Así afecta una ola de calor durante el embarazo

Los riesgos de la exposición a una ola de calor durante el embarazo aumentan, tanto para la madre como para el bebé. Te contamos todo al respecto.
Así afecta una ola de calor durante el embarazo
Sandra Golfetto Miskiewicz

Escrito y verificado por la médico Sandra Golfetto Miskiewicz.

Última actualización: 06 agosto, 2022

El cuerpo humano es un sistema muy complejo, capaz de adaptarse a múltiples situaciones de estrés para mantenernos vivos. Pero, ¿qué sucede cuando se trata de dos personas? ¿Cómo afecta la ola de calor durante el embarazo a la salud de la madre y del bebé en desarrollo? Te lo contamos en esta nota.

En los últimos años, se constató un aumento en las temperaturas a nivel mundial como consecuencia del cambio climático. Principalmente en el hemisferio norte, siendo algunos de los países de Europa Occidental y el Reino Unido los más afectados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) registró más de 1.700 muertes en lo que va de 2022 por esta causa.

Si estás en la dulce espera, este artículo puede ser de tu interés. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo se adapta el cuerpo humano al calor?

El cuerpo humano mantiene su temperatura interna en un rango estable, que promedia los 36 – 37 °C. Cuando el sistema detecta valores por encima o por debajo de los anteriores, enciende un sistema de termorregulación, que consta de 2 respuestas principales:

  • La sudoración: cumple la función de enfriar el cuerpo desde afuera. Las glándulas sudoríparas reciben la señal de ponerse en marcha desde el cerebro y a través de los nervios. Con la edad, dichas glándulas empiezan a disminuir en cantidad y nos vuelven más susceptibles a los efectos del calor.
  • La vasodilatación periférica: cuando la temperatura del organismo sube, las venas y las arterias se dilaten para transferir calor del centro del cuerpo hacia la periferia. Así, vemos que la piel se torna roja y caliente y aumenta la frecuencia cardíaca.
En el embarazo se incrementa el flujo sanguíneo, así como los niveles hormonales. Por ese motivo, al aumentar la temperatura del cuerpo, la sudoración también es mayor, sobre todo ante las altas temperaturas.

Consecuencias de una ola de calor durante el embarazo

Durante el embarazo, la temperatura corporal aumenta debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo. Si a esto se le suma una ola de calor, tanto la madre como el bebé son vulnerables a los efectos negativos del calor. Por eso, en esta etapa se deben tomar recaudos adicionales para prevenir las siguientes consecuencias.

Consecuencias agudas

La mujer embarazada puede experimentar incremento del edema gestacional, sufrir un síncope (desmayo), padecer calambres con mayor frecuencia o desarrollar un golpe de calor.

También, aumenta el riesgo de agravamiento agudo de las enfermedades crónicas cardiovasculares, renales y psiquiátricas, como los accidentes cerebrovasculares (ACV) o la formación de coágulos de sangre.

Nacimiento prematuro 

A partir de una combinación de los efectos del calor y los desajustes en el sistema de termorregulación, el organismo de la gestante se estresa. Por ende, aumenta la liberación de cortisol, de oxitocina y de prostaglandinas, que son las hormonas que inducen las contracciones uterinas.

Pero, ¿qué ocurre con el bebé? Cuando la temperatura corporal de la madre aumenta, la del bebé también. Pero a diferencia de la mujer, el feto solo puede liberar el calor a través de la placenta y del cordón umbilical. Esto causa que la madre sude y que su organismo tienda a retener la mayor cantidad de agua posible a través de los riñones. A la vez, este mecanismo de “ahorro hídrico” activa los receptores uterinos de oxitocina y de vasopresina, lo que aumenta las contracciones.

Todo lo anterior se traduce en un mayor riesgo de desarrollar un parto prematuro, sobre todo en las etnias afroamericanas.

Muerte fetal 

Otra de las consecuencias graves de las olas de calor es la muerte del bebé, por lo que es preciso tomar las medidas pertinentes a tiempo y no diferir la consulta al obstetra.

El bajo peso al nacer puede ser una consecuencia a largo plazo de la exposición a una ola de calor. Esto se define cuando el pequeño nace con menos de 2500 gramos.

