Cuento, pis, agua y beso para cuando tu hijo no pueda conciliar el sueño

¿Sientes que a tu hijo le cuesta conciliar el sueño? Te contamos cuáles son los factores que interfieren en su descanso y cómo puedes ayudarlo.
Cuento, pis, agua y beso para cuando tu hijo no pueda conciliar el sueño

Última actualización: 11 marzo, 2022

¿Te has dado cuenta de que a tu hijo le cuesta conciliar el sueño? ¿Da muchas vueltas en la cama para poder dormirse? ¿Te pide que le leas el mismo cuento varias veces, que le des otro beso antes de apagar la luz o que le lleves un vaso de agua? ¿Sientes que el pequeño no quiere dormirse y ya no sabes qué hacer?

¡Tranquila! En general, este tipo de comportamientos son frecuentes a cierta edad. Y aunque pueda resultar desesperante para ti, tiene una razón de ser.

En algunas ocasiones, se trata de un pedido de atención, por lo que debes estar atento a qué cosas hacer para lograr que agarren el sueño más rápido. Esto evitará que lidies con horas de trasnocho infantil intentado que se duerman.

Niño durmiendo

¿Es cierto que necesitan el cuento, pis, agua y beso para conciliar el sueño?

Al momento de dormir, cada persona es diferente, incluidos los infantes. Algunos requieren del contacto con sus progenitores para dormirse, otros pueden conciliar el sueño por sí solos y en tan solo minutos. También, hay quienes necesitan de un cuento, un peluche o de una luz para conciliarlo. Por otro lado, tienen lugar los trastornos del sueño.

Pero esto no queda aquí, pues hay muchos pequeños a los que no les gusta que llegue el momento de ir a la cama y buscan la manera de alargar el tiempo con cualquier tipo de estrategia.

Por ejemplo, una vez que ya le leíste un cuento y le diste un beso de buenas noches, tu hijo te pide que le lleves un vaso de agua porque tiene mucha sed y al final, solo bebe un trago. Luego se levanta para hacer pis, a pesar de haber ido al váter unos minutos antes. Nuevamente te pide que le des un beso e incluso, te puede llegar a contar una historia del colegio. Ilógico, ¿no?

Es probable que pienses que tu hijo juega contigo, pero debes saber que esto no es así. Esta es su manera de demostrarte que necesita de ti y que desea que estés más tiempo junto a él.

Niña conciliando el sueño

Son muchos los factores que interfieren en el sueño

Debes tener presente que para muchos pequeños la hora de irse a la cama resulta algo delicado. A la mayoría no les gusta la oscuridad, pero hay quienes sienten soledad en su propia habitación o les genera estrés separarse de sus padres. Por este motivo, hacen diferentes cosas para pasar más tiempo con sus progenitores.

Si el caso es todo lo contrario y observas un cambio rotundo en el último tiempo (antes se dormía solo y ahora presenta estos comportamientos), lo más seguro es que transite una etapa de miedo o inseguridad.

Beso en la frente

Cosas que puedes hacer para ayudar a tus hijos a dormir

La mayoría de los padres tienden a estresarse por estas actuaciones de sus niños. Y es que ellos también se cansan y desean irse a dormir. O simplemente, necesitan terminar de hacer cosas que no pudieron realizar previamente.

Lo recomendable es no molestarse con el pequeño, no ignorar sus peticiones ni gritarle. En contraparte, intenta explicarle con la mayor paciencia, respecto y amor cómo te sientes, pero sin dejar de lado esas necesidades de contacto.

En este caso, tienes que establecer una hora para que se vaya a la cama y debes colocar unas normas antes de irse a dormir. Dentro de estas reglas debe estar la siguiente secuencia: beber agua, hacer pis, leer un cuento y despedirte con un beso de buenas noches.

Es indispensable que durante el tiempo que pases con el pequeño antes de dormir exista una gran conexión entre ambos. Entonces, procura no utilizar tu móvil y focalízate en él.

Probablemente, luego de ese rato de conexión, el niño se quede en calma y se duerma sin problemas. Sin embargo, si notas que esta situación sigue o empeora, consúltalo con un experto en el tema.

Te podría interesar...
Tu hijo necesita tenerte cerca para conciliar el sueño
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Tu hijo necesita tenerte cerca para conciliar el sueño

Cuando un bebé está cerca de su madre y su padre, es más regular la temperatura y concilia mejor el sueño siendo este más duradero.