¿Debemos preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé?

Lorena González 12 mayo, 2018
A continuación te explicamos la importancia de preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé al hogar y qué trucos debes poner en práctica. ¡No te los pierdas!

Tener un bebé es una aventura que comienza nueve meses antes de tenerlo en casa. Y es mucho más intensa, si es el primer bebé de la casa. E incluso más aun, si se tiene una o varias mascotas. Si este es nuestro caso, es muy importante preparar a nuestra mascota para la llegada de bebé, para que todo fluya a la perfección.

Y es que muchas veces dejamos de atender a la mascota como solíamos hacerlo, por centrar nuestra atención en el nuevo miembro de la familia. Esto es un error, ya que una mascota que deja de recibir la ‘dosis’ de atención a la que estaba acostumbrada, puede alterar su comportamiento. Por lo general, hay dos tendencias muy evidentes: se vuelven más inquietas o se ponen tristes entristecen.

Las mascotas resienten el cambio

Cuando se producen cambios en el entorno, las mascotas inmediatamente los perciben. Si se trata de caninos y felinos, lo más común es que se asusten. Esto viene dado por la curiosidad, por supuesto. Ahora bien, es difícil saber a ciencia cierta cómo van a reaccionar, solo podemos hacernos una idea. Por ello, lo mejor será preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé a la familia.

Lo que debemos lograr es que nuestras mascotas se emocionen con la llegada del bebé y no se asusten; ya que si se sienten amenazadas podrían reaccionar de una forma inapropiada.

Hay que preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé.

¿Cómo preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé?

Mucho antes de que el bebé nazca se debe preparar a las mascotas para cualquier situación inesperada, recuerda que los bebés están llenos de sorpresas y todo puede pasar por eso se recomienda poner en marcha las siguientes medidas:

Buscar un lugar cómodo para tu mascota

Esta debe ser una de las primeras cosas que hay que pensar, más aún si tu mascota está acostumbrada a recorrer toda la casa sin ningún tipo de límites. Ojo, no significa tampoco que debas encerrarla, pero sí debes procurar enseñarle a no transitar o permanecer demasiado tiempo en ciertos lugares. 

Por ejemplo, si tienes un gato, hay que enseñarle a evitar el cuarto del bebé. Recordemos que los felinos tienden a subirse a todo tipo de lugares y esto no es lo más idóneo para un bebé recién nacido. Asimismo, es muy importante enseñarle a no subirse ni dormirse sobre la cuna del bebé. 

En el caso de los caninos, lo más importante es enseñarlos a socializar y a tolerar. Por supuesto, esto dependerá de las características de la raza y del tiempo que le dediquemos. Hay muchos perros que, al llegar un bebé al hogar, se convierten en sus protectores e incluso duermen a los pies de la cuna o cama, para cuidarlos.

Cambiar las actividades

Para preparar a nuestra mascota para la llega del bebé es indispensable buscarle actividades con las que pueda divertirse sin tu compañía, sobre todo si está acostumbrada a pasar mucho tiempo detrás de ti. Recuerda que ahora pasaras largas horas ocupada y tu mascota puede sentirse  desplazada y deprimirse.

Acostumbrarlo a los sonidos

Recuerda que los animales tienen el sentido del oído más desarrollado y lo más probable es que las largas horas de llanto lo puedan inquietar. Para ayudar a tu mascota a no asustarse demasiado, puedes buscar grabaciones de bebés balbuceando.  Otro truco es poner la radio a un volumen bajo, para que la mascota se habitúe a escuchar cierto ruido a su alrededor.

Acostúmbralo a la habitación del bebé

Posiblemente pases largas horas en el cuarto de tu bebé. Por eso prepáralo con tiempo y que tu mascota se acostumbre a verte pasar el tiempo ahí. Trata además, de que tu mascota se relacione con los objetos del bebé, con los nuevos olores (el champú, la loción, el jabón), con los sonidos de los juguetes, con olor de la ropa. Así se dará cuenta que es algo que pertenece a la casa.

Hay que preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé.

Después del nacimiento del bebé

Ahora que ya conoces cuáles son los trucos para preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé, hablemos de lo que ocurre después. Para empezar, evita dejar a tu mascota de lado. Salúdala y hazle cariño. Tómate un momento para recordarle lo bien que se porta y lo mucho que la quieres.

Presenta el bebé a tu mascota de forma progresiva, para que no se asuste. Poco a poco se acostumbrará a ese nuevo aroma.

Los primeros meses

Al comienzo es conveniente que coloques una rejilla protectora en la puerta de la habitación para que tu mascota no entre. Cuando ya te sientas más cómoda, puedes dejar que te acompañe a entrar en la habitación del bebé en momentos puntuales.

Cuando el bebé está recién nacido lo mejor es que no lo dejes a solas con tu mascota. No porque pueda hacerle algo malo, pero puede darle curiosidad y empezar a olfatearlo y moverse con brusquedad.

Si tu mascota no está acostumbrada a los juegos bruscos, debes entrenarlo antes de que el bebé empiece a gatear. Recuerda que tu pequeño no sabe medir el peligro y va querer jalar y apretar en cualquier lugar. Cuando ya tu pequeño recorra la casa gateando, seguramente se llevarán muy bien. Tú debes estar siempre presente y supervisar la dinámica.

Te puede gustar