4 señales de depresión postparto en hombres

La depresión postparto en hombres es más común de lo que parece. La Organización Mundial de la Salud advierte que al menos un 10% de los padres sufren de este problema tras el parto de su pareja. En el caso de las mujeres, el padecimiento puede alcanzar hasta un 40% según los datos de la OMS.

Los cambios que genera el embarazo no terminan con la llegada del bebé. Este proceso ejerce una enorme presión sobre la pareja, ambos pueden verse afectados por el estrés y la alteración de sus hábitos. Los hombres llevan una pesada carga aunque no lo parezca.

Puede decirse que la parte más pesada es tener que pretender que todo está bien. Es difícil concebir que un hombre va a aceptar que esta situación lo ha superado, o mucho peor que va a ponerse a llorar a mitad de faena. Por el contrario, las mujeres tenemos la ventaja de ser libres y de dejar salir nuestros sentimientos sin temor.

En tal sentido, hablando de emociones, esta es el área en la cual se centra este tipo de padecimientos. Nos emocionamos demasiado con el embarazo y el nacimiento del pequeño. Esto no está mal, es aceptable y comprensible, pero no sabemos cómo nos va a atacar.

Cuando a los hombres les aqueja la depresión posparto, pueden reflejarlo de una manera muy diferente que a las mujeres. A continuación te mostramos cuáles son las principales señales de depresión posparto en hombres.

¿Cómo reconocemos la depresión postparto en hombres?

depresión postparto en hombres

Las señales de depresión en los hombres no se asocian casi nunca con el típico cuadro de tristeza. Los hombres se deprimen de una manera diferente de las mujeres. El estado de ánimo del hombre deprimido por lo general no es abatido, sino todo lo contrario. Se pone en evidencia por medio de la irritabilidad y la agresividad.

El origen de este tipo de depresión es el mismo en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, la tristeza y aflicción que sienten la expresan de manera distinta. Los expertos explican que la paternidad significa la realización de un esfuerzo físico y mental que genera efectos psicológicos notables. Lo que experimentan en general es una congestión emocional. Las señales pueden ser las siguientes.

Ansiedad

La ansiedad es común en el embarazo y el posparto, representa una muestra clara de que emocionalmente estamos alterados. Muchos de los cambios que han estado ocurriendo prometen ser permanentes, es decir, estamos lejos de volver a la normalidad.  Además, los especialistas expresan que lo que a los hombres más les preocupa es no poder cubrir las necesidades del bebé.

Al padre le estresa mucho la evolución del pequeño, que esté bien y nunca enferme. Igualmente les causa ansiedad la posibilidad de terminar siendo desplazados por su hijo.

Cambios drásticos de humor

Si el padre de nuestro hijo es malhumorado por naturaleza, quizá se vuelva mucho peor en esta etapa. Como hemos dicho, la depresión posparto en hombres se manifiesta por medio de una conducta desconcertante. Si notamos que su humor varía drásticamente, lo más probable es que se esté poniendo a la defensiva. Quizá con su malhumor aleje los miedos que lo embargan, al tiempo que intenta evitar preguntas y acoso.

Agresividad

depresión postparto en hombres 3

De la misma manera que los cambios de humor, la agresividad puede funcionar como escudo en estos casos. Sin embargo, él no está fingiendo. Realmente se vuelve agresivo porque ha sido afectado a nivel psicológico y esta es la manera en que su mente está modificando su conducta.

Al mismo tiempo, la amenaza de ser desplazados permite que se vuelvan agresivos por algo que suponen sucederá tarde o temprano. En los primeros días de vida el bebé demanda mucha atención, se convierte en prioridad para la madre. Por lo tanto, su agresividad de cierta manera la verá justificada.

Desmotivación y apatía

Los síntomas antes mencionados ocurren porque el hombre está respondiendo a los cambios que han ocurrido en su vida. Sin embargo, el hecho de no saber cómo ayudar a su pareja puede provocar apatía. Ellos no conocen muy bien algunos detalles del organismo femenino, por tal motivo su presencia es algo inútil.

Otras mujeres, como amigas o familiares, se encargan de ayudar a la parturienta, por lo que el hombre va quedando de lado. Como consecuencia, este se aleja conscientemente, lo que  eventualmente lo desmotiva para actuar.

Estas señales pueden ser perceptibles claramente, pero si no sabemos qué las provocan podemos fallar en nuestra interpretación. Aunque es sabido lo difícil que resulta lidiar con alguien con agresividad y/o malhumor, queda de nuestra parte ayudarlo a superar esta situación. La paciencia, compresión y el amor, van de la mano con la solución a la mayoría de estos problemas. También para la depresión postparto en hombres.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar