7 consejos para que tu niño escriba bien

Pedro · 4 diciembre, 2016

¿Sabes qué puedes hacer para que tu niño escriba bien? Al principio le resultará complejo porque su capacidad motriz es limitada. Sin embargo, todo cuanto es nuevo le motiva y le atrae. Nosotras seremos las encargadas de potenciar esa motivación y lograr que disfrute de la experiencia. Pero ¿sabes cómo lograrlo? Aquí te contamos algunos trucos que te serán de gran utilidad.

Cómo lograr que tu niño escriba bien

Como hemos dicho, lograr que tu niño escriba bien puede ser complicado, pero no es imposible. De hecho, si tienes buena predisposición, lo conseguirás sin problemas. Eso sí, recuerda que por simple desarrollo, el comienzo será duro para él.

No hay que olvidar que el desarrollo motriz del niño consta de varias etapas. Según crece, su capacidad para la motricidad fina va mejorando y podrá realizar trazos más acertados. Pero antes de eso, la coordinación del brazo y la mano, su propia visión y su capacidad para agarrar objetos cada vez más pequeños con mayor acierto irá creciendo según el niño avance en edad.

Así pues, no esperes que tu niño tenga que ser el primero en todo y aprenda a escribir antes incluso de andar. Hemos de ser muy pacientes y comprensivas, hacer un gran uso de la empatía y dejar que cada pequeño lleve su propio ritmo de aprendizaje según sus necesidades y sus capacidades y gustos.

cw-b91hxcaazvtt

Crea un ambiente divertido

Entrando ya el el campo de los consejos, lo primero que debemos hacer para que el niño escriba bien es crear un ambiente divertido. Para el pequeño debe ser algo que le atraiga y le entretenga. Si ve que es una actividad que nos gusta, probablemente querrá imitarnos.

Olvidar las correcciones y forzados

No debemos forzar al niño a que escriba bien. Como hemos dicho, cada uno tiene su propio ritmo. Así pues, es mejor dejarle que vaya experimentando, probando y ajustando. Podemos ofrecerle ciertas nociones, pero él es el que ha de intentarlo. Si estamos constantemente corrigiendo, lograremos que se bloquee, que falle y que pierda la pasión y el divertimento.

Juegos de amasar para mejorar la precisión de la mano

Además, podemos hacer actividades y juegos alternativos a la escritura. Como dijimos, la precisión depende de su motricidad fina. Para que esta mejore, podemos jugar con el pequeño manejando guiñoles o amasando plastilina o barro. Son ejercicios excelentes para que el pequeño desarrolle la habilidad en el futuro.

Juegos para mejorar la motricidad gruesa

Aunque la motricidad fina es primordial en el desarrollo de la escritura de los niños, también lo es la gruesa. En este sentido, necesitaremos que el pequeño mejore su movilidad y orientación. Por ello los juegos para sortear obstáculos, saltar, esconderse bajo mesas y sillas o incluso tocar el tambor son excelentes.

Copiar caracteres

De todas formas, a escribir se aprende escribiendo, como dice el propio dicho. Seguro que hay algún cuento que a tu infante le vuelve loco. ¿Qué te parece si le propones copiar las letras? Es una especie de caligrafía, pero sin repasar las líneas. Le das una hoja en blanco y le dejas que intente imitar las palabras, los dibujos, etc.

Lograr que escriba sobre lo que le gusta

A los niños les suele gustar contar sus historias y peripecias. Ya sean inventadas, reales o un poco confusas, podemos motivarlos para que escriban sus andanzas en la guarde, el cole, con los abuelos, con los amigos, los hermanos… es decir, ofrecerles que redacten lo que quieran relacionado con algo que les guste, aunque el resultado no tenga mucho sentido real. Sea como fuere, habrán disfrutado y estarán tomando gusto por la escritura a la vez que han ejercitado la motricidad fina y se han esforzado.

7767334716_035d886b81_b

La clásica caligrafía

Como es lógico, para que tu niño escriba bien, la caligrafía sigue siendo algo muy útil. No obstante, antes incluso de empezar a señalar palabras, puede hacerlo con dibujos e incluso usando un punzón. Todo ello mejorará poco a poco su motricidad fina y hará que vaya adquiriendo las habilidades y competencias para coger gusto por la escritura.

En resumen, para que tu niño escriba bien lo mejor es crear un ambiente adecuado y motivador con las actividades necesarias. Eso sí, una vez aprenda, es bueno seguir profundizando, pues la escritura es un medio excelente para que exprese ideas, anhelos y sentimientos.