La fisioterapia en el embarazo

Gladys · 30 septiembre, 2016

La fisioterapia es una terapia de curación que consiste en ejercitar, masajear y utilizar elementos naturales como agua y luz para mejorar el estado físico.

Muchas veces el embarazo trae consigo algunas molestias y problemas en el estado físico de la mujer. Esto pasa porque cargamos un considerable y precioso peso extra, mientras el cuerpo atraviesa una serie de cambios hormonales.

No obstante, no todos los embarazos se desenvuelven de la misma manera, sin duda todo dependerá de nuestra fortaleza física, voluntad y algunos ejercicios que nos ayudarán a enfrentar este nuevo panorama.

En la actualidad, la mayoría de los doctores recomiendan la fisioterapia como una muy buena técnica para fortalecer a las embarazadas. Te sorprenderás al ver cómo esta técnica puede ayudarte notablemente a hacer más llevadero el proceso de gestación.

La idea es evitar molestias o hacerlas más llevaderas

297448

Un dolor de espalda, de cuello, espasmos musculares, presión en los tendones e incontinencia urinaria forman parte de la lista de algunas molestias que las embarazadas podemos llegar a sentir cuando la barriga crece.

Si hablamos con precisión, estos síntomas no son realmente del embarazo. Más bien, son efectos que algunas mujeres encinta sufren por el desarrollo del embrión.

Esto ocurre porque no sabemos manejar el peso extra o porque los músculos simplemente no están preparados. Por tal razón, siempre se recomienda hacer  ejercicio físico con regularidad para evitar molestias o hacerlas más llevaderas.

De hecho la fisioterapia para  las mujeres que están encinta tiene como finalidad ejercitar los músculos y dotarlos de fuerza y flexibilidad; beneficios que son esenciales durante este proceso.

Lo mejor de esta excelente opción, es que las rutinas se adaptan a cualquier condición física o a las realidades de las futuras madres.

Recuerda que estar en proceso de gestación no significa estar enferma. No pierdas tiempo y activa tu cuerpo

Puedes estar embarazada y no dejar de hacer lo que siempre haces

Según algunas estadísticas, hasta el 25% de las mujeres que están en estado no logran desarrollar su cotidianidad con normalidad. Algunas creen que esto es normal, pero la verdad es que embarazo no es sinónimo de inactividad.

El problema no es el embarazo como tal, sino el hecho de que muchas no nos preparamos para afrontarlo. La fisioterapia nos muestra prácticas que mejorarán notablemente nuestra movilidad.

No solo tendrás más resistencia y caminarás mejor. Esta disciplina te dará elementos para dominar el peso, tener una mejor postura y manejar tu equilibrio corporal.

Trabajas el organismo y también la mente

La fisioterapia para embarazadas es especializada, no es como ir al gimnasio a quemar calorías. Sus ejercicios son muy sencillos, delicados y buscan fortalecer la psiquis de la futura madre. En ella se trabajan aspectos como la respiración y el calentamiento muscular.

Por lo general, las sesiones de fisioterapia culminan con rutinas anti estrés. La idea es que puedas dominar tu cuerpo y eso solo lo lograrás mediante el control de los aspectos mentales.

En ciertos casos hay similitudes con el yoga de embarazadas, en especial porque se trabaja mucho todo lo relacionado a la relajación ya que la misma es clave a la hora del parto. Preparas el cuerpo y te enseñan a dominar el aspecto psicológico.

Trabaja de forma permanente los ejercidos y verás resultados

Fisioterapia: disciplina para que no haya dolor

fisioterapia-2

Lo más importante de esta técnica es aprender las posiciones y practicarlas con cierta regularidad. Lo recomendable es hacer al menos 6 sesiones como mínimo. Se cree que así podrás recordar las posturas y ejercicios principales.

En este sentido, la fisioterapia es una disciplina para administrar nuestro organismo y el peso que debemos llevar. Como en cualquier arte marcial, lo importante es lograr dominar el cuerpo y adaptarnos a las nuevas realidades y cambios.

Pero como dicen algunas personas “la práctica hace al maestro”. Sin práctica ni ejercicios jamás podrás alcanzar tus objetivos. En este punto, debes saber que todo dependerá únicamente de ti.

Harás con facilidad todo aquello que te cuesta con el embarazo

Con el embarazo el problema es que nos cuesta hacer las cosas que anteriormente hacíamos de manera sencilla. Sentarnos cómodamente, dormir, realizar labores del hogar. Lo simple se torna complejo.

Pero con la fisioterapia tendrás herramientas para poder retomar tus actividades. Posturas para descansar mejor, sentarse, ponerse de pie y todo lo demás será parte de tu aprendizaje.

Esta técnica ayuda hasta a las mujeres que no les gusta el ejercicio. Las rutinas son sencillas, cómodas y no requieren de mayor esfuerzo. Verás como tu embarazo se hará más llevadero para tu disfrute. ¿Qué tal si lo intentas?