El miedo a Papá Noel y los Reyes Magos

Corina González · 8 diciembre, 2019
La presencia de Papá Noel y los Reyes Magos puede ser perturbadora en algunos niños ¿Por qué ocurre esto?

En la época navideña ya es costumbre dejar como recuerdo la típica foto junto a los personajes que desde siglos han creado ilusión y felicidad en millones de niños alrededor del mundo, pero no siempre son sonrisas las que quedan plasmadas en ellas. El llanto puede aparecer por el miedo a Papá Noel y los Reyes Magos.

Si el niño tiene corta edad, debemos entender que todo lo nuevo puede causarle miedo, mucho más si son personas ajenas a su entorno y visten de forma muy diferente de quienes lo rodean. Los colores llamativos de sus trajes, junto a los rostros cubiertos, pueden causarle intranquilidad.

Debemos tener presente que estas son costumbres impuestas por los adultos en todo el mundo, por lo que su aceptación por los pequeños depende, en buena medida, de cómo los padres le han presentado a estos personajes. Si no les inculcamos seguridad y valor en sí mismos a nuestros hijos, el temor ante las cosas más simples se hará cotidiano.

Aquí te proponemos varias ideas para que tus pequeños mantengan la alegría en estas festividades y dejen de lado el miedo que puedan sentir ante estos emblemáticos personajes.

Cómo superar el miedo a Papá Noel y los Reyes Magos

Todo ser humano experimenta temor. A medida que se acumulan experiencias, este se superará en algunas cosas y aparecerá en otras. Los niños en edades comprendidas entre los 6 meses y hasta, aproximadamente, los 3 años de edad se atemorizan con facilidad ante lo nuevo y desconocido.Niña con miedo a Papá Noel y los Reyes Magos.

Lo mejor que podemos hacer es comprender y respetar esos miedos que puedan sentir en su momento hacia Papá Noel y los Reyes Magos. Como padres, debemos evitar poner a los niños en una posición incómoda o forzarlos a estar cerca de cualquier individuo si no quieren, y mucho menos obligarlos a darles un beso o demostraciones de afecto, ya que esto podría causar en ellos una reacción contraria a la alegría que se espera en ese momento.

Cada niño tiene una manera propia de reaccionar y desenvolverse, por lo que todos no se comportarán ante Papá Noel y los Reyes Magos de la misma forma, y es normal que algunos pequeños tengan miedo a estos personajes y a variados elementos de la vida cotidiana, como los ruidos fuertes, animales, personas extrañas, a la oscuridad, entre otros.

Cuéntales sobre Papá Noel y los Reyes Magos

Una manera de lograr que los niños se familiaricen con lo desconocido es a través de charlas dedicadas y personales. En este caso puntual, podemos compartir con ellos las experiencias felices que tuvimos nosotros en la niñez e incluso complementar las mismas con lecturas de cuentos de Navidad.

Películas divertidas y con mensajes de paz y unión en donde se puedan detallar a los personajes tradicionales de estas épocas festivas ayudan mucho a que luego los pequeños puedan identificar sus nombres según su apariencia y, así, no les cause impacto al verlos.

De igual manera, es importante explicarles cuál es el propósito de Papá Noel y los Reyes Magos durante la Navidad para que comprendan que no hay motivos para sentir miedo.

Con lo antes dicho, podemos preparar a los niños ante un posible encuentro y, en consecuencia, no sentirán miedo a Papá Noel y los Reyes Magos, sino que, por el contrario, su percepción de ellos se irá modificando positivamente y, en lugar de temor, la emoción y alegría se manifestará al verlos.Niños disfrazados de los Reyes Magos para superar el miedo.

Actividades lúdicas

Como complemento a las lecturas o vídeos sobre los personajes navideños, podemos realizar diferentes actividades con Santa o los Reyes como protagonistas. Cuando los niños estén entre los 18 meses y 3 años de edad, podemos hacer junto a ellos divertidas tardes de pintura y dibujos con plantillas de estos personajes, para que, así, se familiaricen con las figuras y las puedan identificar más adelante.

La vestimenta de estos personajes es algo que puede resultar extraño para los niños, por ello, una buena opción para que no sientan rechazo a estos atuendos es jugar a los disfraces que, además de ser divertido, los ayudará a prepararse cuando alguna persona lleven esos coloridos y brillantes trajes.

El miedo a Papá Noel y los Reyes Magos y a cualquier otra cosa simple y cotidiana es una emoción que la mayoría de los niños no sabe controlar. Los padres deben estar allí junto a ellos para enseñarles cómo pueden superar los temores, siempre haciendo hincapié en lo positivo y en la capacidad de superación del individuo, nunca a través del regaño o del castigo.