Tratamiento dietético de las rampas en el embarazo

21 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Acostumbras a tener calambres en las piernas a lo largo del día o mientras duermes? Te contamos cuál es el tratamiento dietético de las rampas en el embarazo.
 

Las rampas son contracciones involuntarias del músculo, doloras y de corta duración. Suelen ser frecuentes en deportistas y durante el tercer trimestre del embarazo. Afectan a un 30-50 % de las embarazadas. Dado que afectan a la realización de actividades cotidianas y alteran el sueño (suelen producirse de noche), vamos a desvelarte cuál es el tratamiento dietético de las rampas en el embarazo. 

Primero de todo, conviene que conozcas los motivos por los que se producen. Aparecen por distintas causas, aunque las principales son el desequilibrio de electrolitos (sodio, potasio, magnesio y calcio), la deshidratación, la práctica de ejercicio prolongado sin descanso o el mantenimiento de una posición concreta durante largo tiempo. También por la falta de vitaminas implicadas en mantener un buen tono muscular. 

Tratamiento dietético de las rampas en el embarazo

Teniendo en cuenta lo anterior, la alimentación está enfocada en cubrir los requerimientos de los nutrientes cuyos niveles se encuentran bajos. Según el caso, puede plantearse la prescripción de un suplemento oral. 

Normalmente, ese descenso se produce porque las necesidades son mayores y no se cubren, por la presencia de náuseas o vómitos continuos, la sudoración o la hipertensión (más conocida como preeclampsia).

Mujer en la consulta del médico preguntando por un tratamiento dietético para las rampas en el embarazo.
 

Potasio

Es un mineral implicado en la transmisión nerviosa entre células y la contracción muscular. Hasta ahora, ha sido el protagonista en la aparición de rampas, sobretodo en personas deportistas. Sin embargo, se ha observado que algunas personas presentan niveles en sangre dentro del rango normal. Esto supuso un avance, ya que se dieron cuenta de que no era el único factor predisponente. 

Además, no se recomienda suplementarlo, puesto que se pueden cubrir las necesidades mediante la alimentación. Se encuentra en las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, apio), las legumbres, las frutas (especialmente en el plátano, el melón y las grosellas), las frutas deshidratadas, como los orejones y los higos; el aguacate y los frutos secos, como las almendras y las avellanas. 

Magnesio, el gran olvidado en el tratamiento dietético de las rampas en el embarazo

También actúa sobre la contracción muscular y, además, es el más estudiado en mujeres embarazadas. La única limitación es que las dosis, el tipo de suplemento y la duración difiere entre los estudios. Pero dichas cuestiones no han impedido demostrar que sí ayuda a reducir la frecuencia y severidad de las rampas. Incluso algunos no midieron los niveles séricos en ningún momento.

Por un lado, la administración de 300 mg de citrato de magnesio durante un mes produjo una mejora del 27,2 % respecto al grupo control. Por el contrario, otras investigaciones no encontraron diferencias significativas. Por otro lado, el bisglicinato quelado resulta ser más efectivo a la misma dosis y duración, ya que se absorbe unas 2,2 veces mejor respecto al lactato y citrato de magnesio. 

 

El hecho de que la suplementación ayude a combatir los calambres, hace que la alimentación siga siendo clave. Siempre es necesario valorar el grado de estrés y disponer de una analítica sanguínea. Los alimentos ricos en magnesio son las verduras de hoja verde, las alubias, la soja y los frutos secos.

Mujer embarazada leyendo uno de los libros sobre maternidad que presentamos en este artículo.

Sodio

Respecto al sodio, se encuentra en equilibrio con el potasio. Fisiológicamente, el sodio predomina en el exterior celular y el potasio en el interior. Al producirse un desequilibrio entre cualquiera de estos minerales, aumenta el riesgo de calambres. La mayoría de veces ocurre por la sudoración y por la incorrecta reposición mediante bebidas ricas en electrolitos

El calcio y la vitamina D

También se ha estudiado la suplementación de calcio, solo o junto a la vitamina D, ya que es otro de los minerales que participan en la contracción. Además, la vitamina D favorece la absorción de calcio intestinal.

Los resultados indican que 300 mg de bicarbonato de calcio y 1000 UI de vitamina D durante 6 semanas no produjeron ningún efecto. La razón fue que el periodo era corto y la dosis baja, por lo que se requieren más estudios a dosis y seguimiento aumentados. 

 

Vitaminas del grupo B 

En cuanto a las vitaminas del grupo B, ayudan a prevenir la fatiga producida por las rampas. Ten en cuenta que la alimentación es suficiente para cubrir las ingestas recomendadas porque se encuentran en varios alimentos como la carne, el pescado, las verduras y las hortalizas, las legumbres y los frutos secos.

Acerca del tratamiento dietético de las rampas en el embarazo

Como has podido comprobar en la información anterior, las rampas en el embarazo son normales y pueden evitarse gracias a un correcto tratamiento dietético. Incluso, en ocasiones, se requiere suplementarse con magnesio bajo la supervisión de un profesional sanitario cualificado. 

 
  • Swash, W; Czesnik, D; de Carvalho,  M. (2018) Muscle cramps: causes and management. Eur J Neurol, 26:214-21.
  • Katzberg, H D. (2015) Neurogenic muscle cramps. J Neurol, 262: 1814-21. 
  • Swash, W; de Carvalho,  M. (2019) Testing electrolyte supplementation for muscle cramp. Muscle Nerve, 60 (5): 499-500. 
  • Zarean, E; Tarjan, A (2017) Effect of Magnesium Supplement on Pregnancy Outcomes: A Randomized Control Trial. Adv Biomed Rev, 6:109. 
  • Mansouri, A; Mirghafourvand, M;  Charandabi, Moslem Najafi, S M (2017) The Effect of Vitamin D and Calcium Plus Vitamin D on Leg Cramps in Pregnant Women: A Randomized Controlled Trial. J Res Med Sci, 16:22-24.
  • Leal de Araújo, C A; Barros de Lorena, S; de Sousa Cavalcanti, G C; Gabriel Landim de Souza Leão, G L; Padilha Tenório, G; B Alves, J G (2020) Oral Magnesium Supplementation for Leg Cramps in pregnancy-An Observational Controlled Trial. Plos One, 15(1).
  • Duan, Y F; Wang, J; Jiang, S; Bi, Y; Pang, X H; Yin, S A; Yang, Z Y (2018) Prevalence of Calf Muscle Cramps and Influencing Factors for Pregnant Women in China During 2010-2012. Chin Med  Assoc, 52(1): 14-20. 
  • Zhou, K; West, H M; Zhang, J; Xu, L; Li, W (2015) Interventions for Leg Cramps in Pregnancy. Cochrane Database Syst Rev, 11(8).
  • Supakatisant, C; Phupong, V (2012) Oral magnesium for relief in pregnancy‐induced leg cramps: a randomised controlled trial. Mat Child Nutr, 11(2): 139-145.