Consecuencias a largo plazo

Además de los efectos inmediatos de la ola de calor en la mujer embarazada, existen algunas consecuencias a mediano o largo plazo. Estas deben ser tenidas en cuenta y prevenidas, siempre que sea posible.

Bajo peso al nacer

Se habla de bajo peso al nacer cuando el bebé nace con menos de 2500 gramos. Esto puede ser la consecuencia de la redistribución de la sangre desde el interior hacia la periferia para liberar el calor. Es decir, llega menos sangre a la placenta, pues es prioridad regular la temperatura de la mamá y disipar el calor a través de la piel.

Si la exposición a las altas temperaturas es constante y prolongada, el bebé recibirá menos nutrientes de lo necesario y esto impactará directamente sobre su crecimiento.

Anomalías congénitas

Las anomalías congénitas son aquellos defectos en la conformación del organismo del bebe que ocurren en la vida intrauterina. Entre las más frecuentes se describen las anomalías cardíacas (como los defectos del septo atrial o ventricular y la trasposición de grandes vasos) y las más atípicas son los defectos del tubo neural o la hipospadias.

¿Como prevenir las consecuencias de la ola de calor durante el embarazo?

Prevenir los efectos nocivos de las altas temperaturas es una estrategia fundamental durante el embarazo. A continuación, te dejamos algunas recomendaciones para cuidarte durante una ola de calor.

  • Evita la exposición prolongada a las altas temperaturas. Incluso, si el calor en el hogar es muy intenso, dirígete a algún sitio con aire acondicionado, como supermercados o tiendas.
  • Mantén una adecuada hidratación. Bebe abundante cantidad de agua u otros líquidos o comestibles refrescantes (jugos, frutas en trozos, sopas, entre otros) para recuperar el agua perdida por la sudoración. Recuerda llevar una botella de agua si se va a salir a la calle.
  • Haz pausas en la sombra o en los lugares con aire acondicionado. Sin importar la actividad que realices, toma unos minutos de descanso para hidratarte y bajar la temperatura corporal.
  • Utiliza ropa ligera, gorras, sombreros y lentes de sol. Esto te permite estar lo más fresca posible y cubrirte del sol.
  • No te olvides del protector solar.

A pesar de buscar los lugares frescos, debes tener en cuenta que no es conveniente exponerse a los cambios bruscos de temperatura. Es decir, tomar duchas de agua helada o abrir la nevera si vienes de la calle o acabas de realizar ejercicio físico.

Toma estos recaudos y ¡disfruta de tu embarazo a pleno!

Te podría interesar...
La hidratación en la mujer embarazada
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La hidratación en la mujer embarazada

Garantizar un buen estado de hidratación en la mujer embarazada es clave para mejorar la salud del feto y evitar problemas.



  • Paho.org. Olas de calor y salud. Organización Panamericana de la Salud OPS. [Última actualización: 2020; citado en: 24 de Julio de 2022]. Disponible en: paho.org/es/campanas/olas-calor-salud
  • Who.int. Cambio climático y salud. Organización Mundial de la Salud (OMS). [Última actualización: 30 de oct de 2021; citado en: 24 de Julio de 2022]. Disponible en: www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/climate-change-and-health
  • Jean-Jacques Vogt. Capítulo 42: Calor y Frío. En: Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo. Madrid, España: INSST; 2021. p 42.1-42.61. (II)(es)
  • Syed S, O´Sullivan T, Phillips K. Extreme Heat and Pregnancy Outcomes: A Scoping Review of the Epidemiological Evidence. Int J Environ Res Public Health. 2022 Feb; 19(4):2412
  • Cdc.gov. Heat-Reproductive Health. The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH). [Última actualización: 20 de abril de 2017; citado en: 24 de Julio de 2022]. Disponible en: www.cdc.gov/niosh/topics/repro/heat.html
  • Nct.org.uk. Hot weather and high body temperature during pregnancy. Nct. [Última actualización: abril de 2018; citado en: 24 de Julio de 2022]. Disponible en: https://www.nct.org.uk/pregnancy/worries-and-discomforts/common-discomforts/hot-weather-and-high-body-temperature-during-pregnancy#:~:text=Yet%20warmer%20weather%20can%20certainly,to%20keep%20cool%20when%20pregnant.