, que por su ritmo circadiano deben asistir a clases algo más tarde, el primer día del ciclo escolar puede ser más desafiante, pero igual de emocionante.

Vale la pena intentar hacer de este día, ¡un día especial!

Niñas felices en clase tras la vuelta al cole.

Es probable que todos y cada uno de nosotros recordemos la emoción en torno al primer día del ciclo escolar y por eso, es clave que ayudemos a nuestros hijos a atesorar unos recuerdos agradables y positivos de este momento.

Cada familia es diferente y así también sus rutinas. Por este motivo, resulta difícil ofrecer una receta universal para todos los hogares. Sin embargo, un consejo útil es intentar encontrar la armonía en torno al inicio del ciclo escolar.

Que el primer día de escuela se transite con tranquilidad puede condicionar para bien el desarrollo del año lectivo, en tanto que el caos y la desorganización seguramente provoquen algunos contratiempos.

La profesora Nidia Karina Cicero, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), destaca un punto clave:

“El conocimiento entre docentes y estudiantes es indispensable en el proceso de enseñanza. Aunque el primer día de clases resulta ser el momento propicio para iniciarlo, esta oportunidad puede perderse si se lo encara como un día más del curso, que solo se diferenciará del resto de las clases por las presentaciones protocolares de docentes y alumnos”.

La familia, las nuevas responsabilidades y el momento de encuentro

A medida que los niños crecen, es importante ayudarlos a ganar autonomía y el hogar es un buen lugar para poner en práctica estas habilidades. Por ejemplo, los adolescentes pueden preparar el desayuno para ellos y para el resto de la familia.

Muchas veces oímos hablar sobre la importancia de compartir la mesa familiar, pero en muchos hogares esto no es posible por diversos motivos. En general, el desayuno suele ser el momento en el que todos los integrantes coinciden en la mesa y entoces, puede convertirse en un espacio de encuentro. 

El modo en el que los adultos valoramos el momento en familia y la importancia que le adjudicamos al desayuno, son factores determinantes para que nuestros hijos participen de esta actividad. La dificultad para incorporar este hábito a la rutina no debe causar frustración, sino motivarnos a trabajar sobre esas metas que deseamos alcanzar como grupo.

Familia desayunando junta sabiendo conciliar la vida familiar y la laboral.

El primer día del ciclo escolar es un hito familiar

Debemos tener presente que el primer día del ciclo escolar es un momento de suma importancia para los hijos y para los padres: es el inicio de una nueva etapa en la vida de todos.

No obstante, es importante trabajar sobre aquellas expectativas desmedidas en torno a esta jornada, como los excesos que ocurren en algunos festejos de los adolescentes, en las celebraciones del último primer día de clases. Ante situaciones como estas, es recomendable anticiparse a ellas y mantener una conversación cara a cara con nuestros hijos.

Finalmente, las emociones que se desencadenan a raíz del inicio de clases varían de un niño a otro. Es necesario respetar las particularidades de cada uno y actuar en consecuencia, sin tratar de imponer un sentimiento que no es genuino.

Te podría interesar...
5 cosas que deberás saber sobre el regreso a las clases
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 cosas que deberás saber sobre el regreso a las clases

Para que el regreso a las clases no se convierta en una pesadilla, empieza a preparar a tu familia con anticipación. Pon en prácticas estos sencill...