5 errores comunes de los padres que pueden provocar caries en sus hijos

Te contamos 5 errores que cometen los padres que predisponen a que sus hijos tengan caries. Descúbrelos para evitarlos.
5 errores comunes de los padres que pueden provocar caries en sus hijos
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

Cuando tenemos un pequeño, solo queremos su bienestar y su felicidad. Pero si hablamos de caries, los padres suelen cometer algunos errores que favorecen el desarrollo de la enfermedad en sus hijos.

En este artículo te contamos las 5 equivocaciones que los adultos suelen cometer y que favorecen el desarrollo de esta enfermedad. Con esta información podrás evitarlos y ocuparte de la salud bucal de los más chiquitos de la casa.

Conoce los errores más comunes de los padres que pueden provocar caries en los hijos

A veces, los adultos no cuentan con la información suficiente para cuidar de manera adecuada la boca de sus hijos. Otras veces, no son conscientes del daño que algunas de sus decisiones pueden causar en las pequeñas dentaduras. A continuación, te contamos los 5 errores más comunes a fin de que puedas evitarlos.

1. Retrasar la primera visita al odontopediatra

Algunos adultos esperan a que los pequeños sientan dolor o tengan algún problema en la dentadura para acudir al odontopediatra. Otros consideran que las revisiones deben comenzar cuando aparecen los dientes definitivos.

Sin embargo, no visitar al dentista desde edades tempranas es uno de los errores que pueden cometer los padres y que podría ocasionar caries en sus hijos. La primera consulta debería realizarse antes de que el niño cumpla un año, cuando aparecen los dientes de leche en la boca. Luego, es beneficioso visitar al profesional cada 6 meses por los siguientes motivos:

  • Permite controlar el correcto desarrollo y el crecimiento de los maxilares y la erupción de las piezas dentarias.
  • Ayuda a detectar cualquier problema que se presente de manera temprana y aplicar medidas preventivas. Los tratamientos serán más fáciles y menos invasivos si se abordan desde un comienzo.
  • Facilita la relación del niño con el profesional. Generar un vínculo afectivo y de confianza permite que las consultas sean más agradables para todos.
  • El profesional educa y enseña a los padres sobre todo lo que tenga que ver con el cuidado de la boca de sus hijos.
La primera visita al odontólogo debe realizarse antes de que el niño cumpla el primer año. Después, tiene que haber revisiones periódicas. No acudir al profesional puede favorecer la aparición de caries.

2. No darle importancia a los dientes de leche

Creer que los dientes de leche no necesitan atención es otro de los errores que cometen los padres y que podría ocasionar caries en estas piezas. Es cierto que esta dentición dura solo un tiempo en la boca de los pequeños y luego se cae. Pero no por esto debemos pensar que no tienen ningún propósito en la boca y que no requieren cuidados.

Los dientes de leche le permiten al niño masticar, hablar y sonreír de manera normal. Además, favorecen el correcto crecimiento de los maxilares y el desarrollo de la forma de la cara, al tiempo que guardan el espacio y guían la salida de los dientes definitivos.

Si las piezas temporarias no se cuidan, pueden enfermarse de caries u otras infecciones. Estos problemas no solo afectan la calidad de vida del niño, sino que también repercuten en los dientes definitivos que se están formando.

Cómo cuidar los dientes de leche

Las piezas de leche se cuidan con una adecuada higiene bucodental todos los días y con una dieta saludable. Además, se deben realizar visitas al odontopediatra de manera frecuente.

En el caso de que las piezas de leche ya estén enfermas, al igual que las permanentes, deben ser restauradas. Acudir al odontólogo para que elimine la afección y repare los dientes rotos es crucial para mantener la pieza hasta que se caiga por sus propios medios.

Las piezas de leche muy rotas o que se salen antes de tiempo pueden provocar problemas de mordida en el futuro y la necesidad de usar ortodoncia. Por lo tanto, cuidar estos pequeños dientes temporarios evita inconvenientes en el presente y en el futuro.

3. Dar a los niños alimentos y bebidas muy dulces

El azúcar que ingerimos es aprovechado por las bacterias de la boca para crecer y multiplicarse. En su metabolismo, se producen ácidos que al contactar con los tejidos duros de los dientes los destruyen y originan las caries.

Dar demasiado azúcar a los niños es otro de los errores de los padres que pueden provocar caries en los más pequeños. Algunos de los productos que lo contienen en importantes cantidades son los dulces, las golosinas, las chucherías, la bollería y los refrescos, por lo que es preferible evitarlos.

El uso del biberón durante las noches para que el niño se duerma es otro factor a considerar. El contacto del azúcar de la leche con las superficies dentarias durante largos períodos favorece el desarrollo de caries de la primera infancia. Además, colocar sustancias endulzadas en el interior de las mamaderas o mojar con ellas la tetina del chupete, también predispone a sufrir esta enfermedad.

