Cómo recuperarse físicamente tras el parto

Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
· 2 mayo, 2019
El postparto es una etapa en la que tu cuerpo tiene que recuperarse de todos los cambios que ha vivido durante el embarazo. En este artículo verás cómo puedes recuperarte físicamente tras el parto.

Una vez vuelves a casa con tu bebé, te pueden surgir muchas dudas. Una de ellas es cómo recuperarse físicamente tras el parto. Es importante entender que tu cuerpo, durante el embarazo, ha sufrido gran cantidad de cambios y que, para volver a su estado inicial, lo primero que necesitas es tiempo, además de cuidarte a ti misma.

Hay que tener en cuenta que el postparto es el periodo de tiempo que abarca desde la expulsión de la placenta (alumbramiento), hasta que el organismo vuelve al estado inicial previo al embarazo, y dura aproximadamente de 6 a 8 semanas.

¿Tengo que variar mi alimentación?

En el postparto, y especialmente si amamantas a tu bebé, la demanda de energía de tu organismo se ve aumentada y es muy probable que necesites incrementar el aporte de kilocalorías en tu dieta.

Estos cambios dependen de tu peso y estado físico previo al embarazo, pero también de la ganancia de peso durante el mismo. Lo ideal es que consultes con tu profesional sanitario de referencia para que te aconseje de manera adecuada teniendo en cuenta tu estado nutricional y de salud.

Estas son algunas recomendaciones a la hora de llevar una dieta saludable y equilibrada durante tu postparto:

  • Ahora puedes consumir los alimentos que durante el embarazo no estaban recomendados (carne poco hecha, quesos en crema…), pero debes tener en cuenta su valor nutricional y si forman parte de una dieta equilibrada. En muchos casos, estos alimentos tienen un alto contenido graso y su consumo no está recomendado.
  • A la hora de cocinar, existen diferentes alternativas que permiten hacerlo de forma ligera sin añadir grasas al alimento: al vapor, en el horno, a la plancha… Evita freír los alimentos.
  • Para añadir sabor a tus platos, prueba las especias como alternativa a las salsas.
  • Limita el consumo de sal en tu dieta. Emplea sal yodada.Cómo recuperarte físicamente tras el parto.
  • Consume cinco raciones de fruta al día, y dos de hortalizas o verduras.
  • Emplea aceite de oliva para cocinar los alimentos como alternativa a la mantequilla u otros aceites.
  • Evita el consumo de alimentos precocinados e industriales, ya que tienen alto contenido en sal, azúcar y grasas.
  • Consume alimentos ricos en calcio: productos lácteos (leche, queso, yogur…), verduras de hoja verde (espinacas, acelgas…).
  • Consume alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Bebe abundante agua (mínimo dos litros al día). Evita los refrescos y bebidas azucaradas y el consumo de alcohol si amamantas.

La importancia del descanso

El descanso es imprescindible para recuperarse físicamente tras el parto. Un bebé recién nacido es muy demandante, necesita estar con su madre en todo momento y esto puede resultar agotador. Para poder descansar durante el postparto, puedes seguir alguna de estas recomendaciones:

  • Descansa y duerme cuando lo haga el bebé. Los bebés no entienden el día y la noche como los adultos; tienen su propio ritmo de sueño y esto puede resultar agotador. Lo ideal es que aproveches los ratos de sueño de tu bebé para dormir una pequeña siesta o, simplemente, tumbarte un rato.
  • Por la noche duerme cerca de tu bebé, especialmente si amamantas. Si estás cerca, no te desvelarás tanto al darle el pecho, alimentarle o calmarle. El colecho puede ser una buena alternativa, consúltalo con tu matrona.
  • Delega tareas. Esto es fundamental, ya que no solo tienes un bebé que demanda totalmente tus cuidados, sino que tú misma te tienes que recuperar.

Ejercicio físico para recuperarse físicamente tras el parto

El postparto es un periodo de recuperación en el que tu cuerpo tiene que adaptarse a los cambios que a experimentado, y volver a su estado inicial previo al embarazo.

Lo ideal es reiniciar el ejercicio físico una vez haya terminado el postparto. Mientras tanto, caminar es el ejercicio recomendado por excelencia.

  • No realices abdominales, ya que el aumento de presión intraabdominal daña tu suelo pélvico. Para ejercitar esta zona, puedes realizar gimnasia abdominal hipopresiva, siempre de la mano de un profesional cualificado.
  • La natación es uno de los deportes más completos. Una vez hayas finalizado los loquios, podrás practicarla sin problemas. Además, existen centros que imparten clases de matronatación para que puedas acudir con tu bebé.
  • Evita realizar ejercicio físico de impacto, es decir, en el que «botes» en el suelo (correr, zumba, step…) ya que, al igual que los abdominales, daña tu suelo pélvico.Cómo recuperarte físicamente tras el parto.
  • Cuando realices ejercicio, aumenta gradualmente la intensidad. Recuerda que durante el embarazo tu capacidad física ha sufrido cambios y ahora debes adaptarte a ellos. No te fuerces.
  • Realiza ejercicios de Kegel para mejorar y fortalecer tu suelo pélvico y para prevenir la incontinencia urinaria.

Estas recomendaciones serán de gran ayuda a la hora de recuperarse físicamente tras el parto y harán que el cambio a mamá sea mucho más fácil. Eso sí: ante cualquier duda, consulta con tu matrona o profesional sanitario de referencia.