¿Cuándo empiezan a andar los bebés?

Si tienes la intención de que tu pequeño aprenda a caminar, debes considerar algunos factores para saber si está listo. En caso de que sea el momento adecuado, te servirán estas ideas para que logre dar sus primeros pasos.

Si hay un momento que queda grabado para siempre en la memoria de los padres, es cuando su pequeño comienza a caminar. Considerando esto, se pueden entender las ansias con las que se espera ese acontecimiento. Por eso, no son pocos los que se impacientan y preguntan cuándo empiezan a andar los bebés.

Tienes todo preparado: corres los muebles y objetos peligrosos, le das el espacio y la oportunidad y hasta tienes el móvil a la mano para registrar el momento. Sin embargo, parece no haber caso: el bebé todavía no está listo para sus primeros pasos.

La impaciencia de los padres no hace más que empeorar la situación. De hecho, lo que nunca deberían pasar por alto es que el bebé caminará en el mismo momento en el que se encuentre preparado para ello. Si deseas saber más sobre este ansiado acontecimiento, te invitamos a continúa leyendo. Así, sabrás qué esperar y cómo favorecer el desarrollo de tu hijo para que logre empezar a caminar.

¿A qué edad empiezan a andar los bebés?

Puede que esta afirmación te desanime un poco, pero la realidad es que no hay un momento determinado en el que empiezan a andar los bebés. Este es un proceso natural que dependerá de muchas cuestiones, tal y como sucede con el habla, la capacidad de gatear y otras.

Lo normal, de todos modos, es que esto ocurra entre los 9 y los 12 meses de vida. No obstante, no deberías alarmarte si esto llega con uno o dos meses de retraso; siempre que no notes ninguna señal anómala, es algo que puede ocurrir.

También podría pasar que tu pequeño te dé una sorpresa inmensa y se lance a dar sus primeros pasos a los 8, o hasta 7 meses.

La maduración y la condición física y neurológica de cada pequeño es tan particular que es imposible establecer una fecha fija como parámetro. Sin embargo, sí es necesario remarcar que, de no darse este logro hasta los 18 meses de vida, será momento de realizar algunos chequeos médicos con el pediatra.

Los andadores pueden servir para propiciar el momento en el que empiezan a andar los bebés.

¿Qué hacer si el bebé no aprende a caminar a tiempo?

En el caso de que suceda esto último que comentamos, debes acudir a tu pediatra de confianza. En esta consulta, el médico procederá con algunos análisis de rutina para diagnosticar el estado general del niño. Las causas que pueden propiciar este retraso son las siguientes:

  • El bebé gatea bien y no necesita caminar para movilizarse como quiere.
  • Es un pequeño muy tranquilo y sus ánimos de tomar nuevos riesgos aún no se despertaron.
  • Su proceso de desarrollo es lento por cuestiones genéticas o por ser un bebé prematuro.
  • Está algo excedido de peso, lo que dificulta sus movimientos.
  • Falta de estimulación.
  • Problemas de vista o de oído que pueden afectar su equilibrio.
  • Retrasos psicomotores más específicos que el pediatra sabrá identificar.

“La realidad es que no hay un momento determinado en el que empiezan a andar los bebés; es un proceso natural que dependerá de muchos factores”

Actividades para enseñar a caminar a un bebé

Para que el momento en el que empiezan a andar los bebés, hay ciertos ‘ejercicios’ que puedes practicar para ayudarlo a mantener el equilibrio y evitar tropezones. Por supuesto, debes hacerlo de manera lúdica y divertida, no como una exigencia que debe cumplir a rajatabla.

Claro está, estos ejercicios solo podrán realizarse cuando tu bebé ya esté listo. ¿Cómo saberlo? Notarás que posee fuerza como para sostenerse unos segundos de pie —con o sin ayuda— y que incluso pretende dar algún que otro paso.

Uno de los ejercicios consiste en pararlo por delante tuyo, sostenerlo de las manos e impulsar sus pies con leves toques de los tuyos. Puedes hacerlo mientras cuentas, para que sienta tu voz y se concentre más en el proceso.

Muchos padres preguntan cuándo empiezan a andar los bebés.

También puede servir ubicarlo en su corral e impulsarlo a caminar sujetado de los barrotes. Un método para hacerlo es llamarlo con algún juguete que sea de su agrado y animándolo cuando lo alcance. Eventualmente, se animará a caminar sin sostenerse.

En todo este proceso en el que comienzan a andar los bebés, debes extremar los cuidados para provocar caídas y golpes. Estos, incluso, podrían generarle un temor que significaría un retroceso en este aprendizaje. Además, recuerda que la paciencia y el ánimo que le des serán fundamentales. Todo llegará a su tiempo: ¡qué mejor que disfrutar esta bella etapa apreciando sus avances!

Categorías: De 9 a 12 meses Etiquetas:
Te puede gustar