Caída en natalidad permite financiar permisos de paternidad

Amanda3 29 enero, 2017

El permiso de paternidad remunerado es obligatorio según la ley española, pero en realidad se aplica muy poco. No obstante, debido a la caída en los índices de maternidad, cada vez es más factible para la empresa financiar los permisos correspondientes a los padres.

De igual manera, el estado está considerando la posibilidad de ampliar el permiso, debido a que en muchos casos los padres sufren la falta de descanso ajustado a la necesidad que ahora tienen. Ya sea en el caso de padres primerizos o experimentados, los primeros meses de un bebé pueden alterar la vida de toda una familia.

Algunos padres deben incorporarse rápidamente a su actividad laboral, pero en sus hogares existe un revuelo total. Los horarios de dormir, descansar y realizar los quehaceres se han modificado en su totalidad, por eso, es común que cuerpo y mente regresen al trabajo sin el descanso apropiado.

Permiso de paternidad aplicable por menos hijos

Paradójicamente, la posibilidad de ampliar de dos a dieciséis semanas de permiso paternal y poder financiarlo en España obedece a la baja natalidad. Debido a que los nacimientos son cada vez menos, ahora es posible financiar el cumplimiento de una ley que ha causado mucha polémica.

Aunque sabemos que en gran medida la madre es la más perjudicada en cuanto a su responsabilidad sobre el nuevo bebé, se considera anacrónica la diferencia en relación a la cantidad de días de permiso y su obligatoria remuneración, con respecto al padre. Por su lado, aunque al padre  le corresponda una dura tarea, este debe reincorporarse a sus obligaciones sin dormir, sin excusas y con más trabajo.

d9a0958c5829a1dc693dac142ba77405

Muchos políticos españoles están considerando poder cambiar esta situación de una manera tajante. Se cree que la igualdad entre hombres y mujeres es posible también en estos casos; además, es factible beneficiar  las escuelas infantiles, la natalidad y la productividad laboral. Otros aspectos a tratar es equiparar la ley en casos de adopción y maternidad subrogada; sin embargo, para poner en marcha la ley hace falta mejorar la economía.

En tal sentido, tras el análisis de los datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en los últimos años España se ha ahorrado millones en permisos de maternidad, esto debido a que hay menos hijos. La caída en los índices de natalidad tan solo entre 2011 y 2014, permitió que se evitara una inversión superior a los quinientos millones de euros.

De acuerdo con el análisis hecho por el gobierno, el presupuesto ha dejado espacio para hacer posible una financiación más extensa de los permisos de paternidad, en tanto que se ha reducido el gasto como consecuencia de la reducción de nacimientos. Es decir, que lo presupuestado no ha sido ejecutado en su totalidad y sigue disminuyendo desde 2011 a nuestros días.

Igualdad no ha sido estudiada en números

Aunque se supone que el ahorro en gastos por permiso de maternidad podría permitir una extensión para el padre, todavía no se tiene un estimado de lo que se gastaría si se iguala a dieciséis semanas la venia. Es decir, que hasta ahora son cálculos hechos con base a la situación actual  y los gastos que hasta ahora se han producido, lo cual no tiene por qué seguir siendo de esta manera.

91e6944820caf2e5eb91710c1fe2c86f

Pese a que no se ha estudiado con cifras que puedan considerarse definitivas, algunos sectores políticos creen que no se trata tanto de una situación económica sino diplomática, puesto que políticamente no conviene el enfrentamiento con la empresa. No obstante, algunos expertos en la materia aseguran que una igualdad progresiva es factible para la mayoría de los empresarios.

Se tiene entendido, que esta medida favorece aspectos relacionados a la productividad y la conciliación. Al mismo tiempo, brindaría más oportunidades a las mujeres de ser consideradas una opción para la empresa, puesto que tendrán los mismos días de ausencia que los hombres en caso de maternidad; al mismo tiempo, les permite más independencia porque el padre podrá quedarse también a cuidar a los niños.

En tal sentido, estas medidas podrían mejorar la natalidad porque las madres tendrán la oportunidad de conservar sus empleos, algo que en la actualidad las perjudica. Aunque las leyes defienden la igualdad, esta se pierde en tanto nacen los hijos, pues al menos un 40% de madres se queda sin empleo porque no tienen tiempo para cumplir su nuevo rol.

 

 

Te puede gustar