Piscinas hinchables para el verano

Francisco María García 5 septiembre, 2018
Una buena forma de que nuestros hijos pequeños se diviertan en casa es con una piscina hinchable. Hay muchos modelos y características, para todo tipo de espacios, capacidades, tonos y diseños.

Llegan las vacaciones, el buen tiempo y el verano; la mejor manera de pasarlo es disfrutar de los ratos libres y una buena refrescada. Una opción ideal para los niños y la familia son las piscinas hinchables; a continuación, veremos todas sus virtudes.

Características y ventajas de las piscinas hinchables para el verano

Una de las características y ventajas más importantes de las piscinas hinchables es que su montaje es relativamente sencillo; es decir, que se puede colocar casi en cualquier lugar.

Para ello, solo es necesario contar con un inflador, de esos que se consiguen en cualquier tienda. Incluso muchas de estas piscinas, sobre todo las más modernas, ya vienen con su respectivo inflador. Además, no necesita de mucho tiempo para su armado, lo que es una ventaja importante para destacar.

Por otro lado, las piscinas hinchables son la opción más barata y fácil de tener una piscina en el hogar, ya sea en el jardín, en el patio o en una terraza. Hasta permiten transportarlas de un lugar a otro, como por ejemplo cuando los niños pequeños quieren llevar su piscina a la playa.

Entre la practicidad de estas piscinas, hay que destacar que son muy manejables, especialmente porque pueden adquirirse de diferentes tamaños y formas.

Respecto a la seguridad de las piscinas hinchables, conllevan muy pocos riesgos para los niños, ya que no son profundas. Además de esta poca profundidad, las piscinas hinchables no tienen superficies rígidas, lo que podría evitar daños a los más pequeños si se dan un golpe o se caen.

En último lugar, muchas piscinas hinchables vienen con accesorios como escaleras o palmeras que dan sombra. También traen diferentes complementos inflables para la diversión de los más pequeños.

Los pañales de agua permiten introducir al niño a la piscina sin preocupaciones.

Cuestiones a tener en cuenta al comprar una piscina hinchable

A la hora de elegir una piscina hinchable para el hogar, es importante considerar algunas cuestiones para hacer la mejor elección. Lo primero que hay que evaluar es la dimensión y el uso específico que se le va a dar.

Según las personas que haya en casa o en el entorno del pequeño, se debe considerar si la piscina será utilizada solo por niños o si también disfrutarán de ella los adultos del hogar.

“Normalmente, las piscinas hinchables suelen ser muy fáciles de armar e instalar. Solo requieren extenderlas e inflar el anillo, esperar a que alcance la forma y luego llenarla de agua”

Junto a la elección de la dimensión de la piscina, es importante también analizar su capacidad en litros y dónde se ubicará la piscina en la casa. El lugar ideal para colocar las piscinas hinchables de verano es una zona soleada y que tenga una superficie rígida.

Finalmente, también se deberá optar por alguna forma. Las piscinas hinchables pueden ser redondas o cuadradas; la elección dependerá sólo y exclusivamente de los gustos personales. Las más comunes suelen ser las redondas, ya que permiten una distribución más sencilla de las personas que se bañan y dan una sensación de mayor capacidad y amplitud.

Instalación y mantenimiento de las piscinas hinchables

Generalmente, las piscinas hinchables no necesitan de un profesional para su instalación. No obstante, este aspecto siempre dependerá de las especificaciones técnicas del montaje.

Normalmente, las piscinas hinchables suelen ser muy fáciles de armar e instalar. Solo requieren extenderlas e inflar el anillo, esperar a que alcance la forma y luego llenarla de agua.

En cuanto al mantenimiento de estas populares piscinas, tampoco se requiere de grandes cuidados. Aun así, pueden resultar frágiles, por lo que es necesario tomar ciertas precauciones para que duren más.

Existen formas muy divertidas de anunciar si un bebé sera niño o niño.

Una de las maneras más sencillas para conservar estas piscinas es poner una capa extra de plástico antes de extenderla para proceder a su armado. Cuando se utilice, es importante revisar que no haya objetos puntiagudos o filosos al interior, ya que podría causar alguna rotura.

Para un correcto almacenamiento, en el momento que se vacíe la piscina inflable es fundamental dejarla secar bien antes de plegarla y guardarla. También hay que evitar cualquier tipo de arruga en su superficie.

En conclusión, las piscinas hinchables son una opción cada vez más elegida por las familias que tienen niños. Esto se debe principalmente a sus ventajas; a saber, lo sencillo que resulta su armado, el precio de cada una y las distintas dimensiones que traen.

Así como son fáciles de montar, lo mismo sucede con su desmonte y almacenamiento, lo que es un beneficio cuando la temporada de verano termina. Como ves, las piscinas hinchables son una excelente oportunidad para disfrutar en familia los meses de verano sin realizar grandes inversiones.

Te puede gustar