10 claves para cuidar la piel sensible de la embarazada en invierno

La piel de la embarazada en invierno requiere de cuidados más estrictos. A continuación, te contamos algunos de ellos.
10 claves para cuidar la piel sensible de la embarazada en invierno
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 28 julio, 2022

La piel de la embarazada en la época de frío requiere de mayores cuidados debido a su sensibilidad. Las bajas temperaturas tienden a secar la superficie cutánea y a tornarla más vulnerable a determinadas condiciones. También, los cambios hormonales generan cambios que la dejan más desprotegida ante los factores externos. En este artículo, te proponemos algunas claves para cuidar la piel sensible de la embarazada en invierno.

Consejos para cuidar la piel sensible de la embarazada en invierno

La piel de la embarazada sufre importantes cambios como consecuencia de las alteraciones hormonales de su organismo. Además, el frío y los vientos potencian aún más estos procesos.

A continuación, te detallamos algunas claves para cuidar la piel de la embarazada en invierno.

1. No abusar de la exfoliación

La piel de la embarazada es más sensible y tiene mayor predisposición a desarrollar hiperpigmentación. Además, el frío y el viento durante el invierno actúan como agentes agresivos contra ella. Por ende, no se recomiendan las exfoliaciones constantes, como peelings con ácidos, cremas con microgránulos o microdermoabrasión con puntas de diamante.

2. Aplicar protector solar

La hiperpigmentación es la presentación más frecuente del embarazo debido a las alteraciones hormonales. Incluso, sucede desde el primer trimestre del embarazo en áreas que ya están pigmentadas (pezones, areola y áreas genitales).

El cloasma se observa en el 45 a 75 % de las mujeres embarazadas, con mayor frecuencia en las regiones malares o en la frente.

Se recomienda el uso de protector solar en el rostro y en las zonas del cuerpo que estén expuestas. Además, se debe aplicar cada 2 horas para su mayor efectividad.

Usar protector solar y geles ayuda a mantener la piel hidratada para protegerla de los factores climáticos y de la aparición de acné, entre otras afecciones.

3. Usar geles limpiadores a diario

El aumento de la función de las glándulas sebáceas en el tercer trimestre puede conducir a la producción de acné y al agrandamiento de las glándulas sebáceas en la areola. Por eso, el uso de geles limpiadores suaves, de manera diaria, contribuye a evitar el desarrollo de este tipo de lesiones.

4. Utilizar hidratante labial

No solo la piel tiende a secarse en la estación de más frío, sino también los labios, que pueden sufrir sequedad, queilitis o diversas lesiones. Los bálsamos labiales son una buena opción para mantenerlos hidratados. Incluso, existen algunos con filtro solar que se pueden utilizar de forma diaria.

Las mantecas de cacao o mantecas de karité tienen vitaminas y ácidos grasos saludables que las hacen imprescindibles para la piel de la embarazada en invierno.

5. Humectar la piel en forma constante

La piel de la embarazada en invierno tiende a secarse aún más por su mayor sensibilidad. Por lo tanto, las cremas humectantes con vitamina A, vitamina E, alantoína y urea son una indicación absoluta. Además, contribuyen con la prevención de estrías gravídicas y mantienen la barrera protectora natural de la piel indemne y funcional.

6. Evitar la formación de estrías

Las estrías gravídicas se generan en hasta el 90 % de las mujeres durante el sexto y el séptimo mes de gestación. Se trata de roturas parciales de las estructuras propias de la piel que aparecen con mayor frecuencia en el abdomen, en los senos y en los muslos.

Para evitar su aparición se recomienda el uso de cremas humectantes desde el primer momento del embarazo. La aplicación debe ser constante y diaria en todo el cuerpo.

7. Baños con agua templada

Se deben evitar las duchas con agua muy caliente debido a que pueden provocar hipotensión arterial, además de secar la piel y barrer la capa lipídica protectora y natural.

Los baños deben ser cortos y una vez finalizados, es el momento ideal para hidratar la piel con alguna emulsión humectante.

Bañarse con agua templada es lo más recomendado durante el embarazo. Luego, es ideal hidratar la piel con alguna crema humectante.

8. Optar por la ropa holgada y las telas suaves

En las mujeres embarazadas aumenta la sudoración, por lo que se recomienda la elección de prendas de vestir holgadas y que sean 100 % de algodón o que estén confeccionadas con telas suaves.

Durante la gestación puede surgir una picazón característica de este período, influenciada por la misma piel seca del invierno. La elección de la ropa contribuye para la prevención de estas manifestaciones.

9. Usar jabones adecuados

El estado gravídico y el invierno son dos factores que tienden a generar alteraciones en la piel, incluida la sequedad. La elección de jabones cremosos o con un pH cercano al de la piel es una buena alternativa para mantenerla óptima.

10. Elegir productos cosméticos hipoalergénicos

Para el cuidado durante el embarazo es preferible optar por productos hipoalergénicos que contengan agentes activos de alta calidad para limpiar y nutrir la piel. Por otra parte, se deben evitar aquellos que contengan fragancias, alcohol, parabenos, colorantes, sulfatos o sustancias que provoquen reactividad sobre la superficie cutánea.

La piel de la embarazada y el invierno

El embarazo es un período en el que más del 90 % de las mujeres presenta cambios complejos en la piel que pueden tener un gran impacto. El invierno suele tener una influencia negativa en ella, por lo que se deben poner en práctica determinadas medidas de cuidado e higiene, especialmente en esta época.

Te podría interesar...
Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo


  • Barankin B, Silver SG, Carruthers A. The skin in pregnancy. J Cutan Med Surg. 2002 May-Jun;6(3):236-40. doi: 10.1177/120347540200600308. Epub 2002 Apr 15. PMID: 11951128.
  • Kroumpouzos G, Cohen LM. Dermatoses of pregnancy. J Am Acad Dermatol. 2001 Jul;45(1):1-19; quiz 19-22. doi: 10.1067/mjd.2001.114595. PMID: 11423829.
  • Motosko, Catherine C et al. “Physiologic changes of pregnancy: A review of the literature.” International journal of women's dermatology vol. 3,4 219-224. 21 Oct. 2017, doi:10.1016/j.ijwd.2017.09.003
  • Yang CS, Teeple M, Muglia J, Robinson-Bostom L. Inflammatory and glandular skin disease in pregnancy. Clin Dermatol. 2016 May-Jun;34(3):335-43. doi: 10.1016/j.clindermatol.2016.02.005. Epub 2016 Feb 11. PMID: 27265071.