Posiciones horizontales para dar a luz

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
21 febrero, 2019
Las posiciones horizontales a la hora del parto son las más comunes. Por eso, te mostramos 4 de ellas para que elijas la que más cómoda te resulte.

Las posiciones horizontales para dar a luz son actualmente las más utilizadas en los hospitales. Te explicamos qué tipo de posiciones horizontales se utilizan y sus ventajas e inconvenientes.

La postura para dar a luz es algo muy personal que cada mujer debe escoger en base a que se sienta cómoda con ella. Estas se dividen en posturas horizontales y posturas verticales. Si bien es cierto que las más utilizadas, como decíamos anteriormente, son las horizontales.

Tipos de posiciones horizontales para dar a luz

Dentro de las posturas horizontales, hablaremos de cuatro tipo de posiciones diferentes.

Posición en litotomía o decúbito supino

También denominada posición ginecológica, es la más utilizada hasta el momento. Se trata de que la madre se posicione tumbada en la camilla, con las piernas flexionadas y apoyadas en los estribos. Si bien es cierto que se trata de la postura más común, no es la mejor para el desarrollo natural del parto. En el siguiente apartado del artículo veremos las ventajas e inconvenientes que sugiere este tipo de posición.

Posición a gatas

También denominada cuadrupedia, esta posición tiene dos variantes. La madre puede colocarse encima de la camilla o directamente en el suelo. Si optara por el suelo, se le colocarán cojines y otro tipo de objetos para que no esté incómoda.

En ambos casos la colocación del cuerpo será la misma. Se colocará «a cuatro patas» y el peso lo apoyará bien en las manos o bien en los codos, utilizando la parte que le sea más sencilla y fácil a la madre. Además, es aconsejable que coloque los pies y las piernas más abiertos que las rodillas para también aguantar mejor el peso.

Posición de SIMS

También denominada posición a la inglesa o decúbito lateral izquierdo. En esta posición la madre estará tumbada, pero hacia un costado. Una de las piernas estará apoyada en el estribo y con la rodilla flexionada para tener la mejor posición a la hora de tener que empujar.Posiciones horizontales para dar a luz.

Postura fetal

Se trata de la misma posición que la SIMS pero con el cuerpo encogido o acurrucado. Al encogerse y apoyarse sobre el abdomen, la pelvis se dilata lo que facilita la salida del bebé.

Ventajas e inconvenientes de las posiciones horizontales para dar a luz

Una vez hemos conocido las cuatro posturas horizontales que hay para dar a luz, queremos mostrar las ventajas y desventajas de cada una de ellas para que podáis escoger la que más os guste.

Posición en litotomía o decúbito supino

Ventajas:

  • Existe menor posibilidad de pérdida de sangre, es decir, de sufrir hemorragias durante el parto.
  • Es la mejor postura para que los médicos sigan cada paso del parto.
  • La posibilidad de flexionar las piernas todo lo posible hace que la pelvis se dilate lo que favorece que el bebé salga más rápidamente.

Desventajas:

  • No es una posición cómoda para la mujer, sus esfuerzos deben ser más grandes y el dolor es más agudo.
  • En esta posición, la madre debe empujar en contra de la gravedad, lo que resulta mucho más complicado y costoso.
  • Existe más posibilidad de desgarro.
  • Al bebé le llega menos oxígeno que con otro tipo de posiciones.
  • Elimina mucha libertad de movimiento para la mujer.

Posición a gatas

Ventajas:

  • Ayuda a aliviar los dolores de espalda.
  • Mayor elasticidad en el periné.
  • Es la mejor postura para las mujeres obesas.

Desventajas:

  • Cierto rechazo por parte de las madres por la posición en la que se deben colocar.
  • Los expertos deben tener práctica con esta posición porque es más complicado seguir el parto.Posiciones horizontales para dar a luz.

Posición de SIMS

Ventajas:

  • Postura cómoda para la mujer, permite que descanse más, si es necesario.
  • Contracciones con mayor intensidad y, por tanto, más efectivas.
  • Buena posición para el periné por el control de la cabeza del bebé.
  • Favorece al útero.

Desventajas:

  • No cuenta con desventajas importantes como las anteriores.

La posición fetal tiene similares ventajas e inconvenientes que la SIMS ya que, como hemos dicho anteriormente, es prácticamente la misma postura.

  • Gayeski, M. E., & Brüggemann, O. M. (2009). Puerperal women’s perceptions on vertical and horizontal deliveries | Percepciones de puérperas sobre la vivencia durante el parto en la posición vertical y horizontal. Revista Latino-Americana de Enfermagem. https://doi.org/10.1590/S0104-11692009000200003