Sacroileítis en el embarazo: síntomas y tratamiento

Si estás embarazada y sientes dolor en la parte baja de la espalda, este artículo puede resultarte muy interesante. ¡No te lo pierdas!
Sacroileítis en el embarazo: síntomas y tratamiento
Maria Elisa Lisotti Luppi

Escrito y verificado por la fisioterapeuta Maria Elisa Lisotti Luppi el 15 octubre, 2021.

Última actualización: 15 octubre, 2021

El dolor lumbar es muy frecuente entre las gestantes, sobre todo hacia finales del segundo trimestre. Algunas veces, ese dolor puede ser la manifestación de una sacroileítis del embarazo, ya que el estado hormonal y los cambios biomecánicos aumentan la movilidad articular de la pelvis.

Es importante conocer que el dolor en la parte baja de la espalda es esperable a medida que crece el bebé. Sin embargo, el dolor sacro durante el embarazo requiere de la evaluación profesional, para determinar los pasos a seguir.

¿Qué es la sacroileítis en el embarazo?

La sacroileítis es la inflamación de la articulación del hueso ilíaco con el sacro, que puede ocurrir de uno o ambos lados. Como todo proceso inflamatorio articular, se acompaña de un dolor que suele ser muy agudo y específico.

Durante la etapa final del embarazo, los dolores de espalda son bastante frecuentes, así como la sensación de piernas cansadas o molestias en la zona del sacro. Aún así, es importante conocer cuáles son los síntomas esperables de la sacroileítis para realizar la consulta a tiempo cuando aparezcan.

raduiografia pelvis dolor inflamacion sacroiliaca

Síntomas de la sacroileítis

El diagnóstico de sacroileítis es clínico. Es decir, basta con unos datos en la entrevista y un examen clínico detallado para determinarla. Los estudios de imágenes no son esenciales en esta condición.

Uno de los puntos fundamentales de la consulta es diferenciar el dolor sacro de la lumbalgia, ya que el abordaje es diferente.

Te invitamos a conocer los síntomas más frecuentes de la sacroileítis en el embarazo:

  • Dolor local: se trata de un profundo dolor en el sacro, puntualmente en la zona articular inflamada.
  • Lumbalgia: no siempre está presente y cuando ocurre, se confunde con un dolor de origen vertebral.
  • Falsa ciatalgia: a veces la contractura de los músculos que rodean al nervio ciático lo comprimen y se produce una sintomatología similar a la ciatalgia.
  • Irradiación del dolor: el dolor de la inflamación articular puede irradiar hacia los glúteos o hacia las piernas, del lado afectado si es unilateral o de ambos lados, si la inflamación es bilateral.
  • Dolor nocturno: puede incluso despertar a la mamá durante la noche, lo que afecta al descanso y a su calidad de vida.
  • Movimientos dolorosos específicos: el dolor se manifiesta con más claridad luego de pasar mucho tiempo de pie, al intentar subir escalones o al hacer el gesto de sentarse.
  • Contracturas musculares: los músculos piramidales se ubican en un plano mas profundo que los glúteos y son los que más se tensionan en esta afección.

Los síntomas de la sacroileítis suelen ser constantes y con el tiempo pueden intensificarse, por lo que es preciso detectarla oportunamente y tratarla.

¿Por qué ocurre la sacroileítis?

Las articulaciones sacroilíacas están diseñadas para el soporte y la transferencia del peso del cuerpo, por lo que su principal función no es el movimiento.

Durante el embarazo, las articulaciones pélvicas ganan movilidad gracias a los cambios hormonales (como el aumento de relaxina) y al peso del bebé dentro del abdomen. Esa movilidad es necesaria para permitir el paso del bebé a través del canal de parto.

Además, el aumento del peso materno, los cambios en la marcha y, eventualmente, la retención de líquidos favorecen aún más la aparición de saroileítis en el embarazo.

embarazada se pesa bascula balanza panza vientre

Tratamiento de la sacroileítis

El tratamiento en el embarazo es conservador y se realiza a través de la fisioterapia. Este abordaje tiene como objetivo principal disminuir las molestias de la mamá y mejorar su calidad de vida.

Se trabaja a través de técnicas que ayudan a disminuir el dolor local, a la vez que mejoran la movilidad y la conciencia corporal de la gestante.

Una vez que las molestias musculares ceden, el tratamiento avanza para fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Así mismo, se busca mejorar la mecánica del movimiento de la embarazada para evitar que el cuadro doloroso reaparezca.

Es importante destacar que la sacroileítis puede ocurrir tanto en el embarazo como en el puerperio, ya que durante las semanas posteriores al nacimiento el cuerpo materno vuelve a atravesar numerosas modificaciones. En esa etapa, también pueden ocurrir desbalances en la marcha, cambios hormonales y biomecánicos, capaces de predisponer a la inflamación de dichas articulaciones.

Te podría interesar...
Disfunción de la sínfisis púbica durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Disfunción de la sínfisis púbica durante el embarazo

La disfunción de la sínfisis púbica durante el embarazo es una molestia común que puede aparecer de forma súbita, en la pelvis.



  • Cohen SP, Chen Y, Neufeld NJ. Dolor articular sacroilíaco: una revisión integral de la epidemiología, el diagnóstico y el tratamiento. Experto Rev Neurother. 2013 Jan;13(1):99-116. doi: 10.1586/ern.12.148. PMID: 23253394.
  • Lacassie, Q. Héctor. Dolor y embarazo. Revista Médica Clínica Las Condes 25.4 (2014): 641-650.
  • Blanco, Enrique, et al. Dolor sacroilíaco: Revisión actualizada del enfrentamiento diagnóstico. Revista Chilena de Ortopedia y Traumatología (2021).
  • Venegas, Mónica, et al. Dolor lumbopélvico asociado a discapacidad durante el tercer trimestre de embarazo y su evolución posterior al parto. Revista chilena de obstetricia y ginecología 83.6 (2018): 567-585.