Los niños pequeños no tienen la capacidad necesaria para realizarse una correcta higiene dental, por lo que es clave que algún adulto sea el encargado de dicha limpieza. Aproximadamente, los pequeños logran hacerlo bien, sin ayuda, entre los 6 y los 8 años.

4. Dejar que los niños realicen el cepillado por sí mismos

Los niños pequeños no tienen la capacidad de limpiar sus bocas por sí solos de manera correcta. La falta de motricidad, de coordinación y de conocimiento de la técnica suficiente los llevan a dejar varias zonas sin limpiar.

Los adultos deben ser los encargados de realizar la higiene bucodental de los más chicos hasta que ellos puedan hacerlo solos, lo que ocurre entre los 6 y los 8 años. Luego, tienen que supervisar el proceso para ayudar a los pequeños a limpiar todas las zonas de la boca.

Además, es importante realizar la limpieza de la lengua y el uso del hilo dental. Eliminar la placa bacteriana de la superficie lingual y de la zona entre los dientes ayuda a prevenir las caries.

5. Usar pastas dentales sin flúor

Uno de los errores que los padres suelen cometer y que puede ocasionar caries en sus hijos es temer que el flúor de las pastas dentales pueda perjudicarlos. Debes saber que si la crema dental se utiliza de manera adecuada, este elemento no solo no es dañino, sino que ayuda a prevenir la enfermedad.

El flúor es un producto de la naturaleza que refuerza el esmalte de los dientes y lo hace más resistente a los ácidos bacterianos. Además, ayuda a disminuir el metabolismo y la proliferación de las bacterias que originan las caries.

Por otra parte, los padres deben cuidar de poner la cantidad correcta de pasta con flúor según la edad del pequeño para evitar un consumo excesivo del mineral. En este artículo te contamos cuánta pasta debes usar.

Los padres deben dar el ejemplo

Son varios los errores que pueden llevar a los padres a aumentar el riesgo de caries en sus hijos. La mayoría de las veces se debe a la falta de información o a ciertas creencias equivocadas. Pero hay algo más que puede favorecer a que aparezca la enfermedad en los más chicos, y es la falta de cuidado bucal de los adultos.

El ejemplo de los padres es un gran estímulo a la hora de inculcar hábitos saludables en los más chicos. Ocuparte de tu propia higiene, alimentarte de manera saludable y visitar a tu odontólogo de manera regular es una gran manera de motivar a tus hijos a hacer lo mismo. Si los niños ven que sus papás no le prestan la atención suficiente al cuidado de su salud bucal, difícilmente considerarán importante atender su propia boca.

Te podría interesar...
Los mejores juegos infantiles para lavarse los dientes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los mejores juegos infantiles para lavarse los dientes

Los juegos infantiles son una buena opción para incentivar a los niños a cepillarse los dientes de una manera más divertida.



  • Cárdenas, S. D. LA SALUD BUCAL DEL BEBÉ EMPIEZA DESDE EL EMBARAZO. Facultad de Enfermería Programa de Enfermería Universidad de Cartagena, 12.
  • Sánchez García, M. N. (2021). SALUD BUCAL Y ENFOQUE DE LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA EN BEBES.
  • Espinoza Plúas, T. S. (2021). Diagnóstico pronóstico y prevención de caries de la infancia (Bachelor's thesis).
  • Minaya, M. D. C. P. (2018). La Importancia de curar los Dientes de Leche. Evidencias en Odontología Clínica3(2), 6-7.
  • Vitoria Miñana, I. (2002). Flúor y prevención de la caries en la infancia. Actualización 2002. Revista Pediatría de Atención Primaria4(15), 463-494.
  • Miñana, V. (2012). El flúor oral para la prevención de caries,¿ cómo, cuándo ya quién?. Form Act Pediatr Aten Prim5(2), 108-13.
  • Bergara Chapilliquien, E. P. (2020). Dieta y caries dental (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Robalino-Tello, A. B., Collantes-Acuña, J. E., & Flores-Jara, M. G. (2021). Caries dental en la primera infancia asociada a alimentos cariogénicos: una revisión de literatura. Maestro y Sociedad, 177-187.
  • Páez, C. A. V., Castillo, E. L. T., & Ávila, J. A. T. (2021). Higiene bucal como factor determinante en incidencia de caries dental niños de 6 a 12 años. ReciMundo5(1), 227-240.
  • Zanini, M., Tenenbaum, A., & Azogui-Lévy, S. (2022). La caries dental, un problema de salud pública. EMC-Tratado de Medicina.