La realidad virtual en las aulas

¿Te imaginas tener clases en el colegio en las que puedas recorres el mundo o ver en primera persona los monumentos históricos de cualquier ciudad? Esto puede ser posible gracias a la realidad virtual; te contamos todo sobre ella.

Si hay una invención que ha revolucionado el mundo de la electrónica, es la realidad virtual. Todavía no se ha instalado masivamente. Sin embargo, muchas personas afirman que sería buena herramienta para un uso educativo. Entonces, ¿sería viable añadir la realidad virtual en las aulas?

El mundo cambia a un ritmo indescriptible y esto hace que las instituciones educativas se replanteen muchas cosas. En primer lugar se cuestionaron algunas materias de los planes académicos. Luego, medios y expertos siguieron por la capacitación de los docentes. Ahora el debate va más allá y apunta a los elementos.

No son pocos quienes aseguran que, los dispositivos de realidad virtual, en las aulas, renovarían la motivación para estudiar en los niños y adolescentes.

Esto va en el mismo sentido que las teorías de quienes afirman que los instrumentos educativos han quedado vetustos frente al poder de la internet y la información al instante.

Experimento con realidad virtual en las aulas

En 2017, los alumnos del Instituto Hunters Lane en Nashville, la capital del estado de Tennesse, fueron partícipes de un estudio para probar la factibilidad de esta herramienta.

Más de 1700 jóvenes, divididos en tandas de 150 estudiantes que a la vez se separaban en 4 aulas utilizaron gafas de realidad virtual para sus clases.

De las seis semanas que duró la prueba, en las primeras dos se formó a los maestros en la implementación de esta tecnología. En las restantes, los estudiantes fueron los protagonistas.

Los resultados, de acuerdo a lo que expresaron los maestros a cargo, fueron positivos. Observaron mayor retención de conocimientos por parte de los alumnos y, como era de esperarse, mayor interés por participar.

Una de las primeras experiencias que vivieron fue el uso de Google Earth VR para recorrer ciudades como Tokyo, contaron los docentes.

Al mismo tiempo, se encargaron de aclarar que la realidad virtual no llega para reemplazar nada, sino más bien como un complemento educativo más.

Beneficios de la realidad virtual en las aulas

La utilización de la realidad virtual en las aulas supondría ventajas enormes para el proceso educativo. ¿De qué manera podría colaborar en este proceso? Estas son algunas:

Mayor comprensión y retención de datos

No es necesario aclarar que las vivencias, cuanto más sensoriales, más quedarán grabadas. Por lo tanto, no hay punto de comparación entre observar un mapa y leer un libro y la posibilidad de volar un país entero y recorrer cada una de sus regiones como un ciudadano más.

La realidad virtual en las aulas.

Más motivación para los alumnos

Indiscutiblemente, todos los jóvenes querrían participar de este tipo de clases. El solo hecho de poder vivir esta experiencia tan innovadora puede cambiar radicalmente su mirada hacia la escuela o los temas de aprendizaje.

Preparación para el futuro

Tal y como contaban los docentes que participaron del experimento en Tennessee, es impensado un futuro en el que la tecnología no esté presente. Por ende, no tiene sentido pensar en una educación que no la incluya como un instrumento más.

Igualdad de posibilidades

Gracias a estos dispositivos, visitar monumentos y museos históricos ya no será un privilegio de los niños de las grandes ciudades. Se podría acceder a cualquier de ellos desde cualquier punto de la nación.

En sentido contrario, los jóvenes de las áreas urbanas podrían conocer de primera mano las actividades productivas rurales. La realidad virtual en las aulas sería un paso adelante en la búsqueda de la equidad.

No son pocos quienes aseguran que los dispositivos de realidad virtual en las aulas renovarían la motivación que parece perdida de niños y adolescentes por el estudio.

Desventajas de esta tecnología

Al ser una tecnología todavía en desarrollo, está claro que no todo iba a resultar color de rosas. Existen claras deudas que saldar en cuanto a la realidad virtual para poder implementarlas de manera regular en las escuelas. Estas son algunas:

  • Requerimientos excesivos: para funcionar, un dispositivo de VR (Virtual Reality, sus siglas en inglés) exige un salón de grandes proporciones.
  • Precio: todavía es una tecnología costosa. Pese a que se pueden conseguir dispositivos a precios accesibles, su implementación masiva significaría gastos gigantescos.
La realidad virtual en las aulas podría modificar el panorama actual de la educación.

  • Contenidos: diagramar estrategias para combinar la enseñanza tradicional con las nuevas tecnologías no es algo que se logre de la noche a la mañana. Se necesitará un trabajo de muchos años para alcanzar este punto.
  • Capacitación docente: como responsables de la clase, los docentes tienen que ser avezados en el uso de los aparatos. Esto, por supuesto, requiere años de formación.

Con sus puntos a favor y en contra, queda claro que la realidad virtual en las aulas será un tema cada vez más frecuente en los próximos años. Eso que alguna vez solo imaginábamos como parte de películas de ciencia ficción, ya está aquí; y llegó para quedarse.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar