¿Por qué el hierro es fundamental en el embarazo?

Cuando no estas embarazada, el hierro que consumes en tus alimentos es más que suficiente para controlar tu circulación sanguínea. Pero cuando tienes un bebé en tu barriguita, lo lógico es que necesites más reservas de hierro para que todo funcione correctamente.Son muchas las razones para consumir hierro durante el embarazo. Hoy en día los doctores recomiendan a casi todas las madres suplementos de hierro, incluso desde los primeros momentos de la gestación.

El hierro es el nuevo cáliz de las mujeres en estado. Si hacemos una lectura de las razones por las cuales las futuras mamás deben consumirlo, podríamos resumir todo en la siguiente afirmación:  protege a la madre y al bebé durante la gestación.

Ahora bien, todo esto tiene una explicación médica. Evitar un proceso de anemia en la madre es quizás el riesgo que más se busca alejar.

Una mujer embarazada necesita al menos 30mg al día para garantizar la circulación sanguínea

¿Por qué tomar Hierro?

hierro 1

Lo primero que debes saber es que cuando estás embarazada, la circulación de la sangre en tu cuerpo cambia notablemente. De hecho, con la presencia del feto se incrementan los niveles de sangre en el cuerpo de la madre hasta en un 50%.

Para explicarlo en números, la cantidad  que necesita una mujer que no está embarazada es de 17mg diarios. Pero una mujer en estado necesita 30mg al día para garantizar la circulación sanguínea. ¡Casi el doble de cantidad habitual!

Reservas para el bebé 

Consumir dosis extra de hierro es fundamental también para el infante que se está formando. La cuestión es que el bebé depende de las reservas de hierro de la madre para crear su propio almacenamiento.

Esto es clave porque tales depósitos son los que el bebé  utilizará para pasar sus primeras semanas de vida, antes que pueda almacenar hierro producto de su alimentación como ser humano independiente.

Otro aspecto importante, es que parte de ese hierro que se transmite de madre a hijo durante el embarazo será vital para la formación de la placenta.

El hierro es importante para evitar abortos espontáneos

Previniendo la anemia

hierro 3

Algunas mujeres necesitan dosis de hierro extra porque tienen niveles bajos del mineral en su organismo antes de quedar embarazadas. Esta condición puede generar en la madre el padecimiento de una “anemia ferropénica”.

Esta condición presenta síntomas que nos pueden alertar a tiempo, en caso de que no llevemos un control adecuado de nuestro embarazo en su primera fase. Los mismos son fáciles de detectar por la futura mamá que los padece.

Los síntomas de la anemia ferropénica son los siguientes: piel amarillenta o muy pálida, agotamiento exagerado, jaquecas y taquicardia. Otros síntomas son irritabilidad, llagas en la lengua y patrones irregulares en la cicatrización de la piel.

Dieta recomendable

Además del suplemento, lo más recomendable es ingerir alimentos con alto contenido de hierro durante el embarazo. La carne magra de res y el pollo son altamente recomendables en este caso.

Otra fuente inagotable de hierro son los granos, sobre todo las lentejas, los frijoles rojos y negros. La avena, las pasas y ciruelas, las espinacas y el pan blanco también hacen una buena aportación a la causa.

Lo importante en todo momento es suministrar el hierro necesario para ti y para el crecimiento de tu bebé.

Trucos para aprovechar su contenido

Dicen que cocinar todos los alimentos que contienen hierro en sartenes de hierro fundido ayuda a que los alimentos no pierdan este componente.

Incluso hay alimentos como el tomate que absorben el hierro al momento de cocinar. Es importante evitar consumir sustancias que interfieran en su absorción.

Un ejemplo de este tipo de alimentos es el café o el té. Lo más probable es que debas evitarlos durante tu embarazo. Mejor aún, puedes sustituir estas bebidas por otras que te ayuden a asimilar el vital mineral.

Es recomendable comer toda clase de frutas que sean ricas en vitamina C: naranja, fresa, mandarina, entre otros. El brócoli también ayuda notablemente.

¿Y si consumo demasiado?

Todo en exceso es malo; esto ocurre también con el suministro de hierro durante la gestación, dado que si exageras mucho puedes provocarte algunos problemas como la diabetes del embarazo.

Será difícil llegar a superar estos límites, pero no imposible. Por eso es tan importante ir a consulta con tu médico y seguir al pie de la letra las indicaciones que te dé.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar