Conoce todo sobre la osteopatía infantil

Gladys3 5 marzo, 2017

¿Sabías que la osteopatía de tu bebé tienen solución? La respuesta es afirmativa, hoy es posible, y lo mejor es que  puedes ayudarlo a mejorar su salud antes y después del parto. Es un período en el que las estructuras de tu hijo están en formación. Es allí cuando podemos corregir disfunciones, lesiones, trastornos digestivos y nerviosos. Y la mejor noticia es que tenemos tiempo hasta la pubertad.

¿Todavía no ves salida? ¿Crees que la patología o lesión de tu hijo hijo lo acompañará de por vida? Muchísimas mamás hemos estado en tu lugar, seguramente miles de pequeños han tenido problemas digestivos de este tipo desde muy temprana edad; pero la solución simplemente llega cuando conocemos todo sobre la osteopatía infantil.  

¡En diferentes casos se puede evidenciar que apenas aplicando el tratamiento cuatro veces, ya se puede apreciar que los niños duermen mucho mejor! Los gases y las molestias desaparecieron como por arte de magia. Pero la osteopatía infantil no se limita a corregir problemas estomacales, también pueden ayudar a prevenir disfunciones del crecimiento y a luchar contra infecciones recurrentes porque moviliza las defensas mediante la estimulación de los sistemas simpático y endocrino.

La osteopatía infantil descongestiona, desbloquea, equilibra y ajusta todos los segmentos del cuerpecito de tu bebé 

Aplicada durante los primeros meses de vida, evita que se instalen lesiones de segundo estadio, se regulariza la secreción de las glándulas mucosas en la nariz y se restablece el buen funcionamiento del diafragma que  funciona como una bomba circulatoria que determina la calidad y cantidad de los intercambios de líquidos y de oxígeno.

La osteopatía mejora una gama de patologías

Algunas patologías que mejora la osteopatía:

  • Dolencias digestivas: estreñimiento, cólicos, reflujo y problemas de deglución y succión.
  • Deformaciones craneales: plagiocefalia, braquicefalia y escafocefalia.
  • Alteraciones nerviosas como insomnio, irritabilidad, hiperactividad o parálisis facial.
  • Problemas respiratorios como asma, bronquitis y bronquiolitis.
  • Tendinitis, esguinces, contracturas, escoliosis y problemas de caderas.
  • Otitis y estrabismo.

Pero, ¿de qué se trata en realidad la osteopatía infantil?

El osteópata “escucha” lo que ocurre en el cuerpo del bebé para descubrir en qué zonas presenta restricciones de tejido e “induce” de modo casi imperceptible el movimiento y la calidad del tejido eliminando así las tensiones.

Si bien es cierto que el tratamiento se puede iniciar a cualquier edad, lo ideal es aplicarlo durante los primeros seis meses de vida, tiempo en el que son más efectivas las terapias porque es cuando el organismo de tu bebé posee mayor potencial de cambio.

Te preguntarás entonces cómo saber si debes acudir al osteópata. Lo recomendable es acudir después del nacimiento: los bebés que se tratan con osteopatía son más tranquilos, tienen menos traumas y gozan de mejor salud.

De acuerdo a un estudio realizado a 2500 niños, la doctora  Viola Frymman (pionera en el campo de la osteopatía), directora del Osteopathic Center for Children en La Jolla, California (EEUU) determinó, junto a su equipo, que el 88% de los niños sufren secuelas del parto y deberían recibir sesiones de osteopatía.

No es algo nuevo

El médico estadounidense, Andrew Taylor Still, en 1864 vio morir a sus hijos de meningitis. A raíz de este episodio, buscó sistemas alternativos para curar dolencias óseas con magnetismo. Para 1865 se anunciaba como “sanador magnético”, una técnica que se cree que se aprendió de los indios Shawnee cuando trabajó en la Misión Wakarusa, Kansas (1850-1860).

Poco a poco, perfeccionó las técnicas para corregir disfunciones anatómicas, en especial espinales, para tratar patologías del aparato locomotor. En 1874, propuso que la función orgánica estaba condicionada por la estructura ósea, de modo que pequeños desarreglos articulares determinaban una disfunción orgánica.

Estos desarreglos los corregía por medio del innovador tratamiento osteopático que desarrolló. “El cuerpo funciona como un todo”, era su teoría. “El cuerpo posee todos los remedios para curarse y protegerse de agentes externos (homeostasis) aunque para hacerlo, debe estar en equilibrio”.

La osteopatía: un tipo de medicina alternativa

La osteopatía es reconocida como un tipo de medicina alternativa que utiliza el masaje y otras manipulaciones físicas del tejido muscular y de los huesos. Hay evidencia que es óptima para tratar el lumbago, dolor de cuello, hombros o extremidades inferiores y ayuda a la recuperación del paciente después de una operación de cadera o rodilla.

La osteopatía se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente y se relacionan; por tanto, los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.

Finalmente, los principios de la osteopatía se fundamentan en que el cuerpo funciona como una unidad y posee mecanismos auto-regulatorios: siempre busca su reparación.

Te puede gustar