Recetas divertidas para el primer trimestre de embarazo

Francisco María García · 18 febrero, 2018
La alimentación de la embarazada es un aspecto fundamental durante toda la gestación. Para el primer trimestre hay muchas recetas divertidas y saludables. ¿Quieres conocerlas?

Cuando la mujer confirma su condición de futura mamá, los interrogantes sobre sus nuevos hábitos y los cambios que vienen suelen generar muchas dudas, en especial sobre la alimentación. ¿Qué recetas puedo crear durante los primeros meses de embarazo? Aunque es muy bajo el aumento calórico que se necesita al comienzo, es necesaria una dieta saludable. Lo bueno es que existen recetas divertidas para el primer trimestre de embarazo que se pueden realizar en casa.

En esta etapa del embarazo es importante, además de los complementos de ácido fólico y yodo, ingerir alimentos con nutrientes específicos. Se debe implantar una dieta que contenga de manera equilibrada hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Además de contribuir al desarrollo del bebé, esta dieta es beneficiosa para el cuerpo de la madre. Permite cuidar el peso ideal, disminuye los mareos, vómitos y las posibilidades de estreñimiento.

Nutrientes esenciales los primeros meses

Estos nutrientes deben integrarse en la dieta de la futura mamá:

  • Azúcares: aportan la energía necesaria
  • Hierro: es necesario durante todo el embarazo para evitar anemias o insuficiencias con los glóbulos rojos tanto de la madre como del hijo
  • Calcio: el niño lo necesitará para su desarrollo óseo
  • Ácido fólico: de suma importancia para la formación del tubo neural del bebé
  • Proteínas: participan en toda la estructura orgánica
  • Ácidos grasos: necesario para el desarrollo cerebral
recetas

¡Rico y variado!

Aquellas mujeres más desordenadas en sus hábitos alimenticios pueden sentirse realmente estresadas al pensar en la nueva alimentación. Pero lo cierto es que existen centenares de recetas fuera de las verduras hervidas para el primer trimestre de embarazo que pueden cambiar esta opinión. A continuación te presentamos dos:

Fuente de energía: guiso de lentejas con arroz

Es una exquisita preparación basada en legumbres, que proveen hierro, proteínas e hidratos de carbono, fundamentales en este período. Además, se trata de una receta perfecta para toda la familia porque es muy completa.

Ingredientes

  • 200 gramos de lentejas
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 patata
  • 70 gramos de arroz integral
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal
Las lentejas y otras legumbres pueden incorporarse a distintos platos.

Preparación

  1. Corta en dados pequeños las zanahorias, el puerro y la cebolla y colócalos en una olla con unas cucharadas de aceite de oliva. A continuación, sala según el gusto y déjala al fuego unos 10 minutos.
  2. Agrega las patatas y revuelve todos los ingredientes. Incorpora las lentejas y el arroz.
  3. Cubre con agua de forma que todos los ingredientes queden tapados.
  4. Cocina a presión o mediante cocción normal. En el primer caso, con la olla cerrada dejar al fuego alrededor de 20 minutos y luego que repose fuera del fuego.  Si es cocción normal, tardará en torno a una hora.

Colores y aromas: ensalada de quesos, nueces y anchoas

Se trata de una elaboración que puede comerse en cantidad y ofrece omega 3, calcio, proteínas y vitaminas positivas para el bebé.

Ingredientes

  • Lechuga
  • Quesos mozzarella, cheddar, de cabra y algún otro según el gusto
  • Nueces
  • Anchoas
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Vinagre al gusto

Preparación

  1. Coloca las hojas de lechuga previamente lavadas y escurridas en una fuente.
  2. Esparce encima los trozos de queso alternando los diferentes sabores.
  3. Agrega las nueces y las anchoas cortadas en juliana.
  4. No es necesario salar, ya que de por sí los ingredientes tienen alto nivel de sodio y sabor. Se puede rociar con aceite de oliva y algún vinagre que haya en casa o preparar una vinagreta especial agregando miel

Jugar con las presentaciones favorece a la predisposición emocional a aceptar las nuevas recetas. Como ves, con un poco de creatividad y dedicación, se puede cocinar una dieta rica en nutrientes y vitaminas y divertirse mucho en su degustación. ¿Te animas a probar alguna?