Un estudio microbiológico puede mejorar la mastitis

Amanda · 25 junio, 2016

La mastitis es un proceso infeccioso que sufre una de cada diez mujeres durante las primeras dos semanas de lactancia. Por lo general, esta condición es tratada efectivamente por medio de antibióticos, pero en ocasiones las bacterias son resistentes al tratamiento. Para mejorar el diagnóstico de mastitis, los especialistas del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los alimentos de la Universidad Complutense de Madrid promovieron la realización de un estudio microbiológico.

La concepción de este análisis presentado en el XI Simposio Internacional de Lactancia Materna, pretende mejorar los cuadros de mastitis por medio de una evaluación de las características de las bacterias que inciden en cada caso. Según los expertos, las probabilidades de éxito de cada tratamiento pueden variar si se realiza con antelación un análisis microbiológico de la enfermedad.

Los casos de mastitis pueden llegar a afectar hasta un 95% de las madres lactantes si se extiende el período de aparición más allá de las dos semanas. Es decir, la mayoría de las mujeres en etapa de lactancia podrían sufrir esta infección antes del primer mes que realizan el proceso.

En ocasiones la infección podría empeorar o no dar muestras de mejoría con el tratamiento, esto se produce porque las bacterias son resistentes a los antibióticos indicados. Según Juan Miguel Rodríguez, doctor que dirigió la investigación, las bacterias relacionadas al 50% de los casos de mastitis estudiados presentaron resistencia al tratamiento.

image

Desarrollando un tratamiento eficaz contra la mastitis

Para los casos de mastitis es recurrente la prescripción de antibióticos como eritromicina y amoxicilina, sin embargo, más de la mitad de los casos no responden con éxito ante este trataiento. Por tal motivo los expertos de la Universidad Complutense de Madrid, realizaron la investigación que les permite afirmar que todo podría mejorar si se aplican un antibiograma y un cultivo a la leche materna.

El análisis propuesto, además de mejorar el tratamiento, también es efectivo en el momento de realizar el diagnóstico. Para identificar la resistencia de determinada bacteria a cierto grupo de antibióticos, es conveniente la realización del antibiograma; esto evita la polimedicación que en ocasiones lleva a la pronta suspensión de la lactancia.

En general la mastitis no ha recibido la atención requerida por muchos años, en particular por errores en el diagnostico y por una especie de infravaloración de la infección. Además, según afirma el doctor Rodríguez no existe una especialización médica en las enfermedades relacionadas a las mamas, pues en caso de infecciones o problemas de lactancia, el diagnóstico queda en manos del ginecólogo e incluso el pediatra.

image

De acuerdo a los estudios, la mastitis es causada especialmente por dos grupos de bacterias: los estreptococos  y los estafilococos, estos últimos con incidencia en al menos 75% de los cuatro mil casos analizados por los expertos del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los alimentos. Los análisis microbiológicos de la leche materna pueden ser determinantes en el diagnóstico y tratamiento eficaz de la mastitis, pues permite identificar los agentes causantes de la infección y por ende la indicación correspondiente.

Posibles complicaciones pueden evitarse

La importancia de los estudios a la leche materna es fundamental para que no haya consecuencias que lamentar. Una posible complicación en casos de mastitis se relaciona por ejemplo con la polimedicación. Al no ser tratada de la manera correcta, la infección podría ocasionar un efecto no deseado, pues puede terminar eliminándose las bacterias de la leche que no son resistentes al medicamento, pero que son necesarias para mantener sus propiedades.

En consecuencia, en ausencia de otras bacterias, el estafilococo podría expandirse y ocasionar obstrucción de los conductos. Otra complicación posible es la recurrencia de la infección y la transformación en una afección crónica; también se han presentado casos en los cuales la mastitis provoca cuadros de candidiasis vaginal.

Las complicaciones de la mastitis alcanzaron un 10% de los casos analizados por los especialistas, quienes aseguran que podría haberse evitado con un sencillo análisis microbiológico. Independientemente de la agudeza de los síntomas, un temprano diagnóstico podría marcar la diferencia en cuanto a la intensidad y prolongación de la infección.