Logo image
Logo image

Ruido blanco para bebés: lo que debes saber

4 minutos
El ruido blanco es el aliado de muchos padres a la hora de dormir a sus bebés. Sin embargo, deben ir siempre acompañados de buenas rutinas de sueño.
Ruido blanco para bebés: lo que debes saber
Última actualización: 03 julio, 2023

La hora del dormir parece ser uno de los momentos más temidos por los padres. Al cansancio propio se le suma a veces un niño que no quiere dormirse, ya sea por dificultades para relajarse o por deseos de seguir en su juego. Además de esto, y según la edad del niño, pueden sumarse otras molestias como los cólicos o la ansiedad de separación.

Sin embargo, existen diferentes recursos para acompañar a los pequeños a alcanzar ese sueño placentero que permite un descanso de calidad. Uno de ellos es el ruido blanco y te contamos de qué se trata en este artículo. ¡No dejes de leer!

¿Qué es el ruido blanco?

El ruido blanco es un sonido en el cual todas las frecuencias se mantienen en un mismo nivel, sin que una sobresalga más que otra. Recibe su nombre por la analogía con la luz blanca, que mantiene estabilizadas todas las «frecuencias» de la gama cromática.

Literalmente, es un sonido monótono y algunos ejemplos conocidos son el de la aspiradora, el del secador de pelo o el que se percibe cuando el televisor pierde la señal.

Una de las principales ventajas de este ruido es que suele anular al resto de los sonidos del entorno, lo cual facilita la conciliación del sueño o el restablecimiento de la calma. Al ser siempre igual, permite que el sistema nervioso se relaje por la mera reducción en la cantidad de estímulos que recibe.

¿Para qué sirve el ruido blanco para bebés?

El ruido blanco se emplea para ayudar a los bebés y a los niños a estar más tranquilos, como una forma de bajar los decibeles y relajarse. De este modo, se benefician de esto los niños y a los adultos.

También es un recurso empleado en los bebés que sufren de fuertes cólicos, ya que estas frecuencias los ayudan a calmarse. Así lo explica una publicación en Journal of Clinical Nursing.

Finalmente, un estudio del Pain Management Nursing explica que el ruido blanco es un método no farmacológico eficaz para controlar el dolor, reducir el tiempo de llanto y afectar positivamente los signos vitales.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de colocarle ruido blanco al bebé

Si bien se destacan sus múltiples beneficios, también existen algunas precauciones para su uso:

  • Evitar el uso diario y no integrar este recurso a la rutina del pequeño, para que este no dependa de la presencia de dicho estímulo para conciliar el sueño.
  • No limitar el repertorio de sonidos a temprana edad, ya que el cerebro de los niños está en pleno desarrollo. Por ende, necesita de todos los estímulos sensoriales posibles para madurar de forma correcta.
  • Mantener los volúmenes apropiados, que es a 50 decibelios o menos. Asimismo, se recomienda que la fuente que emite el sonido se encuentre a una distancia de 2 metros del niño. Este es un consejo base de un grupo de investigadores en un trabajo divulgado en Pediatrics.

De la misma manera que con cualquier otro recurso o ayuda externa para la crianza, es importante seguir las debidas instrucciones a fin de evitar un mal uso. El ruido blanco puede ser tan bueno o tan malo, según cómo lo apliquemos.

Tal y como se advierte en International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology, la exposición excesiva al ruido blanco puede conducir a la pérdida de audición y otros efectos adversos para la salud en la población neonatal e infantil. En caso de dudas sobre cómo utilizarlo, la norma es consultarlo con el pediatra.

El buen descanso se logra con una correcta higiene del sueño

Más allá del ruido blanco, a la hora de dormir lo más importante es lograr que el niño se sienta tranquilo y seguro. Si se queda solo en una habitación y llora hasta agotarse, eso no es saludable ni respetuoso de su proceso madurativo.

Se debe tener en cuenta que el ruido blanco no reemplaza la necesidad de mantener una buena rutina de sueño. Es decir, comer temprano, darse un baño, cambiarse la ropa que se usó durante el día, ponerse el pijama, respetar una cierta hora para acostarse y apagar las pantallas con mucha anticipación. Tampoco es un reemplazo de la atención de sus progenitores o de la necesidad de mantener el contacto piel a piel para lograr dormirse.

El buen descanso se logra con paciencia y constancia en la inculcación de los hábitos saludables por parte de los padres.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Erickson, L. C., & Newman, R. S. (2017). Influences of background noise on infants and children. Current Directions in Psychological Science26(5), 451–457. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5784839/
  • Karakoç, A., Türker, F. (2014). Effects of white noise and holding on pain perception in newborns. Pain Manag Nurs, 15(4), 864-70. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24559599/
  • Hong, S. A., Kuziez, D., Das, N., Harris, D., & Brunworth, J. D. (2021). Hazardous sound outputs of white noise devices intended for infants. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology146, 110757. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33992973/
  • Othman, E., Yusoff, A. N., Mohamad, M., Abdul Manan, H., Giampietro, V., Abd Hamid, A. I., Dzulkifli, M. A., Osman, S. S., & Wan Burhanuddin, W. I. D. (2019). Low intensity white noise improves performance in auditory working memory task: An fMRI study. Heliyon5(9), e02444. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6819787/
  • Rausch, V. H., Bauch, E. M., & Bunzeck, N. (2014). White noise improves learning by modulating activity in dopaminergic midbrain regions and right superior temporal sulcus. Journal of Cognitive Neuroscience26(7), 1469–1480. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24345178/
  • Riedy, S. M., Smith, M. G., Rocha, S., & Basner, M. (2021). Noise as a sleep aid: A systematic review. Sleep Medicine Reviews55, 101385. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33007706/
  • Sezici, E., Yigit, D. (2018). Comparison between swinging and playing of white noise among colicky babies: A paired randomised controlled trial. J Clin Nurs, 27(3-4), 593-600. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28618052/

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.