La figura de Jasmín en la nueva película de Aladdin

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
21 junio, 2019
Incluso las películas Disney y sus personajes evolucionan para anclarse en los pensamientos de la actualidad. No te pierdas el gran cambio de Jasmín en el nuevo remake de Aladdin

El día 24 del pasado mes de mayo llegaba a los cines un remake de una de las películas más conocidas de la saga Disney: Aladdin. La película, protagonizada por Aladdin y Jasmín, sigue prácticamente la misma trama que en el clásico de dibujos animados que dio a conocer esta historia y que se estrenó hace ya 17 años, en el año 2002.

Sin embargo, una de las grandes diferencias entre ambas películas, por no decir que la más grande, es la figura de Jasmín a lo largo de la misma. Los productores de Disney saben que los tiempos y las épocas cambian y evolucionan y, con ello, también los personajes. Hoy te descubrimos el gran cambio de uno de los personajes principales de la película.

El personaje de Jasmín en el clásico Disney

A pesar de que en este remake el personaje de la protagonista ha evolucionado y se le ha dado más importancia que en el clásico del año 2002, Jasmín nunca ha tenido la imagen de ser una princesa convencional como sí lo han podido ser otras princesas como Cenicienta o Blancanieves.

La figura de Jasmín en la nueva película de Aladdin.
© Walt Disney Pictures, Lin Pictures, Marc Platt Productions

¿Alguien recuerda a Jasmín vestida con grandes vestidos de gala? La respuesta correcta es no, ya que esta princesa siempre se ha caracterizado por su bonito traje azul de pantalón. Aunque esto pueda parecer un aspecto sin importancia, la vestimenta de las princesas dice mucho sobre ellas.

Otro de los aspectos que hacen que nunca haya sido una princesa convencional es que, siempre que podía, se escapaba a visitar la ciudad, ya que tenía prohibido salir de palacio. Romper las normas no es una de las cosas que caractericen a este elenco de princesas Disney de la antigüedad.

Por último, aunque no menos importante, hablamos de la figura de los animales dentro de estas películas infantiles. Mientras que en películas como Cenicienta sus ‘amigos’ son ratones y pequeños pájaros o, en el caso de Rapunzel, un lagarto, el mejor amigo de Jasmín y su fiel compañero es un tigre de bengala.

Todas estas características nos dejan claro que la creación de esta princesa Disney desde sus inicios quiso mostrarse como reivindicativa y diferenciada del resto.

Jasmín en el remake de este 2019

Toda esta reivindicación y esta rotura de normas y reglas de las que hablamos son las que en este remake de Aladdin se ponen de manifiesto. En esta nueva película, el objetivo de Jasmín, a pesar de la prohibición de la ley que indica que las mujeres no pueden ser sultanas del reino, es ser sultana cuando su padre quiera dejar de serlo.

En el transcurso de la película vemos cómo su padre intenta presentar varios príncipes a Jasmín para que esta se case y el elegido sea el sultán. Sin embargo Jasmín es totalmente reacia a esta idea de casarse por obligación y sin sentimientos.

La figura de Jasmín en la nueva película de Aladdin.
© Walt Disney Pictures, Lin Pictures, Marc Platt Productions

Lo que con este pensamiento quiere mostrar es que, a pesar de ser princesa, su libertad está por encima de todo lo demás, y no necesita a un príncipe que reine para, así, quedarse ella en un segundo plano.

«No callaré», la nueva canción incluida en el remake

Tal es la importancia que le han querido dar a este personaje que en esta película se ha incluido una canción nueva cantada íntegramente por Jasmín, cuyo título marca totalmente la diferencia antes incluso de escucharla: «No callaré» 

Con frases como «Solo podrás ver, oír y callar, pero esa historia se acaba» o «Hasta el eco dice que ya no me calle», Disney deja muy claro que las personalidades de estas nuevas princesas del siglo XXI son totalmente diferentes a las de los clásicos anteriores.

Por tanto, el remake de la película de Aladdin sigue manteniendo la esencia del maravilloso clásico estrenado hace años, pero sabiendo adaptarse a los pensamientos y actitudes de la actualidad, reivindicando la importancia de la figura de la mujer y rompiendo estereotipos.