Cómo motivar a los niños con altas capacidades

Es importante motivar a los niños con altas capacidades para evitar que caigan en un bajo rendimiento escolar o un desinterés general por el aprendizaje.
Cómo motivar a los niños con altas capacidades
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 23 diciembre, 2020.

Última actualización: 23 diciembre, 2020

Los padres que tienen hijos con altas capacidades pueden sentirlos como un reto para que ello no se convierta en frustración o fracaso escolar. De hecho, es bastante habitual que estos chicos tengan un rendimiento académico bajo. Por eso, es importante aprender a motivar a los niños con altas capacidades.

Normalmente este bajo rendimiento solo va seguido de una falta de motivación hacia el aprendizaje o hacia la forma en la que tienen que aprender las cosas. Motivar a los niños con altas capacidades no es fácil, ya que ni las recompensas ni los castigos funcionan. Entonces, ¿qué es lo que puedes hacer? Ten en cuenta los siguientes puntos.

¿Cómo motivar a los niños con altas capacidades?

Niña con altas capacidades con mucha motivación.

Fomenta sus intereses

Para alimentar los intereses de un niño con altas capacidades, deberá tener oportunidades para aprender y explorar sus intereses. Si, por ejemplo, le gusta la astronomía, no dudes en regalarle libros que hablen sobre estos temas o acudir a un planetario. Los niños que tienen las oportunidades necesarias para explorar sus intereses tienen más probabilidades de mantener vivo su amor por el aprendizaje.

Ofrece nuevas ideas para motivar a los niños con altas capacidades

Cuando un niño con altas capacidades no tiene motivación, es necesario que se le exponga a nuevas ideas que le motiven a saber más. Si, por ejemplo, a tu hijo le encanta la música, pero nunca ha podido explorarla, la bloqueará de su interior y no querrá aprender más.

En este sentido, hay que desbloquear esta pasión y buscar programas que le ayuden a nutrir ese interés, ya sea a través de tocar un instrumento, la danza o cualquier otro tema relacionado con la música que le inspire lo suficiente.

Establece objetivos y recompensas a corto plazo

Cuando los niños tienen mucha tarea que hacer o creen que es demasiado para ellos, pueden sentir estrés y este estrés genera ansiedad y la ansiedad les bloquea emocionalmente el aprendizaje. Hay que evitar que esto ocurra.

En muchas ocasiones no es que la tarea sea complicada, pero se puede sentir sobrepasado. Para ello, fijar objetivos pequeños es necesario para que pueda ir alcanzándola de manera sencilla y no se dé por vencido antes de comenzar.

Es necesario desgranar las tareas grandes en otras más pequeñas y que cada meta pequeña tenga una pequeña recompensa por haber llegado a ella. De esta manera el niño verá que la tarea es manejable y no se agobiará tanto.

Hay veces que las recompensas no son necesarias cuando el chico se da cuenta de que es capaz. Las recompensas no tienen por qué ser cosas materiales; pueden ser cosas como más minutos de descanso, un ratito de juegos, escoger la cena, etc.

Organización y administración del tiempo

Organizarse mentalmente y tener una buena administración del tiempo es fundamental en todos los aspectos. De hecho, los niños con altas capacidades tienen pocos problemas para llevar la tarea al día, pero la cosa cambia en cuanto a la administración del tiempo.

Aunque aprendan lo que les interesa rápidamente, puede generar problemas si no se sabe administrar bien. Es posible que los niños no aprendan a administrar bien su tiempo nunca si no se les echa una mano en ello.

Es necesario que para que no se estresen demasiado en el futuro aprendan esta habilidad cuanto antes. Organizar y administrar el tiempo es necesario y se puede realizar con el uso de calendarios, horarios o con una agenda.

Que sienta que tiene el control

Necesita sentir el control y saber que, si hace las cosas bien, nada tiene que ver con la suerte y sí con el esfuerzo. Por eso, la actitud es imprescindible y tiene que darse cuenta de que hacer las cosas sin esfuerzo no tiene sentido.

Elogiar sus esfuerzos es necesario, pero también debe comprender la importancia de su responsabilidad personal para la llegada al éxito en cualquier etapa de su vida. Según cómo hablas, le dará un fuerte mensaje a tu hijo, por eso, no te quejes de tu jefe ni le eches la culpa a tus compañeros si algo sale mal. Sé responsable de tus acciones para que tu hijo aprenda a serlo también.

Motivar a los niños con altas capacidades es muy importante para su desarrollo integral.

Mantén una actitud positiva para motivar a los niños con altas capacidades

Todos los niños necesitan ver que sus padres tienen una actitud positiva tanto hacia su educación como hacia la vida misma. Incluso si tu hijo tiene problemas en la escuela, no culpes al maestro o a otros.

Las actitudes negativas hacia la escuela, maestros u otros compañeros se transfieren directamente a tu hijo. Si realmente hay problemas, habrá que buscar soluciones, pero no anclarse en que “la culpa es de los demás y nunca es mía”. Porque no se trata de buscar culpables cuando surgen los problemas, sino de buscar soluciones con una buena actitud.

La educación sigue siendo valiosa y el esfuerzo es lo más importante no solo en la escuela, si no también en cualquier otro ámbito de la vida diaria. Culpar a otros solo hará que tu hijo aprenda a evitar o eludir sus responsabilidades personales. Teniendo todo esto en cuenta, podrás ayudar a motivar a los niños con altas capacidades.

Te podría interesar...
¿Cómo saber si mi hijo tiene altas capacidades?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo saber si mi hijo tiene altas capacidades?

¿Mi hijo tiene altas capacidades? Si te haces esta pregunta, entonces es importante que lo detectes a tiempo para ayudarlo.



  • Conca Fernández, V. (2020) Mueve el culo tu hijo lo necesita: Claves para que un niño con Altas Capacidades no sufra por ser diferente. Editorial:  Independently published.